iPhone 4S, el primer terminal Bluetooth de bajo consumo

iPhone 4S, el primer terminal Bluetooth de bajo consumo

R. Arranz

Aunque no es una de las prestaciones más anunciadas del nuevo iPhone 4S de Apple, en su interior lleva un nuevo tipo de chip Bluetooth que le permite conectarse mediante esta tecnología inalámbrica usando muy poca energía. Es un dispositivo considerado “Bluetooth Smart Ready”, o mejor, Bluetooth 4.0.

Desde que los teléfonos inteligentes empezaran a tener tantas funcionalidades, grandes pantallas y diferentes formas de comunicación inalámbrica, la preocupación de los fabricantes ha pasado por optimizar el uso de las baterías. El camino que se ha recorrido en este terreno se ha dirigido a dos ámbitos: uno el de aumentar los mAh de la batería sin aumentar el tamaño de la misma y otro a reducir el consumo al mínimo a través de los procesadores. Por eso, cuando nos referimos al iPhone 4S y a su chip Bluetooth estamos hablando de un gasto energético mínimo.

El Bluetooth Special Interest Group (SIG) las mentes pensantes que se encuentran detrás de este sistema de comunicación inalámbrica, han dicho este lunes que todos los dispositivos que introduzcan este tipo de tecnología, Bluetooth 4.0, serán calificados como “Bluetooth Smart” y los que además permitan la comunicación entre ellos y con otros dispositivos serán calificados como “Bluetooth Smart Ready” (teléfonos, tabletas, ordenadores y televisores).

SIG-WEB

Casio ya ha comentado que introducirá un reloj en el mes de diciembre que será “Bluetooth Smart” y que contará entre sus capacidades con la posibilidad de conectarse a un smartphone para avisar al usuario, mediante sonido y vibración, de cuándo entra un correo electrónico o un mensaje de texto. Si hacemos un poco de memoria, Sony Ericsson ya tuvo esta misma idea hace unos cinco años, pero su reloj era muy pesado porque necesitaba una batería gigante que se tenía que recargar cada tres semanas.

Y Casio no ha sido la única multinacional que se ha pronunciado en este terreno. Nordic Semiconductor, una compañía noruega, ha dicho que utilizarán un chip inteligente Bluetooth en una cinta para medir el ritmo cardíaco de forma que los datos se transmitan directamente a un smartphone. Otros dispositivos que podrían introducir el “Bluetooth Smart” serían sensores para medir la glucosa en el caso de los diabéticos o sensores en las casas que pudieran comunicar, por ejemplo, si todas las ventanas están cerradas.

Además del iPhone 4S, pronto aparecerá en el mercado un Motorola Razr que también será “Bluetooth Smart Ready”. Un nuevo Razr que llevará una gran pantalla táctil y que no tendrá mucho en común con los modelos tipo concha que conocíamos de esta serie. Sin embargado, la compatibilidad del Bluetooth con Android estará muy limitada.