Así es la protección Gorilla Glass de los móviles

Los móviles están llenos de prestaciones y características técnicas cada vez más variadas. Una de esas especificaciones, que cada vez está más presente en un móvil que se lanza al mercado, es la protección Gorilla Glass. Una de esas características que ya forman parte de las prestaciones de, prácticamente, todos los terminales, algo que en MovilZona nunca pasamos por alto. Además, estamos ante un elemento importante para garantizar una mayor resistencia. Pero, ¿qué es exactamente? Y, sobre todo, ¿cómo se fabrica?

Incluso, es importante saber de dónde sale y cómo acaba en los smartphones. Y es que, al margen de los protectores y fundas que podremos llegar a poner en un dispositivo tras estrenar un nuevo móvil, los fabricantes también hacen parte de este trabajo por nosotros protegiendo el teléfono contra golpes y arañazos.

Hay que recordar, que una simple caída puede ser fatal. Por esto mismo, si dejamos de lado el clásico y necesario cristal de la pantalla, a alguna mente privilegiada se le ocurrió que sería buena idea crear las partes traseras de nuestros móviles de cristal. Por lo que es más que probable que se rompan ante el mínimo golpe de consideración. Aunque para nuestra suerte, esta protección nos servirá de gran ayuda, más de los que nos podemos llegar a pensar. Además, con el paso de los años se han ido sucediendo diversas generaciones, en las que se han ido introduciendo distintos cambios provocando una importante evolución que ha hecho que sea cada vez mejor esta protección.

Cómo funciona la protección Gorilla Glass

Aquí es donde entra Gorilla Glass, una lámina de protección que puede ir en la parte delantera y trasera de nuestro móvil, y que lleva siendo implantada por los diferentes fabricantes desde hace unos cuantos años, concretamente, fue a partir de 2007 cuando se introdujo por primera vez en un teléfono. Aunque, la historia de esta lámina resistente a golpes y arañazos, que está fabricada por Corning Inc, viene de tiempo atrás.

Básicamente, porque se comenzó a desarrollar en 2005, aunque como os decíamos, su arranque oficial comenzó a partir de 2006 y 2007, aumentando su popularidad en gran medida a partir de 2020. Este aumento de popularidad fue en respuesta de la industria de los smartphones al intentar cubrir la necesidad de proteger las pantallas de los smartphones que cada eran más grandes. Esto hizo que la protección esté disponible en móviles, pero también en otros productos como tablets u ordenadores portátiles.

Gorilla Glass productos

Por lo tanto, el funcionamiento o de lo que se encarga esta protección se basa en conseguir que los teléfonos con Corning Gorilla Glass sean menos susceptibles a sufrir rayones y roturas. Sin embargo, deberemos tener claro que esta tecnología no hace que un smartphone sea de por sí irrompible. Aunque, lo que está claro que nos ayudará a aumentar la durabilidad de la pantalla de cualquier smartphone durante largos períodos de uso, incluso, lo podrá proteger de caídas accidentales.

Aunque si dejamos a un lado el hecho de que la tecnología Gorilla Glass permite que los teléfonos sean mucho más resistentes, se ha podido demostrar que el uso de este cristal permite lograr un diseño y acabado de alto valor estético. Además, puede optimizar la función de carga inalámbrica, la cual está presente en móviles de alta gama. Incluso, resulta beneficioso para las conexiones 5G en los móviles que cuenten con un acabado metálico. Esto se debe principalmente al aumento que supondrá esta tecnología en el número de canales y frecuencias que exigirá un mayor rendimiento de las antenas

Todo sobre su fabricación

Las láminas de protección Gorilla Glass están formadas por un vidrio fabricado por aluminosilicato, que es un mineral compuesto de óxido de aluminio y dióxido de silicio, dos materiales naturalmente presentes en la naturaleza, de forma abundante. Al usarse feldespatos como materia prima, se logra una composición especial de un vidrio artificial, ligero, fino y resistente a daños y arañazos, que puede tener un grosor aproximado de 0.4mm. Este material debe ser calentado a altas temperaturas (superiores a 400 grados) en un molde, para después extraerse y enfriarse dando la forma que tendrá finalmente la lámina protectora.

Es un material que se ha diseñado de tal forma para que sea lo más ligero posible y delgado, contando con apenas 0,4 mm de grosor. Pero, esto no quita que tenga una gran capacidad de resistir daños y arañazos. Para su fabricación, debe ser calentado a altas temperaturas como os habíamos explicado anteriormente.

Sin embargo, es cierto que no fue el primer cristal de este tipo que surgió en el mercado, puesto que ya había otras empresas y marcas que también estaban trabajando en este segmento. Además, con la llegada de los smartphones, la acogida de Corning fue cada vez mayor, convirtiéndola en la opción más usada por los fabricantes. Aunque es cierto que existen otras como Dragontrail, que también tienen presencia en muchos teléfonos.

gorilla glass cristal

Versiones de Gorilla Glass

Como os decíamos, la evolución de esta protección es un hecho que vemos reflejado en los diferentes dispositivos Android o iPhone se han ido lanzando al mercado de los móviles. Pues cada vez se exhibe más el hecho de que un fabricante ha conseguido ‘hacer’ el smartphone más resistente a golpes, caídas, etc. Pero, en gran parte, esto no sería posible sin el gran avance de esta tecnología. Por esto mismo, es el momento de ver cada una de las versiones de Gorilla Glass.

Corning Glass

Gorilla Glass 1

Los primeros cristales protectores de Corning aparecieron entre 2005 y 2006, comenzado su gran éxito al ser incluidos en el primer iPhone de Apple. Esto justo se dio a partir de la presentación del primer teléfono iOS en 2007, cuando se presentó el dispositivo con una tecnología Gorilla Glass de 1,5 mm de grosor acompañado de un revestimiento oleofóbico, capaz de repeler las grasas, que minimizaba las marcas de las huellas dactilares y manchas en el panel.

Aunque, no fue el único dispositivo que pudo disfrutar de esta primera versión o tipo de la tecnología de Corning. Pues fueron muchos más los afortunados que pudieron tener entre sus especificaciones esta protección. Lo que está claro es que, a raíz de estar presente en un teléfono de Apple, comenzó a despegar en cuanto al número de seguidores.

Gorilla Glass 2

Cinco años fueron los que pasaron para que Corning lanzase una segunda versión de su protección para smartphones. Concretamente, fue en 2012, cuando pudimos apreciar una clara evolución de la lámina protectora, ya que consiguió reducir su espesor en un 20%, llegando a los 1,2 milímetros, siendo algo inferior a la versión anterior que se lanzó en 2007.

Además, aumentaron la resistencia con presiones de hasta 50 kg sin romperse ni. Un dato curioso, es que fue instalado en más de 600 millones de móviles, ayudando a que los fabricantes pudieran desarrollar modelos mucho más ligeros y finos, sin dejar de lado el gran hecho de seguir buscando que fueran resistentes a arañazos y golpes.

Gorilla Glass 3 y 3+

En la siguiente versión, la resistencia a golpes y arañazos aumentó en un 35%. Además, integró la tecnología NDR (Native Damage Resistance). La siguiente versión, fue en 2013, apenas un año después de que comenzasen a distribuir la segunda versión de su tecnología. Esta nueva tecnología trajo consigo como novedad un aumento importante en cuanto a resistencia a golpes y arañazos.

Aunque, años más tarde, para ser exactos en 2019, pasó algo curioso. Y es que la empresa encargada de la fabricación de esta protección decidió lanzar al mercado una nueva versión renombrada como Gorilla Glass 3+. Esta generación se diseñó para mejorar la protección contra en los teléfonos inteligentes de gama baja-media contra las caídas. Aportando grandes resultados, ya que es capaz de resistir caídas de 0,8 metros de altura sobre superficies duras y rugosas. Por lo que se convierte en la opción más asequible para proteger la pantalla de terminales más económicos.

Cristal Gorilla Glass

Gorilla Glass 4

El Gorilla Glass 4, que se presentó en 2014, aumentó en dos veces su resistencia a caídas y a las gotas en comparación a su predecesor. Esto fue así porque la compañía descubrió, a través de una de sus encuestas, que el 70% de los daños en las pantallas de los smartphones se debían a caídas. Por esto mismo, se decidieron por comenzar a invertir más en reforzar sus vidrios.

Es por ello por lo que, a partir de esta generación, la tecnología de protección de la compañía comenzó a tener también un enfoque diferente. Concretamente, se centraron en conseguir que la pantalla de los móviles resistiera mejor a las caídas. Y ahí no acabó la cosa, sino que también se implementó una mejora en su película repelente anti-huellas.

Gorilla Glass 5

La quinta generación vio la luz en 2016, aunque eso no ha impedido que sea muy utilizada por los diferentes fabricantes de smartphones con el paso del tiempo. Pues, a pesar de que se han ido lanzando nuevas versiones de esta tecnología, es una de las más usadas. Y todo porque Gorilla Glass 5 logró superar en durabilidad a su antecesor hasta en cuatro veces, soportando caídas de hasta 1,2 metros de altura.

Además, su grosor puede variar de los 0,4 a los 1,3 milímetros. Y no solo esto, sino que el fabricante garantizó que la tecnología de esta versión es capaz de inhibir hasta un 80% de las caídas en superficies muy rígidas en alturas de hasta un metro. Por lo que fue todo un plus para que las diferentes marcas de terminales decidieran implementar esta quinta generación en sus dispositivos.

Anuncio oficial de cristal Gorilla Glass 5

Gorilla Glass 6

Al igual que en la generación anterior, esta versión, que fue lanzada en 2018, es una de las que están más presentes en los móviles de gama alta del mercado. Especialmente, en aquellos que se comenzaron a lanzar a partir de ese año, aunque también se puede encontrar en los smartphones de 2021. Y es que, con esta tecnología, se logró reducir su espesor una vez más. Aunque, eso no es todo, ya que su resistencia aumento el doble con respecto al Gorilla Glass 5, aguantando caídas de hasta 1,6 metros de altura.

Y es que por mucho que consiguieran reducir su espesor una vez más, logró ser el doble de resistente que la versión anterior. Por lo que no solo aguantaba caídas de hasta 1,6 metros como os mencionábamos, sino que en las pruebas que se realizaron en la compañía se comprobó que podía aguantar hasta 15 caídas seguidas desde una altura de un metro.

Gorilla Glass Victus

Durante el 2020, se presentó la última versión de la compañía, Gorilla Glass Victus, o también conocida como Gorilla Glass 7. Fue estrenado en el Samsung Galaxy Note 20 Ultra, contando con un grosor de solo 0,4 milímetros. Aunque, su grosor puede variar hasta los 1,2 mm. Según la compañía de esta tecnología, han logrado desarrollar una de las generaciones más resistentes hasta esa fecha, tanto para las caídas como para los arañazos.

Lo más llamativo es que, en las pruebas de laboratorio que se han realizado a este cristal, es que logró superar caídas sobre superficies duras y rugosas de hasta 2 metros de altura. Por lo que estaríamos hablando de un aumento de hasta cuatro veces más su resistencia con respecto a la generación anterior. Un gran avance para poder seguir protegiendo a los smartphones.

¡Sé el primero en comentar!