5 formas de reducir el consumo de batería de tu Amazfit

Pasa el tiempo y cada vez resulta más común presenciar cómo las muñecas de las personas que nos rodean están pobladas por toda clase de relojes inteligentes. Esto no es ninguna sorpresa, puesto que hay alternativas económicas como Amazfit que ofrecen un sinfín de propiedades de las que puedes sacar provecho.

Tener a tu alcance la posibilidad de no solo controlar y cambiar la música, sino también consultar las notificaciones, controlar tu estado físico e incluso responder llamadas telefónicas desde el reloj. Estas son algunas de las ventajas que promete optar por uno de estos dispositivos, los cuales nos ayudan a prescindir del smartphone para ejecutar acciones.

Amazfit tiene batería para rato

Sin embargo, uno de los mayores miedos por parte de los consumidores tiene que ver con una baja autonomía que no permita hacer uso en condiciones del wearable. Un aspecto por el que no debes preocuparte en exceso, ya que los smartwatches de Amazfit gozan de una duración considerable de batería y de una amplia diversidad de ajustes para mejorarla aún más.

  • Disminuye el brillo

Es la opción más sencilla y es por ello que suele pasar desapercibida cuando pretendemos reducir el consumo de energía. Aplicar un nivel de brillo alto implica un desgaste pronunciado de la batería e incluso puede llegar a ser dañino para la vista en situaciones lumínicas bastante pobres.

Amazfit

Bajo esta premisa, resulta conveniente buscar un equilibrio a través de un brillo que permita visualizar el contenido sin ser demasiado elevado. Ojo, porque optar por que el reloj decida de manera automática el nivel de brillo también provocará una menor duración.

  • Desactivar la pantalla siempre encendida

Hay ciertos modelos de Amazfit que incluyen una función denominada Always On Display (AOD) o también “Siempre en pantalla”. Como puedes intuir, mantener habilitada esta particularidad muestra en todo momento información como la hora, fecha u otros datos de interés.

Claro está, conlleva un consumo desproporcionado de batería y justo por esta razón no es aconsejable activar esta opción. Apagarla es tan sencillo como acudir a la configuración del smartwatch y seleccionar el modo en concreto para posteriormente tocar sobre “Apagar”.

  • Esferas sin muchos colores

Esto es algo de lo que ya hemos hablado en varias ocasiones. Del mismo modo que la mayoría de los teléfonos actuales, las pantallas de los relojes inteligentes también utilizan paneles AMOLED para lograr una representación de los colores muy brillantes.

La cuestión radica en el funcionamiento de estos, puesto que cada píxel opera de forma individual. De modo que algunos permanecerán apagados al emplear una esfera donde predomine el color negro. En pocas palabras, recomendamos descargar esferas oscuras para aumentar la duración de la batería.

  • Seguimiento de la frecuencia cardíaca

De manera predeterminada, los relojes inteligentes Amazfit llevan un control del ritmo de las pulsaciones. Este tipo de herramientas funcionan gracias a sensores que con una mayor intensidad pueden lastrar la autonomía del dispositivo sensiblemente.

Justo por este motivo, es óptimo indicar un nivel de seguimiento de bajo consumo y escoger “Detección automática de frecuencia cardíaca” o “Asistente de sueño” en la configuración del complemento. Estas son las dos modalidades con menor impacto sobre la duración.

  • Adiós notificaciones

Una gran parte de los usuarios decide comprar un wearable Amazfit para estar al tanto de todas las notificaciones entrantes en su terminal. Gracias a esta ventaja no tendrán que sacar el móvil del bolsillo para consultar este aspecto.

Sin embargo, las notificaciones implican tanto iluminación de la pantalla como vibración del dispositivo. Esto significa un desgaste de batería inmenso que puedes evitar accediendo al apartado notificaciones de la app Zepp.

¡Sé el primero en comentar!