Nada de cables: así cargará tu móvil en un futuro

Nada de cables: así cargará tu móvil en un futuro

Beatriz Soto

Una de las formas más conocidas de cargar el móvil, y actualmente de las más seguras y eficaces para la vida de tu batería, es la carga por cable. Concretamente, la carga lenta, pese a que los teléfonos han evolucionado proporcionando velocidades de carga más rápidas. De hecho, se han mostrado estudios en que otro tipo de cargas requieren más energía.

Sin embargo, esto para algunos supone una incomodidad porque tienen que tener el teléfono cargando en la pared, mantener cierta postura si quieren usarlo, tener que buscar donde hacer la carga aun estando fuera de casa y andar con cables, lo que no gusta demasiado.

Por eso, seguramente te estés planteando si este tipo te carga desaparecerá en algún momento o no. Es posible que la duda te surja después de las últimas noticias que han llegado a ti y la polémica con los cables USB-C.

La carga inalámbrica podría imponerse

También puede ayudarte a pensarlo que hay opciones más cómodas, como la carga inalámbrica, y algunos rumores que apuntaban que los nuevos iPhone llegarían exclusivamente con carga inalámbrica, evitando así tener que pasar por el aro de la ley europea que les exige ofrecer móviles con carga USB a partir del 2024.

Esta misma normativa europea que hablaba de un cargador común en el continente con carga USB se refería a la carga inalámbrica, cada vez más utilizada por los usuarios de móviles y que no se encuentra armonizada en todos los dispositivos.

Con el objetivo de que se desarrolle en el mercado para más dispositivos, y no solo se quede para unos modelos seleccionados de gama alta o altos precios, la Comisión Europea va a trabajar para armonizar la carga inalámbrica y la interoperabilidad a partir de los avances técnicos.

Cabe esperar que la carga inalámbrica mejore considerablemente en los próximos años y llegue a muchos más móviles para que todos los usuarios puedan disfrutar de este tipo de carga. Es posible incluso que en un futuro todos los móviles tengan carga inalámbrica. Si a esto se le suma que han solicitado que los smartphones dejen de llevar el cargador en la caja, todo ello nos lleva a una clara tendencia que nos podría llevar hacia este tipo de carga.

Cada vez son menos los móviles que están a la venta con el cargador incluido. Esto no quiere decir que la carga por cable del móvil vaya a desaparecer, pero se reducirá considerablemente. Hay que pensar además que en el futuro tendremos cargas más cómodas y rápidas de manera inalámbrica, con nuevos avances al respecto.

De hecho, OPPO ha lanzado hace poco un cargador inalámbrico que es capaz de alcanzar una velocidad de 240W, lo que hace que los teléfonos carguen sin cable en menos de 10 minutos.

No desaparecerá, pero se usará menos

Teniendo en cuenta este tipo de carga en la actualidad, todavía le queda mucho por mejorar para suplantar la que se realiza por medio de cable, actualmente más segura y más aconsejable para aumentar la vida útil de la batería, pero hay ciertas señales, como las ya indicadas, que nos hacen pensar que todo esto cambiará antes de lo que imaginamos.

Eso sí, no pensamos que la carga por cable vaya a desaparecer, sino que se utilizará menos y puede incluso que, si la cosa cambia mucho, acabe relegado a un segundo plano. ¿Cómo crees que vas a cargar tu móvil de aquí a, pongamos, 5 años?

¡Sé el primero en comentar!