¿Por qué mi móvil no encuentra redes Wi-Fi de 5 o 6 GHz?

Hoy en día es habitual convivir con dos redes Wi-Fi en casa, una de 2.4 GHz y la otra de 5 GHz. Cada una de ellas tiene sus ventajas e inconvenientes a la hora de utilizarlas. Y no es raro encontrarse con muchos casos de personas que no han podido conectarse a esta última red desde su móvil. Pues bien, existe una explicación con la que podrás entender por qué no puedes conseguirlo.

Conectarse a cada una de estas redes ofrece un tipo diferente de experiencia utilizando el teléfono, ya que nos facilitará mucho la vida cuando naveguemos en Internet. Pero, hay una razón clave por la cual no puedes encontrar las redes de 5 GHz en el móvil, y lamentablemente es algo que no tiene solución. Por tanto, te explicaremos de qué se trata, cómo puedes averiguarlo y todas las ventajas que nos ofrece esta conexión inalámbrica que, seguramente, tengamos en casa.

No es compatible

Así de crudo y directo. Si no encuentras las redes de 5 GHz cuando buscas nuevas redes, y el teléfono de al lado sí que lo hace, es que tu móvil no es compatible con ellas, lo mismo sucede si estamos buscando un Wi-Fi 6. Por esa razón, es básico que antes de comprarte un móvil nuevo compruebes las especificaciones del teléfono, por ejemplo, en el comparador de móviles de nuestra web.

Una vez ahí, en el apartado de Wi-Fi debes revisar que es compatible con estas redes. Por ejemplo, como podéis ver en la imagen adjunta, hemos comparado dos móviles, el Realme 6i y el Realme X50 Pro 5G. Y la diferencia se puede apreciar claramente, el por qué uno es compatible con estas redes y por qué el otro no.

redes Wi-Fi 5 GHz

Básicamente, si no es compatible con Wi-Fi 802.11a, 802.11ac o 802.11ax no va a poder ver esas redes de 5 GHz o 6 GHz. Por tanto, es una característica clave en la que deberías fijarte antes de comprar un móvil. De hecho, la mayoría de móviles que se mueven en la gama de entrada o la gama media más asequible, no cuentan con esta conectividad inalámbrica.

Es por eso que, si tu móvil no lo tiene, ya no puedes hacer nada por cambiarlo, y si aún no te lo has comprado busca uno que sea compatible, probablemente la diferencia de precio merezca la pena, porque a la larga vas a sacarle mucho más partido a tu móvil.

Sin embargo, si volvemos al modo a/ac es que soportan la mayoría de los smartphones en la actualidad. Los únicos que no lo hacen, por normal general, son gamas de entrada o móviles anteriores al año 2019 que sean inferiores a la gama media. Además, el estándar 802.11ax es más probable que lo vayamos a encontrar en móviles de gama alta que se lanzaron al mercado a partir del 2020. Aunque, con el paso del tiempo, se ha ido extendiendo a otros teléfonos.

Formas de comprobarlo

Aunque es una manera sencilla y directa la de ver las características de nuestro teléfono para ver si es compatible con un Wi-Fi de doble banda, también hay diferentes maneras de saberlo. Por eso te dejamos algunos métodos con los que podrás salir de dudas en cuestión de segundos.

Desde los ajustes

La primera alternativa será desde los propios ajustes del terminal. A continuación, deberemos entrar al apartado de Redes e Internet del smartphone, o directamente, en la sección de Wi-Fi. Una vez dentro, podremos ver las conexiones más cercanas. Si os fijáis bien, habrá algunas redes que pone directamente un icono 5G. Esto quiere decir que es una red 5 GHz, en cambio, en las que no aparece nada, significará que es una de 2.4 GHz. Por lo tanto, si vemos ambas opciones, querrá decir que nuestro móvil tiene doble banda.

Wi-Fi 5 GHz móvil Android

Además, si nos conectamos a una red en concreto, y pulsamos en el icono en forma de engranaje, nos saldrá un apartado en el que pondrá Frecuencia. Ahí podremos ver rápidamente a que tipo de conexión estamos conectados desde el terminal.

Revísalo desde el router

Otra de las maneras que nos encontramos para hacer esta comprobación para saber si un móvil tiene Wi-Fi 5 GHz será si estamos conectados a la red de doble banda de nuestro router. Básicamente, porque en algunos dispositivos, como los iPhone, no nos encontramos con la posibilidad de ver exactamente a que tipo de conexión nos hemos conectado. Por mucho que entremos en los detalles de la red inalámbrica.

Cada router cuenta con su propio panel, además de que nos hará falta conocer la dirección IP del dispositivo. Sin embargo, esta dirección IP suele ser estándar, siendo la más usada por los routers comerciales la siguiente dirección: 192.168.1.1.

Entrar configuración del router desde un móvil

Una vez escribamos esto en el buscador de URL, deberemos iniciar sesión con el nombre de usuario (que puede salir por defecto nada más entrar en esa web) y la clave que vendrá en el propio router de casa. Al acceder, tendrás que ir directamente al apartado de Wi-Fi y de los dispositivos que estén conectados. En esa sección, deberemos fijarnos en el nombre del dispositivo y la banda que está utilizando en ese momento.

¿Qué perdemos sin 5 o 6 GHz?

Las redes Wi-Fi que actualmente utilizamos en casa trabajan en dos frecuencias diferentes. Hablando de forma coloquial y sin grandes tecnicismos básicamente cada una tiene puntos fuertes y débiles. En el caso de las redes de 2.4 GHz, estas nos ofrecen una mayor cobertura, su señal llega más lejos. Aunque, la velocidad de navegación es mucho más limitada.

Además, otro punto negativo que hay que sumarle a esta conexión es que, dejando a un lado que las distancias no es su punto fuerte, las barreras arquitectónicas también harán que la señal de la conexión sea algo peor. Aunque, seguiremos ganando una mejor velocidad de conexión en el móvil, al igual que sucede con las redes 6 GHz. Además, este último estándar es capaz de conseguir una mejor gestión de la red cuando tengamos diferentes dispositivos conectados a una misma conexión, es decir, habrá una mejor congestión de red.

red Wi-Fi 6 GHz

De hecho, de media, la velocidad máxima conectado a estas redes no suele ser muy superior de los 50mbps. Y como os decíamos antes, las redes Wi-Fi 5 GHz nos ofrecen un alcance mucho más limitado, hay que estar más cerca para contar con toda su velocidad. Pero a cambio cuando las conexiones son óptimas y el teléfono cuenta con la última tecnología, pueden alcanzar mucha más velocidad, hasta los 500mbps.

¡Sé el primero en comentar!