Estamos en época de concienciarnos ante los excesos del verano, un momento en el que también somos conscientes de que hay que cuidar un poco mejor la salud. Es también entonces cuando muchos se plantean hacerse con un wearable, y uno de los mejores para iniciarse a un precio rompedor, ya que ronda los 30 euros, es la nueva Honor Smart Band 5 que acaba de aterrizar en España.

Esta pulsera inteligente tiene todo lo que hace falta para empezar (y somos sinceros, también para utilizarla cuando ya somos mucho más pro) a controlar nuestra actividad deportiva pero, no sólo eso, sino también nuestros hábitos de vida saludable.

Honor Smart Band 5

En el plano técnico, cuenta con características como una pantalla rectangular curvada, que se adapta cómodamente a la muñeca, con tecnología AMOLED de 0,95 pulgadas y 282 ppp. Ofrece conectividad NFC, una batería de 100 mAh, que puede parecer poco pero es que es capaz de rendir hasta 14 días con una sola carga, un peso de apenas 22,7 gramos y ocho esferas personalizadas para adaptar lo que vemos en pantalla a nuestros gustos o estilo. Conectada al smartphone, también nos permite recibir notificaciones de llamadas, mensajes y otras aplicaciones cómodamente en la muñeca con una discreta vibración para consultarlas en la pantalla sin tener que sacar el móvil.

¿Qué puedes hacer con la Smart Band 5 de Honor?

Para empezar, puedes nadar. Esta pulsera es capaz de sumergirse hasta 50 metros y, además, monitorizar el ejercicio de natación para contar con estadísticas de nuestros entrenamientos sin problemas. Evidentemente no es el único ejercicio que se puede hacer con ella ya que cuenta con la posibilidad de registrar deportes al aire libre como correr, andar o hacer ciclismo, pero también – ahora que viene el tiempo más fresquito – cuando estamos en el gimnasio, ya que se puede también medir nuestro rendimiento en la cinta de correr, la bici estática o en entrenamiento libre. Además, podemos salir con ella y olvidarnos del móvil ya que cuenta con su propio GPS por lo que al volver a casa y sincronizarla, tendremos en su app para móviles Android o iOS (o en la que usemos para controlar nuestro entrenamiento) todos los datos de nuestras caminatas, carreras o rutas -distancias, velocidad, etc-, que también incluirán calorías quemadas, intervalos y, en el caso de la natación, SWOLF promedio para diversos estilos.

Honor Smart Band 5

Y sí, también nos medirá el pulso, en reposo y durante la actividad

Y es que entre estos datos que recoge de nuestros entrenamientos, y en realidad, en cualquier momento del día, está también la posibilidad de llevar un control permanente de nuestro ritmo cardíaco. Esto lo hace a través del sensor TruSeen 3.0 que ha doblado su precisión frente a su anterior versión. Por lo tanto, tenemos una medición más precisa y continuada, las 24 horas, del pulso para el que, si lo necesitamos, podemos establecer alertas cuando se dispara de forma anómala para poder actuar convenientemente. Además de esto, también es capaz de monitorizar el nivel de oxígeno en la sangre (Sp02), lo que es una novedad frente a su anterior versión que no tenía esta cualidad.

Honor Smart Band 5

Vigilando nuestra salud… incluso cuando dormimos

Muy relacionado con este sensor está también la tecnología TruSleep de monitorización de sueño, que permite identificar hasta seis trastornos comunes como apneas y similares, ofrece sugerencias para mejorar la calidad de nuestro descanso, para lo que también se ha eliminado el parpadeo del LED del sensor por la noche y así, no molestar a los más sensibles a los destellos cuando duermen.

Resumiendo: batería de dos semanas, múltiples registros para deportes al aire libre o a cubierto, capaz de acompañarnos en la piscina, monitorización del pulso 24/7 y de la calidad del sueño, NFC, GPS independiente, diseño ergonómico y ligero… y todo por 30 euros. Es por ello que la Honor Smart Band 5 es un producto recomendado tanto para aquellos que quieren iniciarse y buscan un wearable completo y económico, como para muchos «pro» dado que no van a echar en falta ninguna función esencial para sus entrenamientos.