El iPhone 14 quiere ser el Terminator de los móviles

Puesto que el iPhone 13 esta a apenas mes y medio de ser presentado, ya comenzamos a toparnos con los primeros rumores de su sucesor, el iPhone 14. Según se recoge en un nuevo informe de inversores de JP Morgan ChaseSe, se espera que el iPhone del próximo año cuente con cuatro modelos de gama alta con un nuevo chasis más resistente.

La idea de Apple es mejorar la dureza de sus móvil fabricado el interior con una aleación de titanio, lo que sería uno de los mayores cambios en el diseño del iPhone 14. Además el informe detalla que Foxconn será el fabricante exclusivo de estos marcos de nuevo material para los modelos de gama alta. Esto implicaría que sería la primera vez que los De Cupertino hacen uso del titanio en un iPhone, aunque actualmente ya utiliza el material para algunos modelos de Apple Watch Series 6, y la Apple Card física

Un iPhone más duro

Actualmente no es que los teléfonos de Apple sean frágiles, pues los iPhone de última generación están hechos de aluminio y acero inoxidable. En comparación con el este material, el titanio tiene una dureza relativamente mayor que lo hace más resistente a los arañazos, y su rigidez lo hace lo suficientemente duradero como para soportar la flexión. También es más resistente a la corrosión en comparación con muchas otras aleaciones.

iphone roto

Pero esto no quiere decir que el cambio sea positivo del todo, pues, por ejemplo, es un imán para las huellas dactilares, dejando marcas poco atractivas en los dispositivos. La dureza del titanio también hace que sea difícil grabar, lo que puede hacerlo menos atractivo. Sin embargo, Apple ha estado investigando cómo puede superar ambos problemas. Recientes solicitudes de patentes revelan que la firma americana está considerando el uso de recubrimientos de óxido delgado para superficies metálicas que pueden reducir significativamente la apariencia de huellas dactilares en este material.

Sin embargo, el principal problema de fragilidad de los iPhone no está en su chasis, sino en su pantalla. Una mínima caída puede provocar que el cristal delantero o posterior se rompa, algo que le pasará más tarde o más temprano a quien tenga un teléfono de la marca.

Aún es pronto para poder confirmar este cambio de diseño. Primero tenemos que ver que es lo que nos depara el iPhone 13 que, si nada cambia la estrategia de Apple, debería lanzarse a lo largo del próximo mes de septiembre.