No te acerques el iPhone 12 al corazón si llevas marcapasos

Hoy en día, los smartphones cada vez cuentan con más tecnología innovadora que hace apenas tres años no contaban. Como es el caso de la carga magnética que podemos llegar a ver en todos los modelos de iPhone 12. Aunque, otras marcas como Realme, ya ha comenzado a apostar también por esta.

Sin embargo, no todas son buenas noticias, no por el simple hecho de que estás tecnologías nos facilitan la vida como en este caso es la carga de nuestros dispositivos móviles, sino que puede llegar a afectar a la salud de unas determinadas personas. Nos referimos a que los expertos han comenzado a recomendar que será necesario mantenerlos a 15 centímetros de distancia de los dispositivos médicos que tengan implantados las personas. Pero… ¿Por qué?

Aleja tu iPhone 12 de tu marcapasos

Todo ha surgido a partir de un informe de los investigadores que forman parte del Centro de Dispositivos y Salud Radiológica (CDRH) de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos. Y es que, estos expertos hablan de que la nueva tecnología de carga magnética que llevan implantado los últimos smartphones de Apple puede llevar a afectar a los dispositivos cardíacos que lleven implantados las personas, como marcapasos y desfibriladores cardíacos.

apple iphone 12 por dentro

Y es que estos dispositivos se introducen en el corazón de las personas con el fin de ayudar a los diferentes trastornos del ritmo cardíaco. Además, estos cuentan con un modo imán el cual está diseñado para que se utilice cuando un paciente tenga que ser intervenido en un proceso quirúrgico donde se puedan llegar a producir diferentes interferencias electromagnéticas.

No obstante, el dato que realmente ha llamado la atención es que, cómo ya se conocía, esta función es posible que se active de manera accidental cuando los campos magnéticos son superiores a 10G, afectando a su funcionamiento y hasta llegar al punto de provocar daños graves al paciente en cuestión.

Ahora, según este estudio, se ha llegado a demostrar que la tecnología de estos iPhone 12 cuentan con campos superiores a esta cifra, por lo que son suficiente potentes como para habilitar este modo imán que tienen los dispositivos cardíacos en la actualidad.

Por tanto, advierten, y recomiendan como medida preventiva, que se alejen estos smartphones a 15 centímetros de distancia del dispositivo médico que tenga implantado, como es el caso de los marcapasos. Aunque, creen que “el riesgo para los pacientes es bajo”, tal y como afirma Seth J. Seidman, ingeniero eléctrico de Investigación y Asesor del programa de EMC del CDRH.