Cuidado con los espías. Así pueden vigilar tu móvil

Cuidado con los espías. Así pueden vigilar tu móvil

Fran Castañeda

La privacidad en nuestro móvil es uno de los temas que con el tiempo más importancia y repercusión está obteniendo. Y es que más allá de una película de espías, aprender a saber si nuestro móvil está pinchado o hackeado puede resultar importante de cara a nuestra seguridad y vida privada, que cada día se ve más comprometida con el avance de la tecnología.

Desde la llegada de los smartphones y la conexión continua a internet, los hackers han volcado todos sus esfuerzos en desarrollar malware capaz de infectarlos y controlarlos de forma que pueden suponer un peligro, provocando que puedan robar desde nuestras redes sociales hasta nuestras cuentas bancarias por lo que nuestra privacidad y seguridad se puede ver muy afectada.

Síntomas de que el teléfono esté pinchado

Es bastante probable que, si has llegado hasta aquí, tengas sospechas de que alguien está viendo lo que haces con el móvil. Existen varías maneras por las que podamos pensar que nuestro teléfono esté intervenido, las cuales debemos tener en cuenta para en caso de cumplirse sospechar sobre ello.

Si el móvil se apaga solo, si oyes eco en las llamadas, si ves apps nuevas que antes no estaba y, en definitiva, si notas que sucede algo como lo que veremos a continuación, es probable que tu móvil esté siendo vigilado.

pantalla de móvil con candado

  • Comportamiento extraño de nuestro móvil: Si nuestro móvil se apaga o se reinicia de manera habitual sin previo aviso, se abren aplicaciones de manera automática sin nosotros desearlo, se calienta demasiado o que las aplicaciones tarden demasiado en abrirse no es algo que podamos considerar como natural por lo que pueden tratarse de indicios claros de que algo raro está pasando.
  • Descenso considerable de la autonomía: Si notamos un descenso considerable de la autonomía de nuestro móvil puede deberse a factores naturales, como que tengas el brillo demasiado algo, tengas activado las redes inalámbricas como el WiFi, Bluetooth o GPS de manera continuada así como si hacemos un uso intensivo de juegos. Pero si nada esto es habitual y la batería de tu móvil cada vez dura menos, es un sintoma más de que algo en su interior no va bien.
  • Sobrecalentamiento del teléfono: Si no estás haciendo nada con el móvil y ves que está muy caliente (si no lo tienes al sol, claro está), podrías estar ante un caso de móvil infectado. Cuando un smartphone realiza actividades en segundo plano a espaldas del usuario, los componentes del dispositivo suelen calentarse, descubriendo una posible infección que implique un riesgo para tus datos.
  • Otros factores no habituales: Otros casos no habituales pueder que el móvil tarde mucho tiempo en encenderse o apagarse, que desaparezcan contactos de nuestra agenda y aparezcan otros nuevos, que recibamos mensajes desconocidos y extraños, que los datos de internet se gasten de forma más rápida o que escuchamos pitidos mientras hablamos por teléfono.

Confirma tus sospechas de que el móvil está hackeado

Aunque nunca podremos saber al 100% de si estamos siendo espiados, sí que podemos intuir si nuestro móvil está siendo hackeado o pinchado y para ello tenemos dos opciones que requerirán tener una información extra sobre nuestro teléfono.

móvil con símbolo de candado en la pantalla

Marcando *#62#

Existe un código MMI que permite identificar a dónde entran las llamadas cuando no se responden. Dicho de otra manera, esto indica si alguien ha activado el desvío de llamadas del teléfono ya sea desde el propio móvil o de forma remota.

Para saber si lo tenemos configurado debemos marcar *#62# y podrás descubrir si tus llamadas están siendo redirigidas a algún número. Si este número no pertenece a tu operadora, es una razón de peso para pensar que alguíen está pinchando nuestro equipo.

A través de nuestro IMEI

También podemos comprobar si nuestro teléfono está siendo hackeado a través del IMEI.

La forma más sencilla de saber nuestro IMEI es marcar *#06# y nos aparecerá un número largo que es nuestro identificativo (algo así como el DNI de nuestro dispositivo). Este número también suele aparecer en la propia caja del dispositivo por lo que si lo tenemos a mano, simplemente basta con echar un vistazo a la etiqueta donde aparece el código de barras.

Si vemos que al final de nuestro número, cuando introducimos el código aparecen 2 ceros, significa que alguien estaría escuchándonos. Pero todavía es que aparezcan 3 ceros, señal de que, además de escucharnos, tienen acceso a nuestras llamadas, mensajes, archivos y fotos.

El código «mágico»

La última opción que tenemos para tratar de detectar si alguien está entrometiéndose en nuestras conversaciones privadas es marcar el código *#21# en la app de teléfono de tu móvil (como si estuvieras haciendo una llamada) y luego presionar la tecla de llamada. Este conjunto de símbolos y letras te mostrará el estado de tus conexiones para saber si alguien te está espiando.

Tras hacer esto, puedes usar dos códigos más para averiguar más del espionaje al que te ves sometido:

  • *#62#: Aparece en pantalla el número al que se han redirigido todas las llamadas, datos y mensajes.
  • **##002#: desactiva todos los desvíos y redirecciones de llamadas y mensajes.

¿Cómo lo soluciono?

Que tengamos el móvil pinchado o hackeado no es algo habitual, por lo que no es fácil que esto ocurra. De esta forma, si a tenor de lo anterior tenemos serias sospechas de que el móvil puede estar siendo pinchado, la mejor solución sería empezar por formatear el terminal, instalar un antivirus y volver a realizar las comprobaciones oportunas de que los síntomas anteriormente descritos no se reproducen.

Para ello deberás hacer un restablecimiento completo de fábrica. Antes de ello deberás hacer una copia de seguridad de tus fotos, vídeos y archivos pues, durante este proceso, se van a perder. Después accede a los Ajustes de tu teléfono, selecciona Copia de Seguridad y restablecimiento y busca una opción similar a «Borrar todos los datos». Cuando el móvil se reinicio, configúralo desde cero y habrás borrado todos los desvíos de llamadas y posibles apps infectadas que estuvieran poniendo en riesgo el terminal.

Xiaomi borrar datos fabrica

Es raro que después de hacer esto todo siga igual pero si no te fijas o sigues teniendo sspechas de que alguien te observa, lo más recomendable y drástico sería cambiar de móvil para que de esta forma nadie pueda seguir teniendo acceso al mismo. Y es que como dice el refrán «muerto el perro se acabó la rabia».