4 cosas que no debes hacer nunca con tu móvil en la playa

Llega el buen tiempo y con él las ganas de ir a la playa. Además de la ropa de baño, la toalla y el protector solar, hay un elemento que no suele faltar en las playas. Son los móviles. Son pocas las personas que no se llevan el móvil a la playa, y algunos en lugar de llevar el modelo principal se llevan otro más económico o de menor calidad por si sucede algo.

Tanto si te llevas el móvil más básico como vas con el smartphone que usas todos los días, hay varias cosas que no son para nada aconsejables en la playa, así que te comentamos cuáles son estas. No sin antes decirte que lo mejor es que disfrutes del momento todo lo que puedas, del sol, de las personas que te rodean, los preciosos paisajes y los encantos que te puedes encontrar en las diferentes playas, y dejes la tecnología para otros momentos.

Dejarlo directamente al sol

Da igual si estás tomando el sol, de paseo o te has ido al agua, hagas lo que hagas en la playa nunca dejes el móvil expuesto directamente al sol. De hecho, el calor es uno de los principales peligros que pueden afectar al móvil y una exposición prolongada al sol puede hacer que la batería se consuma mucho más rápido y se vea perjudicada por las temperaturas extremas.

movil directamente al sol solo

Si no te queda más remedio que llevar el móvil a la playa porque te gusta mantenerte siempre en contacto con las personas que te rodean, porque lo sueles usar para distraerte en ciertos momentos o no tienes donde guardarlo, recuerda no ponerlo directamente al sol. Puedes ponerlo dentro de una mochila, y si llevas sombrilla mucho mejor que se resguarde bajo ella, ya que incluso la mochila o bolso se va a acabar calentando. Si encuentras un lugar con sombra donde dejar tus cosas, móvil incluido, mucho mejor.

Si por alguna razón te has planteado meterlo en la nevera de playa para que reciba frío, ni se te ocurra, que puede afectarle la humedad. Lo mejor es que busques la manera más adecuada de protegerlo de una exposición prolongada a altas temperaturas. Si ves que se calienta mucho y no sabes qué hacer, puedes apagarlo o ir a un sitio donde puedas cobijarte con él bajo la sombra.

No lo lleves al agua

Aunque te digan que tu móvil es resistente, incluso con la máxima resistencia, ni se te ocurra llevártelo al agua a darse un baño contigo. Si lo haces que sea con una buena funda protectora que realmente lo proteja del agua, y cámbiala con cierta frecuencia por una nueva porque con el paso del tiempo puede dañarse o perder sus propiedades y no ser tan efectiva como debería.

llevar movil playa agua

Los teléfonos móviles y sus componentes no toleran nada bien el agua salada, ni siquiera, aunque sean resistentes al agua o afirmen ser impermeables. Si te fijas en las especificaciones de tu móvil, y si no lo ves busca la letra pequeña, seguramente te encuentres con un apartado en el que se asegura que no es recomendable el agua salada. Si lo haces, puede que este se acabe dañando y la garantía de tu móvil no te lo cubra.

No dejes que le entre arena y cuidado con la crema

Si vas a usar el móvil, que esté siempre contigo en la toalla, en un paseo o en cualquier lugar donde no entre en contacto con la arena. Esta podría rayar tu pantalla. Pero no solo eso, también podría entrar en puertos como el de carga, micrófono, auriculares y otros lugares en donde será muy difícil que la elimines sin riesgos a que empeores la situación.

Así que, para evitar riesgos innecesarios, lo mejor que puedes hacer es dejar el móvil en el bolso, mochila o un lugar cerrado similar donde no le vaya a entrar arena y lo uses lo menos posible por esta misma razón. Solo tus manos y cuerpo podrían tener arena en el momento en que los estás usando.

movil arena playa cuidado

Cierto es que la funda les puede proteger en cierto modo, y no está de más que la tengas siempre que el móvil no se caliente demasiado con ella en la playa, pero no lo hace totalmente. Así que cuidado con la arena.

Si a esto le sumamos el posible efecto de la crema solar, que puede hacer que se quede impregnada en el cuerpo del móvil, en su pantalla, entrar en los contactos o incluso maximizar el efecto de la arena, lo mejor es que tengas cuidado cuando te la vayas a poner y mientras no se seque en tu cuerpo. Mantén el móvil alejado de la crema protectora porque también podría hacerle daño.

Dejarlo solo

Puede parecer una obviedad, y de hecho lo es, pero dejar tu móvil solo y sin vigilancia no es en ningún caso una buena idea. Si no tienes compañía en la playa o vas con tu pareja o con cualquier otra persona y os queréis ir a la vez al agua en lugar de turnaros, lo mejor es que os hagáis con una buena funda protectora para el agua para llevaros el móvil a todos lados cuando os alejéis de la toalla.

Si vas a dar un paseo, llévatelo en la mano, una pequeña mochila para la espalda o una riñonera (si es que te gusta llevarla). Pero no lo dejes solo al alcance de cualquiera porque podría robártelo. Si no hay otra opción, alguien tendrá que quedar vigilándolo. O lo mantienes cerca de ti sabiendo que quizá tengas que salir del agua apresuradamente y correr mucho si surge algún incidente, sin garantías de nada.

movil directamente al solTampoco se te ocurra la “genial” idea de decirle a tu compañero o compañera de toalla, ni siquiera, aunque tenga niños, te parezca de confianza o cualquier otra razón que te haga pensar que es buena idea, que te vigile el móvil. A menos que sea una persona que, por la razón que sea, conozcas y esté casualmente en la playa. Y por supuesto, que conozcas y sepas que no va a dejar el móvil solo ni te va a perjudicar de ningún modo.

Si alguien te lo roba, puede tener acceso a tus datos, fotos, venderlo a otra persona e incluso hacer costosas llamadas al extranjero. Si tienes el móvil con tarjetas o datos guardados podría hacer compras online o en tiendas físicas y mucho más. Se nos ocurren muchas cosas que podrían suceder, y ninguna buena.

No solo puede suceder que te lo roben, también puede ser que se caliente demasiado o suceda algo que no puedas evitar porque no te has enterado. De todas formas, si te lo roban o lo has perdido en la playa, no tardes mucho en bloquear el móvil, la tarjeta y denunciar la situación para que esto te perjudique lo menos posible.

¡Sé el primero en comentar!