Así puedes probar Android Auto sin tener un coche compatible

Aunque creamos que para usar una herramienta al completo que está diseñado para un único sistema operativo, como es el caso de Android Auto, lo cierto es que existe un método con el que podemos probar este software creado para coches. Está claro que lo ideal en este caso sería hacerlo desde nuestro vehículo, pero, por desgracia, no todo el mundo tiene la fortuna de contar con uno.

Este sistema de navegación inteligente de la compañía estadounidense nos da a nosotros, los usuarios, una forma fácil y sencilla de controlar algunos apartados de su smartphone de forma accesible. Por ello, vamos a ver paso a paso cómo deberemos instalarlo en nuestro teléfono Android y, lo más importante, que necesitaremos para poder probarlo en el terminal sin que debamos tener un coche para ello.

Qué es Android Auto

Está claro que la conectividad se ha convertido en un punto fundamental en nuestros dispositivos móviles, especialmente, cuando nos montamos en el coche para escuchar música o hacer viajes largos y no sabemos muy bien por qué carretera ir, por ejemplo. Pero, gracias a Android Auto se ha vuelto más sencillo que nunca poder emparejar un vehículo con un teléfono. Esta herramienta de Google lleva con nosotros desde hace varios años. Y, como decíamos, es una interfaz adaptada al coche que nos permite no solo lo que os hemos mencionado anteriormente, sino que también seremos capaces de abrir diferentes aplicaciones como el Maps, Spotify, VLC, etc. Y sin necesidad de tocar la pantalla, ya que podemos hacer uso del asistente de voz, ya que, el hecho de usar el móvil directamente mientras conducimos, tiene multa.

Por si no lo sabías, este software está disponible en todos los móviles a partir de la versión Android 5.0. Y, lo mejor de todo es que puede utilizarse de diferentes maneras desde el móvil, conectando el terminal al auto con un cable USB o mediante una conexión inalámbrica como el Bluetooth. Pero, para esto último será necesario que nuestro vehículo sea totalmente compatible. Por esto mismo, os dejamos un listado con todos los coches compatibles con Android Auto.

Por lo tanto, si quieres probar por tu cuenta Android Auto y no tienes un vehículo, te recomendamos que sigas leyendo lo que vamos a explicarte a continuación. Así podrás testar tú mismo y comprobar si merece la pena tenerlo o no en un coche.

Instalar Android Auto coche

Cómo lo utilizo

Para disfrutar al completo de Android Auto, como os decíamos al principio, lo lógico sería tener en nuestro poder un coche con este software de Google. Pero está claro que no vamos a comprar un vehículo solo para poder probar por primera vez esta herramienta y descubrir todo lo que nos puede llegar a ofrecer mientras conducimos. Si queremos saber si nos va a gustar cuando tengamos un coche nuevo o si merece la pena, podemos probarlo desde el smartphone.

Por lo tanto, si queréis utilizar Android Auto sin un coche es posible. Y no será tan complicado como te imaginas. De esta manera podrás saber si te merecerá la pena tener este sistema cuando vayas a comprarte un vehículo nuevo que cuente con este software. Además, para conseguirlo no necesitaremos mucho, solo un móvil viejo que tengamos por casa y apps.

Prepara tu móvil

Para que este software de Android pueda llegar a funcionar en otra pantalla, que no sea precisamente la de un coche, deberemos contar también con un móvil que tenga el sistema operativo de Google. De esta forma, conseguiremos que se pueda comunicar con un servidor de manera remota. Para que, luego, podamos usar un emulador con el fin de ver el contenido del panel. Pero, para esto, tendremos que contar con un segundo smartphone. Ahora, será el momento de preparar nuestro teléfono:

Entra en Android Auto en tu móvil. Si no lo encuentras de primeras en tu smartphone, puede que sea porque no la tengas. Así que os dejamos el enlace a Play Store:

  1. Dentro de esta, pulsa en las tres barras horizontales que aparecerán en la parte izquierda del panel > Ajustes. Aquí, deberás descender hasta el número de versión y pulsar varias veces sobre esta.
  2. Luego, toca en Aceptar para que se activen los ajustes de desarrollo.
  3. Cuando ya estén activos, pulsa en los tres puntos superiores de menú y elige la opción Iniciar servidor de la unidad principal.

Configurar Android Auto móvil

Después de haber seguido todo este proceso, ya podemos confirmar que nuestro móvil Android ya está listo para el siguiente paso.

Descarga un emulador

Si cuentas en tu casa con otro móvil Android que ya no uses, o te lo puede dejar tu pareja, hermano o padres, no dudes en hacerlo. Esta será la opción más rápida que podremos encontrarnos. Y todo gracias a una aplicación con la que podremos comunicar nuestro móvil al otro con solo usar Android Auto. De esta forma, podremos tener acceso a todo lo que nos ofrece esta herramienta diseñada de Google para los coches.

Fondo de pantalla Android Auto

La app que os recomendamos descargar en vuestro segundo móvil es Headunit Reloaded. Es totalmente gratis, por lo que nos vendrá genial para hacer esta pequeña prueba y probar en el teléfono Android Auto. Podréis instarla en el smartphone desde el siguiente enlace:

Básicamente, esta será la aplicación que conseguirá emular la pantalla del coche, mientras que, en el otro smartphone ya no tenemos que hacer nada más, solo haber seguido los pasos que os dijimos en el apartado anterior. Después de esto, lo que necesitaremos será seguir el siguiente proceso:

  1. Entra en la app Headunit Reloaded en el teléfono que hará de pantalla de Android Auto y acepta los permisos que te solicite, ya que, si no los aceptas, no podremos utilizarla adecuadamente.
  2. Luego, desactiva la red Wi-Fi del primer móvil y usa el compartir datos a través de los Ajustes > Redes e Internet. Desde aquí, deberás establecer un punto de acceso para el segundo smartphone.
  3. A continuación, conecta tu segundo teléfono al punto de acceso que acabamos de configurar.
  4. Cuando estés conectado, entra en Headunit Reloaded, pero ponlo en posición horizontal y pulsa en Wi-Fi.
  5. En ese mismo momento, la app de Android Auto se abrirá por sí sola, por lo que deberemos configurarlo desde el primer teléfono, pero deberemos utilizar la segunda pantalla para verlos.

Y listo, después de haber seguido todos estos pasos, ya podemos decir que hemos probado Android Auto sin tener un coche. Por lo que, tú mismo podrás valorar si merece la pena o no este sistema en un vehículo.

¡Sé el primero en comentar!