El próximo flagship de LG llegará con una pantalla de 5,8 pulgadas

Android

Esta próxima semana comienza el IFA de Berlín y a buen seguro que va a ser una de las más movidas del año, con permiso de la MWC de Barcelona que suele celebrarse en el primer trimestre. Ahora, vuelven a llegar informaciones desde Asia en las que se hacen referencias cada vez más claras a un tope de gama de LG que podría llegar antes de acabar el año.

Claro, cuando tenemos tan reciente ese LG G4 que salió a la venta el pasado mes de abril, pues extraña un poco imaginar que los coreanos van a volver a la carga cuando casi no le ha dado ni tiempo a ese nuevo terminal a asentarse en el mercado.

Pantalla más grande

Esas informaciones sobre un nuevo tope de gama de LG apuntan en cuatro direcciones: la pantalla, su resolución, procesador-memoria y la cámara. En el primero de los aspectos parece que este nuevo dispositivo contará con un panel de 5,8 pulgadas, sensiblemente más grande incluso que el que llevan los nuevos Galaxy S6 edge+ y Galaxy Note 5.

Con tanta superficie a la que mirar, los coreanos han decidido mantener la resolución de su LG G4 y dejarla en los 2K que están usando los principales fabricantes en sus modelos más caros. De esta manera, quedaría en un 1.440×2.560 de resolución que es el siguiente salto al FullHD que muchos pensaban que era el límite para estos paneles.

LG Max

 

En la parte del procesador, se confirmaría que LG vuelve a confiar en Qualcomm y su Snapdragon 810 (corregido) para acompañarlos con 4GB de memoria RAM LPDDR4.

La cámara se vuelve Dual

De todas formas el detalle más controvertido de estas informaciones llega con la cámara, que en este nuevo LG que aterrizará antes de finalizar el año podría convertirse en un sensor Dual, dejando a un lado los soberbios resultados obtenidos por el LG G4 y sus 13MP que le han colocado, en muchos test, casi a la misma altura que otra de las grandes cámaras del mercado: la de los Galaxy S6.

De todas formas, aunque cuando pensamos en una cámara Dual nos acordamos de los penosos resultados de los HTC One M8, también hay ejemplos en los que sí han ha funcionado sin problemas (Huawei Honor 6 Plus) por lo que deberíamos dejarle tiempo a LG para que nos demuestre que esa elección tiene su fundamento.

Lo dicho, esta próxima semana podríamos conocer mucho más sobre este supuesto tope de gama que apuraría el año 2015 para llegar a las tiendas. ¿Creéis que es buena idea lanzar dos tope de gama en el mismo año? ¿Qué os parece?

También te puede interesar…

Escrito por José Luis

Fuente > Phandroid