Xiaomi se supera y vende 330.000 smartphones en un día

Escrito por Raúl Masa
Móviles

Dicen que las modas son pasajeras, ¿pero hasta qué punto dejan de serlo para convertirse en algo habitual? Esto lo deben estar pensando muchos fabricantes chinos que por fin están consiguiendo tener una alta demanda interna de sus productos, aunque sin duda el gran reto será esos dispositivos al exterior y librar la batalla con todos los contrincantes en un mercado altamente competitivo.

Sea como sea, de momento Xiaomi se relame así misma como un gato saciado. Tiene muy claro que eternamente no podrá quedarse aislada en China haciendo ventas a gran escala y que tendrá que abrirse al resto del mundo, pero hasta que eso pase consigue buenas dosis de publicidad a base de unas ventas insuperables en cualquier otro país. La última gran machada la ha conseguido hace unos días en el “Día de los solteros”, una celebración muy popular en algunos puntos de Asia, y donde la compañía china consiguió vender la friolera de 330.000 smartphones.

En esta ocasión se trataba de tres terminales distintos, entre los que algunos ya habían batidos record de ventas con anterioridad. Así, el Xiaomi Mi3 vendió 110.000, por unos 110.000 también el Xiaomi Hongmi, y otros 110.000 el Xiaomi Mi2S. Además, habría que sumar otras 50.000 ventas del Xiaomi Box, un dispositivo que se utiliza a modo de televisión.

Logotipo de Xiaomi

Una locura

Xioami, conocido ya por algunos como la “Apple china”, sigue con su estrategia de ventas masivas para sorprender al mundo y que los medios especializados se hagan eco, y vaya si lo están haciendo. Y es que estos volúmenes de venta, algo ya habitual en los lotes que comercializan, se han convertido en la tónica habitual, y cada semana tenemos noticias de que se han producido estas ventas masivas.

Quizás todas estas ventas sean desmesuradas, o incluso haya ciertos matices en la información oficial que llega desde el lejano Oriente, pero la realidad es que se está convirtiendo en una costumbre lo de vender estas cantidades en cuanto salen a la venta. De hecho, su buen estado de forma lo demuestra con sus números, dado que de forma consecutiva ha sido capaz de vender más de 100.000 unidades de tres terminales diferentes.

El único “pero” tiene que ver con los compradores de fuera de China, ya que Xiaomi de momento quiere consolidar el mercado doméstico y apenas presta atención a los que quieren probar sus dispositivos fuera de sus fronteras. Por eso, cuando llegan de algún modo lo hacen con un precio algo mayor, por lo que el atractivo no termina siendo el mismo.