Este aspecto de los nuevos plegables de Samsung no te va a gustar

Los móviles plegables son toda una tendencia en el mercado, aunque todavía estamos lejos de que se vayan a convertir realmente en la prioridad de muchos usuarios, por los precios tan elevados que tienen. Samsung lanzará en apenas unas semanas sus nuevos plegables, que van a seguir adoleciendo de un problema importante. Y es que sus baterías serán decepcionantes.

Y es que hemos conocido nuevos detalles acerca de las baterías de estos móviles plegables, y desde luego no van a ser lo mejor de ellos, o al menos la razón por la que te los comprarás.

Las baterías, su gran asignatura pendiente

Los móviles plegables son sinónimo del progreso del mercado móvil, que nos ofrece cada vez mejores dispositivos, con pantallas mejoradas a unos precios que poco a poco van descendiendo, aunque siguen siendo muy altos. Hoy hemos conocido más detalles de las baterías de estos móviles plegables, y desde luego no es un aspecto en el que vayan a destacar. Y es que la última de las filtraciones alrededor del nuevo Samsung Galaxy Z Flip es que contará con una carga bastante lenta, de solo 15W, que podemos considerar rápida a duras penas.

Algo que Samsung debería hacérselo mirar, ya que en la actualidad estamos viendo muchos móviles en la gama media que cuentan con carga rápida de 65W, algo que parece por fin llegará a Samsung con el Galaxy S22, pero igualmente muy tarde frente a los competidores. Pero es que para rematar este aspecto, el teléfono llegará con una batería de 3300mAh, que a todas luces es insuficiente para los estándares que esperamos hoy en día en un teléfono, y más si cuesta más de mil euros. Pero es evidente que en este caso el factor de forma del teléfono es el que limita esta capacidad.

También en el Galaxy Z Fold3

Pero por otro lado, el Samsung Galaxy Z Fold3 va a ser un móvil un tanto decepcionante cuando hablamos de batería, porque aunque contará con una batería más grande, de 4400mAh, esta se seguirá cargando a una velocidad bastante limitada. Y es que esta será de solo 25W, algo que hoy en día es muy poco si lo comparamos por ejemplo con móviles de gama media y alta de Xiaomi u OPPO.

Samsung Galaxy Z Fold2

Porque aunque esta capacidad no es muy alta, cuando se combina con una carga de 65W como la de sus competidores, la experiencia mejora mucho, pero si además de no ser una batería grande no se carga rápido, estamos ante un aspecto muy decepcionante en un móvil que probablemente vaya a superar los 2.000 euros cuando se ponga a la venta.