¿Puedes espiar a tu pareja con el IMEI del móvil?

Muchos serán los usuarios que conozcan de primeras que el IMEI (Identidad Internacional de Equipo Móvil) tiene diferentes usos, además de que es el número único que representa a cada dispositivo móvil que circula por el mundo. Sin embargo, son también muchos los que quieren encontrar diferentes usos de este código.

Uno de los casos, por ejemplo, que mucho se preguntan es lo que os presentamos hoy. Y es el hecho de poder espiar el smartphone de nuestra pareja a través del IMEI. Por esto mismo, es el momento perfecto de averiguar que hay detrás de esta cuestión y si se puede llevar a cabo, sobre todo, si es legal o no el hecho de hacerlo si finalmente hay una opción para ello.

Espiar el móvil de tu pareja sí es un delito

Para empezar, tenemos que ir directos a lo más importante. Por mucho que quieras controlar a esa persona, por ley está tipificado como ilegal. Básicamente, porque al intentar ‘espiar’ el smartphone de otra persona estás vulnerado su intimidad, al igual que pasaría lo mismo si coges directamente su terminal y te pones a ver sus conversaciones.

IMEI móvil

En este caso, si se pudiera llegar a tener un cierto control del dispositivo móvil de otra persona a través del IMEI, estaríamos incurriendo en un delito, que viene en el artículo 197 del Código Penal, en el cual se establece que hacerse con la información que esté en un móvil sin ser autorizado por el propietario de ese dispositivo es delito.

¿Se puede espiar un móvil con el IMEI?

La respuesta es sí y no. Si nos basamos en que espiar es adentrarse por toda su información cada vez que queramos, lo cierto es que no será así. Pero, sí que se puede llegar a hacer a través de diferentes aplicaciones, aunque volvemos a lo mismo, no es legal. Además, se puede llegar a hacer un seguimiento de cualquier teléfono móvil si conocemos su número IMEI. Más que nada, porque existen diferentes rastreadores gratuitos para ello.

IMEI números móvil

Sin embargo, regresamos una vez más a los términos legales, y es que el hecho de utilizar cualquier método para rastrear otro smartphone es delito, a no ser que contemos con el consentimiento legal explícito del propietario de ese terminal, que en este caso sería nuestra propia pareja.

Eso sí, hay que tener claro que, si el motivo del rastreo es por pérdida, robo o si tienes un hijo menor de edad o tus padres son mayores, las cosas cambian, ya que no existe ningún tipo de problema legal asociado a ello. Además, nos encontramos también con que hay compañías especializadas en el uso de localizar un teléfono móvil. Por tanto, no solo se puede únicamente ‘espiar’ cualquier terminal con solo tener el IMEI, sino que será necesario otros softwares para esto.

¡Sé el primero en comentar!