Recicla tu viejo teléfono y dale una segunda vida

En el planeta Tierra hay más teléfonos que habitantes es la cruda realidad, y desde hace ya muchos años. Por este motivo, es habitual que algún cajón de la casa se llene de antiguos dispositivos que nos da pena tirar, incluso aunque no funcionen o se hayan quedado obsoletos por completo. Pero, llegado el momento… ¿Cuál es el procedimiento más adecuado para tirar un móvil o deshacernos de él?

Lo cierto es que, reciclar un móvil, siempre ha generado cierto debate entre las personas porque, normalmente, no saben cómo actuar y deciden por guardarlo en un cajón de su casa durante años o, incluso, tirarlo a la basura de manera normal como si se tratase de cualquier objeto que ya no queremos tener en casa.

Sin embargo, estas dos últimas acciones no son las que deberíamos seguir, básicamente, porque los componentes electrónicos deben ser reciclados adecuadamente para que acaben en mercados del tercer mundo, o dentro del lucrativo negocio de separar los componentes esenciales de su composición como el oro o el famoso coltán. No obstante, lo que sabemos seguro es que el impacto negativo para el medio ambiente es muy elevado, ya que, estamos generando montañas infinitas de smartphones pudriéndose al sol en algún vertedero o en el fondo del mar.

¿Dónde puedo tirarlo?

Al igual que encontramos contenedores para las pilas, cartón o plásticos, los móviles también disponen de varios procedimientos adecuados para su reciclaje. Solo tenemos que conocer cuál es para que, cuando vayamos a tirarlo a la basura, podamos hacerlo de la manera correcta sin contaminar de manera excesiva. Por esto mismo, te diremos los puntos en los que sí podremos llegar a tirarlos, pues no deberemos llegar y tirarlos en los contenedores de basura que tenemos cerca de nuestra casa.

Además, no tenemos que olvidarnos de los cargadores de nuestros smartphones. Más que nada, porque ni el cubo de basura ni los contenedores de nuestra zona, en los que tiramos la basura, tampoco serán los lugares correctos para estos accesorios de nuestros dispositivos viejos. Generalmente, están fabricados en plástico, aluminio y cobre, pero siguen siendo altamente contaminantes. Por lo tanto, los métodos que os vamos a explicar también servirán de la misma forma con estos.

Punto limpio de tu localidad

Este es quizá el método más adecuado y cómodo, ya que casi todos contamos con un Punto Limpio cercano gestionado por cada ayuntamiento. Los móviles viejos o rotos podremos tirarlos al contenedor de la electrónica y olvidarnos del problema. La teoría es que se hará un uso correcto de su gestión y reciclado. Por lo que, cuando vayas a deshacerte de este dispositivo, no lo acabes tirando en la basura de tu casa y acude a este punto.

En muchos pueblos o ciudades nos encontramos con este punto limpio en el que se van recogiendo todo tipo de electrodomésticos, además de otros objetos, que no podemos llegar a tirar en los típicos contenedores de las calles. Por esto mismo, la mejor idea es que intentemos llevar el teléfono para que se recicle de manera adecuada. Aunque, si no tenemos la posibilidad de ir a esta zona en la que se recogen diferentes tipos de residuos, os daremos una segunda alternativa.

moviles usados

Tiendas de telefonía

Son muchas las tiendas de telefonía que habilitan espacios dedicados para que podamos depositar gratuitamente aparatos electrónicos viejos o deterioraros y, entre ellos, cualquier móvil usado. Si queremos más información sobre dónde irá a parar nuestro terminal, podremos informarnos en la propia tienda para conocer con qué asociación o empresas trabajan con el fin de saber que efectivamente se llevará a cabo el reciclaje correcto del teléfono que estamos entregando.

Y es que, en el caso de que no tengas acceso a ningún punto limpio cerca de casa, otra opción altamente recomendable es esta, la de llevar el móvil a una tienda de telefonía. Por lo general, este tipo de comercios cuentan con contenedores especiales para el reciclaje de móviles. Por lo que sería una segunda alternativa que no podemos dejar pasar por alto.

En vez de tirarlo, dónalo

Otra opción es ponernos en contacto con alguna asociación que recoja terminales usados y viejos. De esta manera, no tendremos que estar preocupados de encontrar un punto limpio cerca de nuestra casa o una tienda de telefonía que pueda reciclar smartphones. En este caso tendremos opciones como hacer uso de alguna asociación como Ecolec, que es una entidad sin ánimo de lucro que promueve la correcta gestión de residuos electrónicos y eléctricos (RAEE) y el cuidado del medio ambiente.

Pero también podremos ponernos en contacto con alguna ONG que pueda hacer uso de estos terminales para facilitar la conectividad de los más necesitados y dar una segunda vida a esos terminales que hemos dejado aparcado en un cajón de nuestra casa. No obstante, en esta segunda opción, es imperativo que funcionen correctamente, aunque no sean ni mucho menos, el último modelo del mercado.

Con esto último, conseguiremos que nuestro viejo móvil siga dando alegrías a otros usuarios que no han tenido la suerte de poder llegar a tener un smartphone. Por lo que, estas dos opciones, nos servirán para que no tengamos que guardar en un cajón de casa el antiguo terminal.

¿Y después qué ocurre?

Cuando realizamos el correcto reciclaje del dispositivo y salvo la excepción que hemos visto de un segundo uso, el final de estos terminales es su desmontaje completo. Tras su salida de los puntos limpios, se llevan a una planta de reciclaje adecuada donde se extrae la batería. Posteriormente se realiza una minuciosa separación de materiales, entre los plásticos, los circuitos, las placas o los chips de su interior.

El objetivo es llegar a tener de nuevo parte de las materas primas que dieron origen a los diferentes componentes de nuestro terminal con el fin de que vuelvan a ponerlos en circulación y se puedan fabricar nuevos móviles u otros aparatos electrónicos. Y es que, las piezas o componentes que tienen los smartphones pueden servir para dar vida a otros dispositivos o, simplemente, para que haya más piezas por si se necesita reparar otros dispositivos.

Como hemos comentado más arriba, al reciclar los móviles, se permite extraer grandes cantidades de elementos necesarios para llevar a cabo este procedimiento como el oro, el cobre, el zinc, el aluminio o el citado coltán. Por lo que, de esta manera, conseguiremos que se puedan seguir produciendo nuevos smartphones y facilitaremos a que no haya escasez de materia prima para su fabricación. No obstante, el único componente que no se puede reutilizar de los terminales es su batería. Además, es la parte más peligrosa de cualquier teléfono, ya que una sola puede llegar a contaminar aproximadamente unos 600.000 litros de agua.

moviles usados y rotos

Saca dinero por ellos

Otro modo de reciclar un móvil o, en este caso, permitir que se vuelvan a usar, especialmente cuando queremos sacar algo de dinero por el viejo móvil, es hacer un trato con alguna empresa que compra este tipo de dispositivos como Zonzoo. Es una de las más conocidas ya que lleva operando desde 2011 como parte Greenwire Worldwide Ltd. Pueden tasar móviles viejos y hacernos una oferta por nuestro viejo terminal, con recogida gratis si la oferta llega a 10 euros.

Su modelo de negocio es repararlos y revenderlos a precios muy asequibles, a personas que quieren reutilizarlos en mercados emergentes. El objetivo es extender la vida útil de estos aparatos electrónicos para minimizar el impacto sobre el medio ambiente.

vender lg velvet segunda mano

Además de estas opciones, hay muchas otras tiendas que se dedican a comprar móviles de segunda mano, con los que se puede contribuir de esta forma a darles un segundo uso o que otras personas puedan comprarlos muchos más baratos. Para que lo tengas en cuenta, te daremos algunas de las mejores alternativas que nos podremos llegar a encontrar en Internet:

En la mayor de estas páginas, irán directamente a tu casa a por el terminal que decidas vender si se cumplen una serie de requisitos. Por lo que te ahorrarás tener que ir presencialmente a una tienda. Eso sí, deberás responder una serie de preguntas para que puedan valorar correctamente el estado del smartphone. Y, si todo está en orden después de revisar que tu teléfono esté tal y como lo has definido en su página, pasados unos días recibirás el dinero a través del método de pago que hayas facilitado o el que use la propia página web.

¡Sé el primero en comentar!