Por qué el teléfono ha dejado de cargar de repente

Muchas veces se da el caso de que, al enchufar el smartphone a la corriente, el teléfono no comienza a cargar. Pero, ¿es problema de este componente, del cargador o es fallo del propio terminal? Antes de sacar la peor conclusión posible debes saber que, en la gran de mayoría de casos, el problema para cargar la batería del móvil viene dado por un motivo que suele tener una solución bastante sencilla.

Pueden darse diferentes problemas, como que el cargador tenga alguna pequeña rotura en el hilo del cable de carga, un problema en el puerto de carga de tu teléfono o algún fallo en la batería. Por eso, nosotros te vamos a enseñar a identificar la raíz del problema. Por lo que haremos un repaso a una serie de pasos para saber qué hacer si el móvil no reconoce el cargador o si no está cargando correctamente.

No te desesperes y déjalo cargando

Si tu móvil no carga y está completamente descargado, puede darse que no llegue a responder cuando lo enchufes al cargador. Y tienes que saber que si intentas continuamente encenderlo solamente harás que tarde más tiempo en dar señales de vida. Así que ten paciencia y déjalo un rato, ya que los smartphones tienen un sistema de protección que bloquea su uso para evitar que la batería llegue al cero por ciento real de carga.

movil cargando

¿Cómo es posible esto? Y es porque, técnicamente, cuando nuestro dispositivo se apaga no significa que se quede sin batería, puesto que en realidad todavía sí tiene algún mAh todavía. En el caso de que realmente se haya quedado bajo mínimos, tienes que ser consciente de que este componente podría haber sufrido daños irreversibles.

Por eso, os recomendamos esperar al menos entre veinte y treinta minutos para comprobar si finalmente se enciende de nuevo. Esto es básicamente porque la batería hasta que no se haya cargado por encima de cierto límite no podrá encenderse. Si tras ese tiempo no da señales, prueba a dejarlo unas horas más.

Aunque, a lo mejor la solución pasa por calibrar la batería. Y es que, en muchas ocasiones tardará más tiempo o, incluso, tendrá cortes, por culpa de que no está calibrada. Para lograrlo deberás seguir estos pasos:

  • Conecta el móvil al cargador hasta que la carga llegue al máximo. Aunque, es mejor que los dejes unos más.
  • Al completarse, desconéctalo y úsalo hasta que la energía se descargue y el smartphone se apague.
  • Después, deja que el móvil se quede sin carga durante 5-6 horas (puedes aprovechar una noche). De esta manera, se elimina cualquier tipo de carga residual.
  • Tras la espera, vuelve a conectarlo al enchufe y deja que se llene su energía por completo. Después, comprueba si alcanza el máximo nivel.

¿Culpa del cargador o del enchufe?

Uno de los problemas más comunes es que el cable USB con el que conectamos nuestro smartphone está dañado y no se puede apreciar exactamente donde lo está. Esto se da en la mayoría de ocasiones porque estamos acostumbrados a llevarlo a todas partes, lo enrollamos o doblamos de mala forma y con el paso del tiempo se va deteriorando.

movil cargando en un enchufe

Así que vamos a suponer que es culpa de nuestro cargador de móvil. ¿Qué debemos hacer? Lo primero que deberemos hacer será cargar otro dispositivo diferente utilizando el mismo cargador. En el caso de dar respuestas puede que esto no sea el problema. Si no funciona, intenta probar otro cargador que cuente con unas características similares que tengas por casa. En el caso de funcionar, significaría que va siendo hora de comprarse uno nuevo porque el nuestro está roto.

Por último, podemos hacer la prueba en otro enchufe, porque en muchas ocasiones no nos hemos dado cuenta y no funciona. Así que, conecta tu teléfono al ordenador a través del mismo cable USB que utilizas en el cargador. Si en tu caso no se pueden separar, usa otro cable que tengas por casa. También puedes asegurarte de que otros dispositivos sí se encienden o conectan en ese mismo enchufe, para poder ir descartando opciones.

Limpia el puerto

Después de probar las siguientes opciones que os daremos más adelante, vamos a comprobar que el puerto USB del smartphone esté bien. Puesto que el conector de carga es una parte fundamental de este elemento interno, y si tiene algún defecto o daño, podría hacer que la batería no llegue a cargar correctamente. Por tanto, lo único que podremos hacer por nuestra cuenta será eliminar con cuidado la suciedad.

móvil puerto de carga

Pero, ¿tanto influye la suciedad? La respuesta es sí, pues estamos acostumbrados a llevar los móviles en bolsillos, bolsos o mochilas, lugares en los que el polvo podría bloquear la conexión. Para poder limpiarlo bien, sopla o inserta algún objeto fino para poder deshacerte de la suciedad que se haya podido acumular al fondo de la apertura. Si vuelves a conectar el terminal y sigue sin cargar, no te preocupes, el problema podría ser otro.

Revisa el adaptador

También cabe la posibilidad de que no sea culpa ni del móvil ni del cargador. Por lo que, tendríamos que asegurarnos de que el adaptador a la corriente que tenemos no está dañado. Para comprobarlo, solamente tendremos que enchufar el cable USB al teléfono en un extremo y al ordenador en otro extremo. Si reconoce el dispositivo y todo funciona con normalidad es que el problema está en el adaptador, ya que es común que se estropeen por uso, sobrecalentamiento o simplemente estamos usando uno que no es de muy buena calidad y su vida útil es mucho más corta.

Puede ser problema del móvil o la batería

En el caso de que la culpa no sea ni por parte del adaptador de corriente ni del cable de carga, lamentablemente la raíz del problema está en nuestro teléfono. Por lo que os enseñaremos dos posibles casos más: la vida útil de este componente ha llegado a su fin, es decir, la batería del móvil no funciona o, también, puede ser culpa del propio teléfono.

batería móviles Xiaomi

Comprueba su salud

Para nuestra desgracia, estos componentes se van degradando con el paso de los años y será aún mayor si no cargamos correctamente nuestro terminal, ya que, además de durar menos horas de encendido, también pueden darnos diferentes problemas durante la carga. Será muy fácil comprobar el estado de la batería si tu teléfono tiene carcasa extraíble, aunque ya no es lo habitual.

Una vez lo hayas hecho, solamente tendrás que revisar si la batería está hinchada. En el caso de que sí lo esté, sí o sí ha llegado la hora de tener que cambiarla.

Si quieres saber cuál es la salud de la batería, os recomendamos descargar alguna de las muchas aplicaciones que nos encontramos dentro de Google Play. Aunque, podréis utilizar una que está creada específicamente para ver la velocidad de carga y demás detalles de este componente del teléfono:

El fallo es del móvil

Otra opción, que también es más común de lo que parece cuando el teléfono no carga, es el hecho de que alguno de sus componentes en su interior se ha dañado. Muchas veces puede darse el caso de que se nos ha caído el móvil y de primeras parece que está todo en orden, pero sin saberlo, hemos dañado algún conector del circuito interno o incluso alguna pequeña pieza que necesite ser cambiada. Por lo que nuestra alternativa será acudir a un servicio técnico.

Aunque, en otras situaciones puede haberse dado el fallo por culpa del software del teléfono. Por lo que deberemos comprobar si tenemos una actualización pendiente. Para ello, ve a Ajustes > Sistema > Actualizaciones de Android. Si en tu caso ha comenzado a darte problemas después de instalar una nueva versión, lo mejor será restablecer el teléfono.

Antes de esto, haz una copia de seguridad de todos los datos del móvil para que no pierdas nada. Después, dirígete a los Ajustes > Sistema > Opciones de restablecimiento > Borrar todos los datos (aunque, estos pasos podrán variar dependiendo de la capa de personalización del smartphone, así como de la versión de Android). Al pulsar sobre esa opción, confirma la opción e introduce la contraseña del terminal para que comience a ejecutarse.

¡Sé el primero en comentar!