Qué es la eSIM, cómo funciona y cuáles son sus ventajas frente a la tarjeta SIM de siempre

Móviles

Uno de los rumores que más se extendieron sobre los nuevos iPhone tenía que ver sobre la apuesta por la doble SIM. Ayer al final se desveló que, si bien en China el teléfono (y sus variantes XS Max y XR) vendrá con ranura para dos tarjetas físicas nanoSIM, en el resto de mercados lo que ofrecerá el nuevo iPhone XS es la combinación de una Nano SIM con una eSIM. También tenemos la llegada del Watch Series 4, el cual también disfrutará de soporte para la SIM Virtual. Pero, ¿sabes realmente qué es una eSIM?

Las eSIMs llegaron hace un tiempo a nuestras vidas pero siguen sin despegar del todo. Es por ello que es muy probable que sigas sin saber qué son exactamente, cómo se utilizan y sobre todo, qué ventajas tienen sobre las SIMs tradicionales. Vamos a resolverte todas tus dudas.

¿Qué es una eSIM?

La eSIM o SIM Virtual es una evolución de la tarjeta SIM que todos conocemos, reduciéndose casi a la mínima expresión. Así, en lugar de tener en el equipo de turno una ranura con una bandeja en la que se introduce, lo que encontramos en el dispositivo es un chip integrado, soldado a la placa base, al que se le asocia un número electrónico -digamos que de identificación. Este cambio tan radical no solo simplifica el proceso de estreno y uso de un smartphone o reloj inteligente con datos; también ayuda a ahorrar espacio, dando mayor libertad a los fabricantes para el diseño de sus equipos.

Evolución d tamaños de la tarjeta SIM

Como seguro recordarás, la tarjeta SIM ha pasado por diferentes estados desde que la conocemos, todos persiguiendo siempre una reducción de tamaño. Hemos visto así pasar de la tarjeta SIM propiamente dicha a la miniSIM, para después darle el paso a la microSIM y finalmente usar la actual nanoSIM. Ahora incluso este pequeño formato tiene los días contados, apostando por un concepto aún más pequeño y, sobre todo, más cómodo.

¿Qué ventajas tiene la eSIM?

Estas son las principales ventajas que te puedes encontrar al hacer uso de la eSIM o SimVirtual:

· Comodidad. Si quieres usar tu línea (con su tarifa correspondiente) en varios equipos, solo tendrás que asociarla con tu operador en el smartphone, tablet u otro gadget que te interese, sin tener que pedir duplicados ni sacar y meter una tarjeta SIM cuando quieras utilizar la conexión de tu línea en varios dispositivos.

· Versatilidad. Muy relacionado con el punto anterior, podrás olvidarte de tener que esperar a recibir una nueva tarjeta SIM cuando cambias de operador. Con una eSIM puedes simplemente desvincularte de una compañía y unirte a otra nueva en cuestión de nada con solo indicarle la numeración de la “tarjeta” a la compañía. Otra cosa, ojo con esto, será lo que tarde el operador en darte de alta y gestionar dicho cambio, pero ya se habrá eliminado con esto un paso intermedio.

Oneplus con badeja SIM abierta

· Más espacio. Esto es una ventaja para el fabricante que repercute en ti, claro. Al no contar con una tarjeta física, el dispositivo en cuestión no requiere del hueco para la bandeja donde se aloja, ahorrando espacio. este puede ser aprovechado para alojar otros componentes o simplemente para reducir el tamaño del equipo. Sí, se rasca muy poco pero viene a ser un ahorra de espacio parecido al que implica la desaparición del conector de 3,5 mm.

· Adiós al “pinchito”. El habitual accesorio que usamos para extraer la bandeja de la tarjeta SIM desaparece también. Si te has visto alguna vez en la tesitura de necesitarlo y no lo encontrabas, se acabó la pesadilla.

La tarjeta eSIM en España

Como decimos, por mucho que la idea del eSIM la hayamos escuchado desde hace tiempo, en España aún no está muy difundida. De hecho, solo hay dos operadoras que actualmente ofrecen soporte a esta tecnología. La primera de ellas (fue) es Orange, que ya se metió en faena con el Huawei Watch 2 4G y el Samsung Galaxy Watch. Ayer confirmó que mete otro reloj inteligente más en el saco -como ves, ni rastro de teléfonos-: el Apple Watch Series 4.

La otra operadora es Vodafone. También ayer compartió sus intenciones y hoy mismo hemos conocido sus planes con el Apple Watch Series 4. En el caso de la firma de rojo, el servicio permite mantener un número de teléfono operativo en cuatro dispositivos diferentes, pero por el momento, y al igual que su competencia, no hace mención alguna a los teléfonos, quedándose en el reloj.

Habrá que ver si con la la apuesta del iPhone por esta tecnología, el panorama cambia. Apple recuerda de hecho en la página de especificaciones de su teléfono que la eSIM “no es compatible con todos los operadores” y que la suya estará disponible a finales de año mediante una actualización de software. Comprobaremos entonces cómo responde al mercado aunque todo parece apuntar a que el principio del cambio es más que inminente. Algunos analistas auguran curiosamente que para el 2020 aún seguirá prevaleciendo la SIM, pero en una proporción mucho más igualada que ahora respecto a la eSIM, tecnología que debería coger carrerilla en los próximos dos años. Veremos si es así.

Escrito por Drita