Google incluye Inbox en su programa de aplicaciones para el trabajo

software

Inbox es una de las aplicaciones que Google puso en marcha hace unos meses, en el tramo final de 2014, que ha sorprendido a todos por querer ser el sustituto de Gmail, el servicio de correo electrónico por definición y que pensábamos todos que era la principal apuesta de los de Mountain View. Pero parece ser que no ya que su estrategia con esta nueva ‘bandeja de entrada’ es cada vez más compleja.

Inbox es la bandeja de entrada inteligente de Google, esa que pretende cambiarnos por completo la forma de gestionar el correo electrónico toda vez que, por culpa de las herramientas de mensajería instantánea de los móviles, parece haber perdido mucho del empuje que tuvo hace algunos años. Así que la mejor forma de potenciarlo es adaptarlo a como creen en Mountain View que está empezando a utilizarse.

Ahora, Inbox llega al trabajo

Inbox, como sabéis, se mantiene todavía en una fase de prueba bajo invitación y aunque es muy sencillo obtener una, todavía hay que estar escribiendo a Google o a un usuario al que le quede alguna para poder probarlo. Pero además de esa invitación, aquellos encargados de sistemas de empresas que quisieran ponerlo a disposición de sus trabajadores, no podían hacerlo de forma corporativa por que no estaba disponible en ‘Apps for Work’ de Google.

Hasta hoy, que Google ha añadido ya a Inbox como una de esas opciones del programa de aplicaciones para el trabajo, que permite incorporar soluciones de los de Mountain View en el día a día de los trabajadores de una firma. Eso sí, como ocurre con los particulares, hace falta la invitación de Google para conseguirlo.

Inbox Aplicaciones para el trabajo de Google.

¿Cómo conseguir la invitación?

La forma de hacerse con una es parecida a la de los particulares ya que hay que enviar un correo electrónico a Google pidiendo la opción, en este caso, de dar entrada a todas las cuentas de nuestra compañía, que son las de los trabajadores que queremos incorporar. Como es obvio, esta operación solo podrá hacerla una persona, que es la que está a cargo de estas tareas en la compañía y se resume en escribir un email desde la cuenta de Gmail. Las invitaciones para utilizar Inbox desde el ámbito profesional empezarán a repartirse el próximo mes.

Hay que tener en cuenta que por la particularidad de Inbox, hay muchas herramientas que no tienen sentido cuando se usa profesionalmente, como son los filtros de redes sociales o de compras por lo que desde Mountain View ya han avanzado que este programa que se abre ahora servirá precisamente para crear nuevos patrones que les permitirán ofrecer criterios muchos más afines a los usos que pueden darse en el terreno profesional.

Y vosotros, ¿habéis probado ya Inbox? ¿Qué os parece?

Fuente: TechCrunch

Escrito por José Luis