Problemas en Android Auto: la última actualización trae nuevos errores

Una de las herramientas más útiles e importantes del propio sistema operativo es Android Auto, que nos permite ver en la pantalla de nuestro móvil una interfaz adaptada completamente a la conducción, o bien en el propio panel del coche al conectar el teléfono. Sin embargo, los errores de las últimas versiones han traído muchas quejas y parece que no han terminado de solucionarse.

Con la llegada de la actualización a la versión Android Auto 7.7, todo parecía que iría a mejor y los smartphones que hasta ahora no tenían la capacidad de hacer uso de la herramienta, porque ni siquiera se iniciaba la interfaz, podrían recuperar sus ventajas. Tras completarse la actualización en los primeros móviles, la solución parece incluso peor de lo que podemos ver en Android Auto 7.6.

Algunos móviles Samsung si resuelven los problemas

Desde que los Galaxy S22 llegaron al mercado, han sido unos teléfonos muy tocados de lleno por los fallos de Android Auto y a pesar de los intentos de Google por acabar con ellos no se ha terminado de conseguir. El problema que impedía conectar los móviles Samsung al coche mediante cable, puesto que anteriormente solo se conseguía cargar y no transfería datos, se ha terminado solventado, aunque no en todos los casos, como ya te anticipamos.

android auto coche

Si tenemos en nuestras manos un teléfono de Samsung tendremos que acceder a Google Play y actualizar todas las apps, para tratar de probar si, en nuestro caso, el cable conectado al automóvil nos vuelve a permitir usar la interfaz de Android en el coche con Android Auto 7.7. En caso de que sigamos igual, nuestra recomendación se basa en probar con otros cables de carga que tengamos por casa, dado que en este punto también puede estar el fallo, dado que algunos únicamente tienen la capacidad de alimentar con energía al móvil, pero no de transmitir información.

En otros muchos se multiplican los fallos

Aunque nos gustaría dar la enhorabuena a Google por haber conseguido resolver en algunos casos el problema anterior o al menos haber avanzado en la solución, es importante mencionar que los puntos negativos han aparecido, por otro lado, del sistema de conducción. A los terminales de Samsung, se suman algunos Google Pixel, los que han tenido que comenzar a encontrarse con una pantalla en negro, tanto en el propio móvil como en la pantalla del coche. Una historia que también se ha repetido en varios teléfonos de Samsung y que nos genera muchas dudas sobre lo que está sucediendo.

android auto coche

Una función nativa de Android que debería funcionar a la perfección como esta, se está convirtiendo en el mayor impedimento para usar cómodamente todas las herramientas en la conducción. Por eso, hasta que no se terminen de arreglar los problemas, la propia Google debería dejar de enviar actualizaciones que ofrecen pequeñas mejoras, pero que una y otra vez se convierten en fallos. A la hora de coger el coche, nadie quiere tener que tardar varios minutos en darse cuenta de que la situación la provoca nuestro smartphone y que por mucho que lo reiniciemos o arranquemos y apaguemos el vehículo, no vamos a conseguir nada.

Las promesas de la nueva interfaz Coolwalk siguen en el horizonte, aunque sí arrastran todas estas situaciones, de nada nos servirá.