Tipos de carga rápida (SuperVOOC, Dash Charge, Quick Charge) ¿Cuál es mejor?

Móviles

Hoy en día la carga rápida se ha convertido en un estándar en todos los topes de gama del mercado. Sin embargo, cada marca suele usar su propio sistema y entre uno y otro puede haber bastantes diferencias. Vamos a analizar los diferentes tipos de carga rápida de Qualcomm, Samsung, Huawei, Apple, OPPO, OnePlus y MediaTek.

La mayoría de los móviles que hoy por hoy podemos comprar en tiendas cuentan con la tecnología Quick Charge de Qualcomm, pues es el sistema de carga rápida que ofrecen sus CPUS, las más presentes en los teléfonos que tenemos en nuestros bolsillos. Sin embargo, hay muchas diferencias entre los tipos de carga rápida de cada fabricante, como mostramos a continuación.

Qualcomm: Quick Charge

El sistema de carga rápida más extendido. Actualmente vamos por la versión 4.0, que presume de cargar el teléfono reduciendo el calentamiento del mismo hasta en 5º. Este sistema de carga ofrece cinco minutos de carga para obtener cinco horas de autonomía y es capaz de llenar la batería del móvil por completo en 100 minutos.

Samsung: Adaptive Fast Charge

Un sistema de carga algo más lento que el de Qualcomm. De hecho se basa en Quick Charge 2.0 y es capaz de cargar la batería al 100% en 105 minutos. De entre todos los sistemas de carga rápida para smartphones, la tecnología de Samsung se coloca en el centro de la tabla, ni muy rápida ni muy lenta.

sistema carga rapida

Huawei: Super Charge

La mejor opción a día de hoy. Huawei da tal importancia a las baterías de sus móviles que incluso ha inventado un sistema de carga inversa por medio del cual el Huawei Mate 20 Pro es capaz de cargar otros smartphones. en términos de velocidad, Huawei Super Charge es capaz de rellenar por completo la batería del móvil en 73 minutos, es decir, poco más de una hora. Esta tecnología usa 5 voltios y 4.5 Amperios y es compatible con Qualcomm Quick Charge.

Apple: Fast Charge

El sistema de carga rápida del iPhone está basado en el estándar USB Power delivery, requiere de un cable lightning y un adaptador de corriente USB-C de Apple de 29, 30, 61 u 87 W o un adaptador de corriente USB-C equivalente de otro fabricante que admita la fuente de alimentación USB (USB-PD).

Según los datos más recientes, este tipo de carga rápida permite llenar de energía el iPhone en 125 minutos, algo más de dos horas y una hora más que el sistema propuesto por Huawei.

OPPO: Super VOOC

Super VOOC es el gran arma de OPPO para vencer a sus contrincantes en el campo de la batería. En lugar de aumentar el voltaje, se aumenta el amperaje para evitar el sobrecalentamiento del móvil y no limitar la vida útil de la batería. Es uno de los sistemas de carga rápida más veloces pues, según la propia compañía, es capaz de cargar el 100% de la batería en 15 minutos gracias a un sistema de impulsos de carga de baja tensión de 5 voltios, una de las diferencias respecto a otras soluciones que trabajan con hasta 19 voltios.

carga rápida Super VOOC

OnePlus: Dash Charge

Pese a los diferentes problemas legales de OnePlus por el uso de la marca Dash Charge, la compañía sigue llamando así a su sistema de carga rápida en Europa. En este caso logramos en 80 minutos la carga completa del smartphone, algo que probablemente cambie con la llegada del OnePlus 6T y los nuevos ajustes de energía de Android 9 Pie.

MediaTek: Pump Express

Por último tenemos el sistema más lento, implícito en procesadores de MediaTek, por lo que es habitual encontrarlo en teléfonos de gama media y gama baja. Sigue el mismo principio que Quick Charge de Qualcomm y ha sufrido varias revisiones en su historia. En la actualidad los smartphones equipados con Pump Express recargan por completo la batería en 144 minutos.

Escrito por Miguel Martínez