¿Por qué Apple no vende más en España?

El iPhone ha vendido más de 2.000 millones de móviles en todo el mundo, ha arrasado en los principales mercados y pasará a la historia como el smartphone de los smartphones, pero en España ese cuento no vale. Aquí no vende ni la mitad que en otros mercados. ¿Por qué?

Si en algo coindice cualquier persona que sepa algo de telefonía móvil es que en 2007 todo cambió. Nada de estándares, nada de vivir de lo establecido, nada de grandes hegemonías. El genio de Cupertino hacía saltar por los aires todo lo establecido y ponía la telefonía móvil rumbo a un mundo desconocido hasta entonces, con el iPhone como capitán de la nave.

Cámara iPhone 13

El nuevo rumbo que Apple impuso a inicios del lustro pasado se llevó por delante a todos y cada uno de los fabricantes que había (con Nokia y BlackBerry a la cabeza) y solo los incipientes chinos supieron, de la mano de Android, vivir o sobrevivir en el agitado mercado de los smartphones. Pero el rey de los smartphones, el iPhone, el inventor de lo que hoy conocemos como “teléfono móvil” no ha obtenido en todos los mercados el mismo rédito. Mientras que en las páginas de historia quedará como el inventor del teléfono donde Internet se hizo realidad, en España siempre será el mercado donde Apple no pudo triunfar. Aquí somos como somos y el resultado es que, en porcentajes, no vende ni la mitad que, en otros lugares como Reino Unido, Alemania o no digamos Estados Unidos.

Apple iPhone modelos de colores

Demoledora máquina de ventas

La verdad es el tema sorprende y contrasta a nada que uno analice un poco datos de ventas, finanzas y demás resultados de la firma. Mires por dónde mires Apple lo revienta. El iPhone lleva quince años como rey del negocio. No hay otro modelo que se haya vendido tanto jamás. Nokia tiene dos equipos como los más vendidos de la historia, pero como modelo de gama, iPhone es lo más a años luz. Una máquina de ventas y generar tanto dinero a Apple que literalmente “se le sale por las orejas”. ¿No te lo crees? Mira sus resultados, esta estrella de Wall Street reconoce año tras años “tener exceso de caja”. Espectacular.

iPhone, iPad e iMac

Ingresos imparables

En el último ejercicio trimestral la firma reportaba unos ingresos de 123.900 millones de dólares (111.000 millones de euros), un 11 % más que el año pasado. Pensemos que, en 2010, por ejemplo, los ingresos de todo un año fueron de 65.225 millones. Dicho con el mayor de los respetos, a Apple la pandemia parece haberle sentado bien. Pero es que desde que empezó a vender móviles en 2007 siempre ha sido el mismo cantar, resultados de locos uno tras otro, los analistas y haters esperando el parón, el batacazo, el final del efecto Apple y salvo algún que otro trimestre, el resultado de la calculadora de Apple ha sido inapelable. Consecuencia, más dinero en caja y las acciones disparadas. Acciones que desde ese lúgubre valor de algo más de tres dólares en 2008… ha pasado a rozar los 164, es decir, 54 veces más que habría que multiplicar por dos (Split de acciones en 2005 de 1 a 2) y por siete (Split de 2014 de 1 a 7). Mejor no hagas cuentas para saber lo que ganaron aquellos que invirtieron 1.000 dólares en los albores del 2007.

Apple iPhone verde

La pregunta del millón ¿Qué ocurre en España?

Como hemos visto, Apple es una máquina de vender, de generar, dinero, valor y todo lo que cualquier empresa del mundo desea. De hecho, es la más grande del planeta, al menos en 2021 con unos datos de casi 2,2 trillones de dólares de capitalización bursátil. Vale, todo suena de cine, pero como, no podía ser menos, en nuestra querida España las cosas vuelven a ser diferentes. Mientas medio mundo compra el iPhone en tromba, aquí llevamos década y media viendo como en unidades, rara vez supera el 15% de cuota de mercado. ¿Por qué? ¿Qué nos hace tan diferentes a la hora de comprar que otros países? ¿No nos gusta la tecnología o es el sistema operativo? Pongamos el dedo en la llaga.

iPhone 13 gama de colores

Problema de país

Nos guste o no, somo un país de precio. Es cierto que el precio es un reclamo estándar en medio mundo, pero aquí cala y decide. Reino Unido, Alemania o Francia, lugares donde a Apple le va francamente bien, son conocidos por tener un ticket medio de compra mucho mayor que el español. Mercados de más valor que dicen los analistas. ¿Lo dudas? Según los datos de los últimos años, el 70% de lo que se vendía en nuestro mercado está por debajo de los 299 euros. No creemos que haya que decir nada más. Solo 4 de cada diez personas decían sí, a gastarse más de 300 euros en un móvil. Además, hay que matizar que dentro de ese grupo de personas que compran móviles de 300 euros, la mayoría son modelos por debajo de 199 euros, concretamente el 60% de los mismos. Por si fuera poco, lo más económico de Apple en modelos nuevos está en más de 500 euros, cifra en la que los amigos de Android ofrecen auténticas bestias del rendimiento. Más arriba en precio, está claro que ahí sí y sí, clientes de luz y color, amantes del producto, usuarios que el precio les da igual. Ahí es intocable, pero en España, son menos del 30%.

tim cook cargador

Dicho de otra manera, Apple le pide al comprador español que page un 70% más de lo que suele gastarse, 299 euros, por un modelo de 4,7 pulgadas. Un tamaño considerado del pasado para los usuarios de Android. Es cierto que el modelo dispone de una de las joyas de la corona, el procesador A15 Bionic, pero es mucho pedir en un mercado donde el precio es el rey.

Los operadores ayudan, pero…

Una de las figuras que más iPhone han vendido son sin duda los operadores, pero ahora no. Desde tiempos ancestrales, cuando la subvención era una realidad, antes del 2012-2013, eran máquinas de vender Apple. Su capacidad de llegar al cliente y la fuerza que les daba el caramelo de la renovación, fidelización para los de marketing, les hacía ser muy influyentes en la demanda de Apple. Y lo han seguido siendo en los últimos años, pero su pérdida de cuota frente a los productos libres ha hecho que la firma de Cupertino no coloque tantas unidades en un cliente de alto poder adquisitivo.

Steve Jobs y Tim cook

Sin desmerecer al nuevo matrimonio de conveniencia, MásMóvil + Orange, Vodafone y sobre todo Movistar han sido grandes vendedores de iPhone. Interesante habida cuenta de que no siempre tenían los mejores precios, factor liderado en la mayoría de las ocasiones por Yoigo, Orange y MásMóvil. Pero el cliente de operador es así, más facilón, mira menos el precio, pero el mercado libre está desatado y los operadores no mueven más allá del 40% de la venta de terminales, cuando en los inicios de MovilZona, superaba el 80%. Dicho en román paladín otro canal de ventas de Apple que se reduce.

Sin censura

Apple nunca se ha distinguido por ser un gran apoyo financiero para los operadores, seamos claros. Pero ni a los operadores, ni a las cadenas de tiendas, ni grandes superficies, ni a nadie. Todos en la distribución se quejan de ello, cuando por el contrario los fabricantes de Android suelen venir con la chequera dispuestos a comerse el mercado. Este detalle, invisible para el usuario, hace que cuando alguien entra en una tienda o punto de venta, los que atienden, apoyen los productos de Jobs lo justo y necesario. Y eso en las ventas se nota. Pero aún hay más, todos los operadores tienen sujetado en la medida que pueden a Apple en ventas. ¿Sorprendido? Es fácil, un operador no puede permitir que Apple tenga un 50% de cuota de mercado, ya que eso supone que no recibe recursos -dinero hablando claro- para apoyar su red de distribución de los androides van a por todas. No nos podemos poner la venda en los ojos, se trata de vender móviles y de hacer negocio y en eso los operadores, son los mejores.

Steve jobs

Así se cuenta la historia

Tras este repaso al porqué Apple no vende teléfonos móviles en España, vemos que hay una serie de factores claros, el precio es decisivo en el comparador español, el diseño de la gama de teléfonos móviles de Apple inicia su precio de entrada muy arriba para lo que ofrecen los competidores de Android, los operadores que han perdido cuota de mercado frente al incipiente mercado de terminales libres, estos mismos hace ya bastantes años dejaron las benditas subvenciones con las colocaban muchos teléfonos. Como último eslabón encontramos la falta de apoyo a la distribución, algo oposición diametralmente opuesto a lo que hacen los fabricantes de Android.

¿Cuál es la solución?

El corazón nos dice que la solución pasaría por tener un teléfono móvil de Apple de solo 199 euros, que los operadores volvieran a gastar toneladas de dinero en las subvenciones y que encima Apple invirtiera las mismas toneladas de dinero en apoyar a todos los que venden teléfonos móviles en este país desde los operadores hasta las cadenas de tiendas, pero eso no va a pasar. No nos extenderemos mucho, pero pensar en modelos de Apple baratos -es no conocer la marca-, cambiar el panorama de la distribución de los operadores y cómo y dónde se venden y se apoyan las acciones de ventas en este país es prácticamente imposible. Así que muchos nos equivocamos o este cuento tiene cuerda para rato, o como diría un buen periodista, no tendrá final feliz.

¡Sé el primero en comentar!