El Apple Watch sigue llegando con cuentagotas, ¿la culpa está en las correas?

Escrito por José Luis
Apple

Que Apple está teniendo problemas para satisfacer la demanda que hay alrededor de su Apple Watch es una evidencia, y que además ésta ha servido para desarrollar las teorías más extravagantes sobre cuáles son las causas, también. Pero ahora, podríamos tener ante nosotros un indicio que podría marcar dónde realmente se está produciendo este problema que tiene a los de Cupertino mordiéndose las uñas porque no pueden vender tanto como podrían.

Algunos modelos tienen más retrasos

De acuerdo a informaciones que llegan desde distintos medios y otras fuentes encargadas de analizar las reservas del smartwatch de Apple, están llegando a la conclusión de que los de Cupertino podrían tener problemas serios de abastecimiento en ciertos modelos concretos.

Para que os hagáis una idea, los principales problemas se están concentrando en el Watch de acero inoxidable que en muchos casos no cuenta siquiera con una fecha estimada de envío: sus cuatro variantes con Link Bracelet, otros cuatro con las correas de piel y otros tantos con el Modern Bukle.

También te puede interesar…

Es más, hay un medio alemán que avisa de que se han producido cambios en la web de Apple con ciertos modelos del Watch Space Grey con correas de color oscuro, que habrían sufrido variaciones en la calidad (o diseño) de estas ‘bands’ solo perceptibles si se comparan las imágenes que se publicaron en el momento que se abrieron las reservas y las que ahora están disponibles en la tienda online.

Apple Watch.

Por último, es una evidencia que los modelos de aluminio que no son Space Gray están siendo enviados a sus compradores dentro de las fechas establecidas en las compras (ahora ya van por julio), mientras que los Watch negros que vienen precisamente con esas correas oscuras todavía arrastran retrasos considerables en las entregas.

¿Las correas tienen la culpa?

Es una teoría algo rebuscada y seguramente que no es así en su totalidad, pero es cierto que si entramos ahora mismo en un buen número de Apple Store de los países donde el Watch ya se vende (en teoría, porque hay tiendas donde no llegan ni siquiera las unidades de exposición, sobre todo las Space Gray), veremos que las correas de todas las clases tienen fechas de entrega que rondan las dos o cuatro semanas.

Si el problema estuviera en el Watch, seguramente que los que ya han conseguido uno podrían hacerse con otra correa para irla cambiando según el día pero de momento es imposible y en mercados como eBay, están alcanzando precios en subastas que llegan, en los modelos más básicos para el Watch Sport, a los 80 dólares, es decir, casi el doble de lo que cuesta en la tienda.

De lo que no hay duda es de que viendo los plazos que se están manejando en los países que ya tienen en sus tiendas los Apple Watch, a España acabarán llegando junto con los nuevos iPhone, en octubre. ¿Que no? Al tiempo.

Fuente: 9to5Mac