¿Móvil gaming? Cómo elegir y en qué debemos fijarnos

¿Móvil gaming? Cómo elegir y en qué debemos fijarnos

Daniel Caballero

El mundo del gaming está presente en muchos mercados, no solo en el de las consolas o los ordenadores, sino que ya lleva un tiempo también entre los smartphones. Por esto mismo, son muchos los móviles los que nacen ya con un carácter gamer debajo del brazo, ya sea por un software especial, una mejor tecnología para sus paneles, etc. Sin embargo, siempre hay que saber valorar una serie de características clave para un teléfono gaming.

Son muchos los dispositivos móviles los que nos aseguran un total rendimiento a la hora de jugar con el teléfono a cualquier título. No obstante, seremos nosotros los que tendremos la capacidad de decisión cuando vayamos a cambiar nuestro antiguo móvil por uno nuevo en busca de que cumpla cada una de las exigencias que nos pida el juego al que solemos echar horas y horas. Por tanto, os diremos las especificaciones que deberéis mirar con lupa cuando vayáis a comprar un móvil gaming.

Mira bien sus componentes

Hoy en día, nos encontramos con una importante cantidad de fabricantes que han adaptado sus smartphones para que cubran diferentes expectativas, para los amantes de la fotografía, de las redes sociales o para los que utilizan el teléfono como una herramienta de trabajo. A estos, ya se les ha unido una nueva tendencia, los usuarios que buscan un smartphone para jugar a videojuegos.

Tanto es así, que algunas marcas ya han comenzado a incluir una gama de productos gaming diseñados específicamente para este objetivo. Pero, si vamos a adquirir un nuevo terminal para jugar, estos son los puntos más importantes que deberemos valorar en todo momento.

Redmi K40 Gaming Editon Lite

Procesador

Hace apenas unos años los fabricantes de procesadores tuvieron una idea que resultó dar con la clave para los smartphones, la cual fue la de introducir una unidad de procesamiento de gráficos, es decir, una GPU, junto a los procesadores, logrando tener todo en uno en un dispositivo móvil.

Por eso, cuando vamos a elegir móvil, nos solo deberemos fijarnos en su procesador que sea uno de los mejores del mercado en ese momento, ya sea Snapdragon, Exynos o MediaTek, si no que debemos de valorar también la potencia de la GPU incorporada a él. Además, cada marca de procesadores trabaja con una unidad gráfica en su conjunto. Por tanto, habrá que buscar una CPU que rinda a plena potencia, aunque para ello habrá que recurrir a un móvil tope de gama que cuente con un procesador de alta gama.

La pantalla

En el momento de comprar un móvil para gaming, está claro que cuanto mayor sea el tamaño de la pantalla más cómodo será para el usuario, ya que podrá disfrutar de una mayor inmersión dentro del juego.

Ahora bien, también hay que valorar que una pantalla con muchas pulgadas, pero poca resolución nos llegará a dar una peor experiencia, en comparación de un panel más pequeño, pero con mayor resolución. Por tanto, lo ideal será elegir un smartphone que nos ofrezca como mínimo de una resolución Full HD (1920 x 1080 píxeles), aunque también podremos encontrarnos móviles con resoluciones QHD (2560 x 1440 píxeles) o Full HD+ (3840 x 2160 píxeles).

movil gaming juego pubg

Además, la tasa de refresco también es uno de esos elementos que ha cobrado especial relevancia en el mundo gaming de los smartphones. La tasa es la frecuencia a la que cada pantalla carga una nueva imagen recibida desde la unidad gráfica del teléfono, esta se mide en Hercios (Hz). Por lo que, para una mejor experiencia gaming, nos interesa contar con una mayor tasa de refresco.

Por ejemplo, si tenemos un móvil con una pantalla que tiene una tasa de refresco de 60 Hz, quiere decir que se realizan 60 actualizaciones en un segundo. En cambio, a la hora de escoger un móvil gamer, deberemos fijarnos en que tenga la siguiente:

  • De 90 Hz.
  • Hasta los 120 Hz.

No obstante, hay smartphones que cuentan con una tasa de refresco adaptativa, es decir, que cambiará en función del uso que hagamos del teléfono.

Memoria RAM

Además, será bueno contar con una buena unión entre procesador y memoria RAM, con el objetivo de que nos ofrezca el mayor rendimiento posible en todo momento. Tenemos que saber que este tipo de almacenamiento viene integrado en la placa base de los smartphones, por lo que no se podrá llegar a ampliar de manera física.

Memoria RAM virtual

Por lo tanto, escoger desde un principio la adecuada, será muy decisivo. La mínima recomendada para un uso normal de un móvil es de 3 GB. No obstante, en el caso de los móviles para gamers, lo recomendado será contar con un smartphone con 6 GB de RAM como mínimo.

La batería

La batería siempre será otro de los aspectos para tener en cuenta en cualquier móvil, aunque mucho más si buscamos un teléfono gaming. También dependerá de si queremos o no jugar de manera intensiva, ya que el consumo será mayor o menor, aunque en cualquier caso siempre será más elevado que si lo comparamos con otras acciones como mandar mensajes o navegar por las redes sociales. Es por ello por lo que necesitamos una batería con una gran capacidad:

  • Lo ideal es que sea igual o superior a los 4.500 mAh.
  • Será de gran utilidad para un gamer que el teléfono cuente con carga rápida. Si es superior a 50 W, mejor.

Más que nada, porque por mucho que lleguemos a fundir la energía del dispositivo, podremos conseguir que llegue al 100% mucho más rápido y volver a jugar desde el móvil en menos tiempo.

La refrigeración

Esto no suele ser uno de los puntos en los que más se fijan los usuarios, pero sin duda alguna uno de nuestros peores enemigos será el sobrecalentamiento del terminal. Especialmente porque, si la temperatura del smartphone empieza a subir más de la cuenta, no solo lo llegaremos a notar en las manos, sino que el rendimiento del dispositivo irá a peor, siendo hasta imposible llegar a jugar.

Black Shark refrigeración

Por esto mismo, hay fabricantes que incorporan distintos métodos de refrigeración, como el sistema de refrigeración líquida, los tubos de calor o las placas de grafito. Es recomendable que, a la hora de elegir un móvil gaming, tengáis en cuenta la efectividad de este componente del smartphone. Y es que, en un móvil ‘gaming’, este apartado es más que fundamental, por lo que no hay que fijarse en la potencia que nos puede llegar a ofrecer.

No te olvides del software

En un principio, los teléfonos gaming también contaban, normalmente, con un software enfocado a mejorar la experiencia de juego. Nos referimos al ‘modo gaming‘ que cuenta con varias funciones automáticas, como optimizar el consumo de energía para que el smartphone no se sobrecaliente, y otras opciones manuales, como poder bloquear las llamadas, mensajes y notificaciones para evitar interrupciones durante el juego.

Sin embargo, esto no será especialmente relevante, ya que cada vez más marcas de teléfonos incluyen esta herramienta de software. Por lo que no solo encontraremos este modo en los móviles gaming, sino que, si una firma de terminales la incluye en su capa de personalización, siempre estará presente. Son cada vez más los fabricantes que apuestan por esta función, como Game Turbo de Xiaomi, Game Booster de Samsung, etc.

Y aunque el anterior aspecto no debería ser clave, pues lo importante es que venga con buenos componentes, lo cierto es que hay una tecnología de software que sí será relevante. Y es que se está comenzando a utilizar una memoria RAM virtual que permite ampliar este tipo de almacenamiento de nuestros teléfonos. Sin embargo, no todos los dispositivos móviles cuentan todavía con esta funcionalidad. Por lo que sería un punto clave en un móvil para gamers.

Expansión memoria RAM OPPO

Y, no menos importante, deberás prestar atención a que la marca del smartphone gamer actualice periódicamente el sistema operativo de tu terminal. Pues, por mucho que tenga grandes componentes, con las actualizaciones conseguiremos que siga optimizándose correctamente el dispositivo.

¡Sé el primero en comentar!