Ni Snapdragon ni MediaTek. El Google Pixel 6 apostará por su propio procesador

Todos somos conscientes de que actualmente hay una alarmante escasez de semiconductores y chipsets que está afectando , no solo a la industria de la telefonía móvil, sino a la del automóvil y a a todo aquel mercado que necesite valerse de procesadores para dar vida a sus productos. Este podría ser uno de los motivos que explicarían el por qué Google está trabajando en un procesador propio.

El Pixel 6 ya ha aparecido por la Red en más de una ocasión pues el móvil se ha filtrado un par de veces avanzando algunas de sus características, muchas de ellas heredadas de un Pixel 5a, como la ubicación de la cámara para selfies al centro de la pantalla frontal o el diseño en general del móvil. Como de costumbre, antes del anuncio oficial del Pixel 5a, que tendrá lugar en algún momento de mayo, ya se empieza a mover la rumorología en torno a un Pixel 6 que debería ver la luz el próximo mes de octubre.

Pixel 5

Nuevo procesador «de la casa» para el Pixel 6

Todos los móviles de Google lanzados hasta el día de hoy han alojado en su interior un procesador de Qualcomm. Sin embargo la nueva información que nos encontramos hoy dice que el Pixel 6 no usa un procesador móvil Snapdragon, sino un chip Whitechapel también conocido como «GS101» que podría ser desarrollado en exclusiva para el teléfono.

Se piensa que Google está trabajando en su propio chipset pues el proyecto conocido como «Whitechapel» es uno de los muchos pasos de Google para crear su propio SoC que puede usarse en futuros Chromebooks y teléfonos Pixel. Aún se desconocen sus características pero parece claro que podría ser un posible rival para los procesadores Snapdragon de Qualcomm.

Aún no hay confirmación o anuncio oficial, pero una de las grandes noticias para los amantes de los móviles de Google es la firma estaría trabajando con Samsung en este proyecto. El “Whitechapel” podría ser co-desarrollado por los dos por lo que tendría mucho de Exynos, procesadores que ya han demostrado su más que sobrada potencia en los topes de gama de la serie Galaxy.

Es probable que incluso el Pixel 5a que mencionábamos antes se anime a llegar al mercado con un procesador de este nuevo proyecto pero si tuviéramos que poner la mano en el fuego lo haríamos por el Pixel 6, teléfono que debería suponer un gran cambio de rumbo para el gigante de Internet.

¡Sé el primero en comentar!