iPhone 4 : ejecutivo que robó datos saldrá bajo fianza de 330.000 euros

Escrito por Miguel Ángel Muñoz
Apple

El pasado mes de agosto Paul Shin Devine, ejecutivo de la dirección de compras de Apple, fue encarcelado por vender secretos industriales a proveedores asiáticos. Ahora puede salir bajo fianza, con la casa de su madre de Maryland como garantía.

Hasta este verano Paul Shin Devine, de 37 años, era un completo desconocido para todo el mundo. Trabajaba, eso sí, en la dirección de compras de Apple y manejaba cierta información privilegiada, pero no pasaba de ser un empleado más. Sin embargo, a mediados de agosto Apple presentó una denuncia contra él a través de la cual le acusaba de vender secretos industriales a proveedores asiáticos. Según revelaba el diario The Wall Street Journal, Shin Devine recibió más de un millón de dólares desde 2006 de parte de seis industriales chinos, surcoreanos y singapurenses. A partir de ese momento fue investigado por el FBI, las autoridades fiscales de Estados Unidos y un juez de Singapur por posible blanqueo de dinero, corrupción y fraude. Para no levantar sospechas, el ejecutivo pedía sobornos a pagar en pequeñas sumas de dinero que iban a parar a cuentas creadas en el extranjero a nombre de su esposa. Antes de denunciarlo a las autoridades, Apple sospechaba de él debido a correos electrónicos enviados desde su portátil profesional. Asimismo, los investigadores encontraron 150.000 dólares escondidos en cajas de zapatos en su casa. El ex ejecutivo se declaró culpable, por lo que también se enfrenta a una demanda civil de Apple. Por todos estos motivos fue encarcelado.


Libertad provisional

Ahora se conocen más datos sobre el caso. Y es que este miércoles un juez ha dado permiso a Shin Devine para abandonar la cárcel bajo fianza en el momento que la corte acepte los 440.000 dólares (unos 330.000 euros) en los que se ha valorado la casa de su madre en Maryland. El ex empleado de Apple también pagó más de 600.000 dólares (450.000 euros) de cuentas bancarias en el extranjero, envió 50.000 dólares (37.000 euros) de su hermano, y se comprometió a pagar otros 313.000 dólares (234.000 euros) de las cuentas bancarias de Corea. Anteriormente, se supo que Shin Devine había ofrecido por su libertad bajo fianza la cantidad de 612.407 dólares (unos 458.000 euros), al parecer depositados en cuentas bancarias extranjeras, según documentos judiciales obtenidos por Bloomberg. Pero su abogado aseguró que las leyes bancarias en Corea, donde alrededor de 313.000 dólares (234.000 euros) de su cuenta se encuentran retenidos, impedía la transferencia del dinero. “Parece que va a ser muy lento y difícil -si no imposible- transferir esos fondos procedentes de Corea a los Estados Unidos”, afirmó su abogado, Rafael Goldman. “La defensa sostiene que el Sr. Devine debería ser liberado mientras que se exploran posibles formas de transferir los fondos restantes procedentes de Corea”, añadió.

La casa de la madre

Mientras tanto, Shin Devine ha puso como garantía de la fianza la casa de su madre en Maryland, hecho que ahora ha sido aceptado por el juez. De esta forma, su abogado indicó que ya se cumplían la mayoría de las condiciones de salida fijadas por el tribunal, como el acceso a las dos cajas de seguridad que tenía, a las transferencias realizadas el mes pasado y la entrega de los pasaportes del ex ejecutivo y su esposa. Por último, Goldman también señala la aparente voluntad de su cliente para ayudar a proteger la información comercial secreta que sabe acerca de Apple. Devine y la fiscalía han acordado procedimientos sobre cómo los datos serán tratados durante la fase de negociación previa al juicio, pero todavía se puede impugnar la forma en que la información se utilizará en éste.

Foto Adriano Agullo