¿Es mejor un chip Snapdragon o Exynos en un móvil Samsung?

Uno de los clásicos en el mundo de los smartphones es la decisión que toma año tras año Samsung para utilizar un procesador firmado por Qualcomm y por ellos mismos en sus mejores smartphones. La técnica se suele basar en llevar a Estados Unidos el procesador Snapdragon y en Europa ofrecernos el chip Exynos, algo que no termina de gustar a todo el mundo.

Pero sin embargo a veces hemos tenido la posibilidad en España de escoger uno u otro chip con muy pocas diferencias acompañándolo. Si tuviéramos la opción de escoger Snapdragon o Exynos, uno u otro en igualdad de condiciones, ¿cuál de los dos procesadores deberíamos escoger? Esto es lo que vamos a tratar de averiguar a continuación, fijándonos en todo lo que nos ha dejado el paso del tiempo en otro a estas dos opciones.

¿Cuál de los dos gana en potencia?

La pregunta que más interesa a la mayoría de los usuarios es esta, algo que podemos responder de forma relativamente sencilla fijándonos en los test Benchmark y AnTuTu realizados. En un mismo smartphone Samsung como es el último Samsung Galaxy S21 Ultra con el procesador Snapdragon 888 frente al Exynos 2100, podemos observar que los resultados nos demuestran lo que se viene hablando desde hace tiempo y es que Qualcomm pasa por encima de lo que es capaz de desarrollar Samsung.

snapdragon-vs-exynos

Para mostrarnos visualmente la diferencia de un test elaborado en directo, utilizamos la imagen de PBKreviews que nos permite ver los cambios en cuanto a puntuación obtenida. Esto mismo ocurre con nuevos test y en diversos smartphones de Samsung. Antes la diferencia era mayor, pero lo cierto es que con los últimos chips Exynos, se ha ido recortando terreno y diferencias. De todos modos, por ahora en cuanto a potencia Snapdragon sigue un paso por delante consiguiendo que su CPU y GPU se desenvuelva mejor.

Sin problemas en ambos casos

Basándonos en las opiniones de los usuarios en foros, redes y de nosotros mismos, podemos tener por seguro que en cuanto a errores no hay diferencias. Ambos chips demuestran una amplia solvencia, sin lag y sin problemas de rendimiento. Aunque Qualcomm disfrute de una mayor potencia, esto solo demuestra que tiene la capacidad de cargar a mayor velocidad ciertas aplicaciones, aunque para el ojo humano esto a veces será imposible de ver.

La optimización de Qualcomm gana terreno

Esa diferencia mínima que podemos ver en los test y también en el día a día se traduce en una mejor optimización por parte de Qualcomm. Al ser una serie de chips utilizada en un mayor número de dispositivos, el trabajo de los propios juegos y aplicaciones existentes se centra en conseguir un buen resultado ante Qualcomm. Es por ello que puede ser capaz de exprimir el procesador de una mejor manera, lo que se traduce a su vez en las diferencias de los test.

Procesador de Qualcomm

Poco a poco Exynos también ha ido mejorando sus resultados en diversas aplicaciones a través del software, aspecto donde tiene la ventaja de trabajar directamente sobre One UI. Una combinación que le está sirviendo de gran utilidad para acabar con las diferencias y que nadie pueda preferir un fabricante de procesadores u otro.

Conclusiones: pudiendo escoger ¿con cuál nos quedamos?

Ahora que sabemos que nos encontramos ante dos procesadores prácticamente idénticos y donde las diferencias son mínimas, la decisión sigue siendo complicada. Actualmente en Europa la opción ganadora siempre corre a cargo de Exynos dado que fabrica en masa los chips para nuestro mercado, lo que sucede a la inversa con Qualcomm en Estados Unidos.

Samsung Galaxy S21

Si en alguna ocasión Samsung ofrece un smartphone idéntico con ambos chips en un mismo mercado, estará dando su brazo a torcer, pero no parece que esto vaya a ser algo que ocurra muy pronto. Aún así, si tenemos esa posibilidad, dada las diferencias que nos encontramos, lo mejor que podemos hacer es comprar el smartphone más barato, dado que realmente están empatados en posibilidades.

¡Sé el primero en comentar!