Pantalla del ASUS Zenfone 8, pequeña pero llena de posibilidades

Móviles

No a todos los usuarios le convence el tener un smartphone que tenga pantalla muy grande, y por desgracia tampoco son demasiadas las compañías que actualmente permiten comprar un dispositivo que tenga una por debajo de las seis pulgadas. Esto es justo lo que ofrece el ASUS Zenfone 8 que hemos probado y te contamos esta calidad que ofrece su panel.

El componente del que hablamos tiene mucho más de lo que se puede pensar en un primer momento, y esto le permite ofrecer una calidad que es mejor de lo que en un principio se puede esperar. Hablamos de un teléfono bastante pequeño (148 x 68,5 x 8,9 milímetros) que nos ha parecido realmente convincente en todo lo que tiene que ver con la imagen. De esta forma, la pantalla que vas a encontrar en este terminal tiene unas dimensiones de 5,9 pulgadas y no le falta una resolución lo suficientemente buena para no desentonar en el mercado, ya que es Full HD+.

Pero el ASUS Zenfone 8 incluye más cosas a destacar, como por ejemplo utilizar protección Gorilla Glass Victus, que es de las mejores opciones que existen en la actualidad a la hora de no resentirse con los golpes y caídas habituales en el día a día -y esto hemos comprobado que es bastante efectivo-. Además, el aprovechamiento frontal llega al 82,9%, lo que demuestra que se ha hecho un buen trabajo en todo lo que tiene que ver con los marcos que se integran en el teléfono. Eso sí, el agujero para la cámara frontal, ubicado en la zona superior izquierda, nos parece un poco más grande de lo esperado teniendo en cuenta las dimensiones del panel. El caso es que a simple vista este es un equipo que cumple a la perfección.

Buena calidad de imagen en el ASUS Zenfone 8

Lo primero que hay que comentar es que el panel integrado en el terminal es de los más actualmente y, teniendo en cuenta las dimensiones de la pantalla y la resolución antes mencionada, se consigue una densidad de píxeles de 445 ppp. ¿Esto se nota al utilizar el teléfono? Pues lo cierto es que sí, ya que la definición tanto en vídeos como a leer textos en páginas web es muy buena, ya que no hemos detectado jitter alguno en las líneas.

Esquina y marcos del ASUS Zenfone 8

Una de las cosas que más nos ha gustado al probar la pantalla del ASUS Zenfone 8 tiene que ver con el brillo. Al utilizar con componentes de alta calidad, que está fabricado por Samsung, hemos comprobado que se puede llegar ahora intensidad cercana a los 750 nits cuando el ajuste se realiza de forma automática. Esto es lo que habitualmente utilizan los usuarios, por lo que hablamos de una cifra excelente y que nos ha dejado un muy buen sabor de boca al utilizar el dispositivo en exteriores. Por cierto, que la gestión del propio sistema operativo al reconocer la intensidad lumínica del lugar en el que estás es muy buena, por lo que la velocidad y la precisión es bastante alta en este apartado donde se puede llegar a un nivel por debajo de unos cinco nits. ¡Muy impresionante!

Amplias opciones en la gestión del color

El trabajo con los colores desaparecido bastante efectivo, ya que no hemos encontrado aberraciones especialmente visibles ni tampoco tendencias a los fríos y cálidos a la hora de mostrar las diferentes tonalidades habituales. Además, es importante indicar que la pantalla de este teléfono es compatible con HDR10+, algo que se deja notar vídeos de plataformas en streaming e, incluso, al visualizar fotografías.

Hay que destacar que en los Ajustes existen bastantes opciones en el apartado con el objetivo decolorar la mejor personalización posible a la hora de visualizar el panel. Dejando a un lado opciones habituales cómo puede ser la selección elegir automático de lo que se ve o poder modificar el tamaño de la fuente, si deseas gestionar todo lo que tiene que ver con el color debes acceder al apartado denominado Splendid. En este puedes establecer la temperatura de color que más te guste hasta utilizar opciones predeterminadas en la pantalla, siendo las dos que más nos han convencido Natural y Estándar.

Es de agradecer también que entre las posibilidades existentes en el software existen opciones que en otros dispositivos solo es posible utilizarlas en el caso de tener activado el Modo desarrollador. Un ejemplo es poder establecer la velocidad de las animaciones o poder modificar el escalado de las aplicaciones.

Excelentes frecuencias disponibles

Este es un dato que cada vez es más importante para los usuarios y lo cierto es que tiene sentido, ya que cuanto mayor es la frecuencia que puede utilizar la pantalla de un teléfono se consigue una fluidez mucho mejor y por lo tanto una experiencia más satisfactoria… especialmente con los juegos y reproductores multimedia. En el caso de este ASUS Zenfone 8 puedes llegar hasta los 120 Hz, por lo que hablamos de una efectividad bastante grande.

El dispositivo llega con una opción automática que detecta el uso que realizas y establece uno de los tres pasos en los que es posible configurar en este apartado el terminal: 60, 90 y 120 Hz. Lo cierto es que la elección que realiza es precisa y no hemos encontrado problema alguno al respecto, pero hay que tener claro que lo mejor por calidad de imagen es utilizar siempre la marca más alta. También queremos mencionar que el muestreo táctil llegar a los 240 Hz. ¿Y esto qué significa? Pues que la respuesta de la pantalla es excelente una vez que la pulsas en cualquier punto de su superficie.

Opinión de la pantalla del ASUS Zenfone 8

La calidad de la pantalla que se incluyen este teléfono es muy buena, así de sencillo. Con una gestión de los colores excelente y un brillo que se ajusta a la perfección a las condiciones que tienes en cada momento y que alcancen cotas muy altas, creemos que no vas a tener queja alguna a la hora de sacar el máximo partido al panel integrado en este dispositivo.

Lateral del ASUS Zenfone 8

Con muchas opciones en lo que tiene que ver con el apartado de configuración en los Ajustes, lo que menos nos ha gustado es el agujero que se integra para la cámara y, quizá, que el salto entre las diferentes frecuencias que puede utilizar el dispositivo sea menos pronunciado y, por lo tanto, que no se tienda para dar uso siempre a los 120 Hz… algo que, por otro lado, creemos bastante normal, ya que es cuando mejor se ve este ASUS Zenfone 8 que muy poco o nada tiene que envidiar a la competencia que tiene actualmente en el mercado (y que no es mucha, ya que no es precisamente habitual encontrar dispositivos con pantallas de menos de seis pulgadas).

Escrito por Iván Martín