¿El final de BlackBerry? Android y Apple ponen contra las cuerdas a RIM

BlackBerry

La situación sigue empeorando para RIM, que además de luchar contra el potencial tecnológico y las innovaciones de software de plataformas como iOS, Android y Windows Phone 8, tendrá que afrontar su futuro más inmediato con recortes de plantilla para minimizar las últimas pérdidas registradas.

Los analistas no son demasiado optimistas en el “caso RIM”. Y es que durante los últimos años los canadienses han visto cómo una compañía líder en el sector de la telefonía ha ido perdiendo cuota de mercado de una forma más que alarmante. La frenética evolución experimentada por el teléfono de Apple y los smartphones con sistema operativo Android han puesto contra las cuerdas a Research In Motion y a sus míticos terminales BlackBerry. Además, Microsoft se reinventaba hace un año con una renovación total de su plataforma, ahora Windows Phone, la cual tiene todo a favor para prosperar, especialmente con la llegada de los primeros modelos con Windows Phone 8, la última gran actualización del sistema. Esta tesitura coloca a la firma en peligro de extinción si no consigue remontar el vuelo.

En decadencia

El caso es que todas las esperanzas para que eso sucediese estaban depositadas en los futuros terminales BlackBerry 10. Sin embargo, un repentino cambio de planes ha terminado con un nuevo retraso en la producción de esta nueva generación de teléfonos BlackBerry. Los motivos son varios, aunque los principales están muy relacionados con los resultados económicos del fabricante. A nadie le extraña las recientes noticias que llegaban desde la nueva cúpula directiva. Y es que la salud económica de la multinacional empieza a resentirse después de los últimos resultados cosechados, con sus teléfonos BlackBerry perdiendo el interés del gran público, reduciéndose su venta un tercio respecto al mismo periodo del año pasado y los beneficios un 43%.

Retraso en la llegada de BlackBerry OS 10

La plantilla de trabajadores será una de las primeras afectadas por la debacle de la compañía. Según ha anunciado, RIM prescindirá en las próximas semanas de unos 5.000 puestos de trabajo. Este plan de ajuste de presupuesto será una de las causas del retraso de la nueva generación de terminales BlackBerry 10. Sin duda, un paso atrás obligado que los analistas ven como una muestra de la caída libre de RIM. Según las principales firmas de análisis de mercados, la intensa competencia del sector y el alto contraste que causa frente al hardware de los teléfonos BlackBerry puede acabar por ahogar la economía de Research In Motion hasta el punto de una escisión en las divisiones de la compañía. También se pronostica que otros grandes del sector como Facebook y Amazon aprovecharán la oportunidad de comprar para iniciar y potenciar su presencia en el mercado de la telefonía.

De la forma que sea, la situación de RIM puede volverse acuciante si no existe una reacción para amortiguar la caída puesto que los próximos meses sus competidores directos traen novedades en forma de iPhone 5, Windows Phone 8 y smartphones Android Jelly Bean movidos por hardware de prestaciones de infarto.

Escrito por Víctor Rodríguez