Cómo añadir desenfoque a tus retratos en Google Fotos

El apartado fotográfico es uno de los más importantes a la hora de optar por un nuevo móvil, pero si quieres una cámara de garantías vas a tener que desembolsar una suma importante de dinero. Por suerte, existe un servicio como Google Fotos que te permite editar las imágenes para que luzcan más vistosas.

En la mayoría de las ocasiones las capturas que realizamos con el teléfono consisten en retratos. Para obtener la foto ideal los dispositivos disponen del conocido efecto bokeh, que consiste en emplear un desenfoque al fondo para que la imagen se centre en la persona.

Sin embargo, no todos los terminales lo ofrecen de una forma eficaz. Aun así, gracias al software de la compañía estadounidense puedes lograr resultados excepcionales con una función muy particular.

Google Fotos para todo

La aplicación de la gigante de Internet incluye en su interior un gran número de trucos para editar tus capturas. Por lo que es conveniente que no la tomes únicamente como una simple galería. En el caso de que quieras aplicar desenfoque a la imagen vamos a explicarte cómo hacerlo, aunque ya te adelantamos que realmente no esconde mucho misterio, además de que no deberemos pensar que la foto sale borrosa por un fallo.

Antes que nada, obviamente, hay que entrar a la app. El segundo paso es seleccionar la foto en cuestión. Mucho ojo, porque no funciona con tomas de cuerpo completo, es decir, solo puedes recurrir a esta función para fotografías de rostros. Además, el encuadre debe ser correcto en la medida de lo posible.

Retrato desenfoque Google Fotos

Solo con abrir la imagen Google Fotos reconocerá si es un retrato o selfie. Si esto ocurre debería aparecer una opción en la parte inferior con el mensaje “Desenfocar fondo”. Basta con pulsar sobre ella para que se active el efecto y surgirá una barra que puedes mover a tu antojo para incrementar o reducir el desenfoque. En el caso de que no se muestre la opción, puedes pulsar el icono «Editar» y acceder al apartado «Sugerencias». En su interior hay diversas alternativas para optimizar la imagen y entre ellas debería estar la configuración «Retrato». Otra posibilidad es entrar al panel «Herramientas» y escoger «Desenfoque».

Desenfoque Google Fotos

La problemática está en que, como bien habrás podido observar, vas a necesitar una suscripción al servicio Google One para disfrutar de esta ventaja, ya que desde hace un tiempo el software fotográfico de la compañía dejó de ser gratuito en su totalidad. Por lo tanto, si quieres optar por la experiencia al completo vas a tener que desembolsar 30 euros al año.

Dicho esto, es necesario señalar que el servicio de Google escoge el ajuste recomendado para cada captura. De todos modos, puedes optar por el que se amolde a tu gusto. Una vez tengas decidido el nivel que quieres aplicar a la fotografía hay que tocar en el botón “Guardar como copia” para que la modificación sea recogida. Esto quiere decir que en la Galería de tu smartphone aparecerá tanto la versión reformada como la original.

Escoge cualquier foto

A la hora de elegir una imagen no hay que tener ningún reparo. Lo que significa que no tienes por qué haber ejecutado la imagen con tu terminal, sino que puedes hacer lo propio con fotografías enviadas por otro dispositivo.

Además, esta propiedad se encuentra habilitada en un gran número de teléfonos, ya que su lanzamiento se produjo durante el trascurso del año 2019. De todos modos, es posible que el tuyo no sea capaz de aprovechar esta herramienta si no dispones de una actualización del sistema y de la app avanzadas. Si por mucho que selecciones cualquier foto no aparece la opción en la zona inferior, debes saber que no puedes hacer uso de ella. Por lo que tendrás que recurrir a otros métodos de edición.

¡Sé el primero en comentar!