El Nexus 4 fue perdido en un bar hace un mes

Escrito por Iván Martín
Móviles

Se dice que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, y por lo visto es verdad. Se acaba de conocer gracias a una entrevista en la revista Wired que hace más o menos u  mes alguien (evidentemente, parte del grupo de desarrollo del nuevo terminal LG Nexus 4) se olvidó de un modelo de este teléfono en un bar de San Francisco… una historia muy parecida a la que en su momento se dio con iPhone 4 de Apple.

El dispositivo fue encontrado por uno de los camareros del local, que no lo identificó y, al no saber que hacer con el, se lo dio a uno de los patronos del establecimiento. Este, que sí se dio cuenta de forma instantánea de lo que tenía entre manos ya que es amante de la tecnología, tomo la decisión contraria a la que en su momento ocurrió con el teléfono de la compañía de Cupertino: habló con Google para comentarles lo ocurrido y, de esta forma, devolverles el LG Nexus 4.

De esta forma, no desveló ninguno de los secretos que celosamente guardaban en Google. Y, esto, ocurrió en un momento en el que los rumores respecto a los componentes, diseño y configuración del nuevo modelo Nexus se estaban generando de forma masiva. Un tipo muy honrado, no cabe duda.

La historia digna de un guion para una película

Si se lee la historia que se indica en Wired, la verdad es digna de un guion de Hollywood. El camarero que encontró el nuevo teléfono, llamado Jim Barton, indica que “no sé apenas nada de estos teléfono de última generación, no los distingo”. En la carcasa indicaba que era un producto no apto para la venta y, como no tenía tarjeta SIM, no vio forma de localizar al dueño. Por eso, “se lo di a mi jefe, Dave”.

Este lo reconoció inmediatamente y, en vez de intentar sacar partido del modelo perdido, llamó directamente a las oficinas centrales de Google. Al principio no le hicieron mucho caso, indicándole que sería un accesorio pero, debido a su insistencia respecto a que era un Nexus 4, finalmente la compañía mandó a un responsable… que se dio cuenta de lo que ocurría y que el encargado del bar estaba en lo cierto. “Estaba claro, Google había perdido un LG Nexus 4”.

El caso es que, finalmente, se llevaron el teléfono e, imaginamos, que están más que agradecidos a la honradez de estas dos personas. Como hemos dicho, un suceso digno de una película, ¿verdad?