Mystery Hidden Objects, un juego donde la atención es primordial

Análisis Aplicaciones

No todos los juegos tienen la acción y los gráficos en tres dimensiones como elementos principales. Hay muchos más disponibles y con temáticas de lo más diferentes, como por ejemplo los que buscan en el ingenio y la atención la motivación. Un ejemplo es el título Mystery Hidden Objects.

La sencillez es una de las notas predominantes en este juego, ya que no hay grandes dificultades a la hora de ir avanzando por cada uno de los menús y todo es intuitivo. Aquí hay que destacar que Mystery Hidden Objects no está traducido al español, pero como la dependencia del idioma no es grande no existe problema alguno. Es más, todo es tan intuitivo que los más pequeños de la casa pueden utilizarlo “tranquilamente”, y ciertamente es un juego que encaja perfectamente con ellos.

Inicio de Mystery Hidden Objects

Si se quiere hacer una comparación, este título es similar a los que tienen como objetivo encontrar las diferencias de dos imágenes, pero en este caso lo que se debe localizar son los objetos que se indican en la parte derecha de la pantalla. Por lo tanto, es la atención y paciencia lo que hay que utilizar para conseguir encontrarlos, algo que tiene todo el mundo pero que no es precisamente una virtud muy generalizada.

Niveles Mystery Hidden Objects

El juego Mystery Hidden Objects consta de varios niveles, que se tienen que ir superando con la mayor velocidad posible y cometiendo el menor número de fallos posibles para, de esta forma, sumar una mayor puntuación y conseguir un mayor número de estrellas (que es de lo que se trata, algo en lo que se parece a Angry Birds). Por lo tanto, la forma de jugar es de lo más simple: localizas los objetos y pasas al siguiente nivel, así de fácil.

Interfaz Mystery Hidden Objects

Atractivo, pero algo “escaso”

La verdad es que por la sencillez de este título no se debe dejar de reconocer que ofrece algunos detalles interesantes y atractivos. Por ejemplo, las imágenes en las que se “esconden” los objetos son realmente llamativas, con diseño de calidad y que tienen unas tonalidades que permiten no mostrar todo a simple vista. Por lo tanto, resultan perfectas para el juego, por lo que hay que felicitar a los desarrolladores (eso sí, en ocasiones se hacen repetitivas).

Acierto en Mystery Hidden Objects

El juego no tiene grandes gráficos, ni una banda sonora de “campanillas”, por lo que no se debe esperar que aquí se dé lo mejor que hay en el mercado. Quizá, lo único que se puede destacar en este apartado es que cuando se acierta en la localización de un objeto, para lo que simplemente hay que pulsar en la pantalla, aparecen unas estrellas verdes de aprobación. En caso de fallar, estas son de color rojo.

Mystery Hidden Objects incluye actualmente veinticuatro niveles a superar, aunque los creadores ya han indicado que este número aumentará en breve. Además, se añadirán nuevas acciones disponibles a las que ya existen. Estas van desde la posibilidad de aumentar el zoom de la imagen a pausar la partida si es necesario. Además, se está intentando añadir una nueva variante en el juego, lo que aumentará sus posibilidades de uso. Por cierto, es posible pedir ayuda al propio juego para localizar alguno de los objetos que no se localizan, evidentemente esto penaliza en lo referente a la puntuación, pero no deja de ser una ayuda que es de agradecer en algunos casos.

Nivel superado en Mystery Hidden Objects

Si deseas conseguir el juego Mystery Hidden Objects de forma gratuita, tienes la opción de conseguirlo desde Samsung Apps, si tienes acceso a esta plataforma, y, en caso contrario, puedes hacer lo propio en Google Play. En lo referente a los requisitos, hay que indicar que este título necesita de Android 2.2 o superior y un espacio libre de 45,71 MB, lo que no es mucho. Al probarlo, en terminales con un único procesador mononúcleo comprobamos que funciona a la perfección… por lo que no es precisamente un desarrollo exigente.

Tabla Mystery Hidden Objects

Enlace para conseguir Mystery Hidden Objects en Samsung Apps.

Escrito por Iván Martín