Antes de actualizar tu móvil, conoce los peligros a los que te enfrentas

Habitualmente somos muchos los que esperamos una nueva versión de Android o iOS, por no entrar en capas de personalización como MIUI, EMUI o One UI 3.0, que añada nuevas funciones al teléfono. No obstante, es oportuno recordar a todos los usuarios, independientemente del móvil que tengan, de los problemas que pueden aparecer tras actualizar el móvil.

Fallos de rendimiento, reinicios constantes, funciones que dejan de trabajar correctamente, desgastes anormales de la batería, sobrecalentamientos… Hay móviles que pueden experimentar todos estos fallos tras actualizar sus sistemas operativos y conocerlos de antemano nos puedes librar de algún que otro susto.

¿No debo actualizar?

Para nada. Aplicar una actualización es algo obligatorio siempre que esté disponible para nuestro móvil de forma oficial. Por lo general, las ventajas de instalar un nuevo software en nuestro teléfono móvil, ya sea iOS o Android, siempre van a ser muy superiores a los riesgos, pero esto no quiere decir que estos peligros no existan.

Actualizar móvil noche

Cada vez que aparece un problema de seguridad en una determinada plataforma, cada fabricante suele lanzar parches de obligada instalación si no queremos que nuestros datos privados queden comprometidos. A ello hay que sumarle las nuevas funciones que se suman al teléfono de las que no podríamos disfrutar si ignoramos por completo el mensaje de actualización.

Peligros de las actualizaciones

Como decimos, aunque sea recomendable aplicar todas las actualizaciones que lleguen al móvil, hay que tener en cuenta que puedes sufrir alguno de estos problemas, sobre todo en aquellos modelos que ya lleven unos años en el mercado.

problema actualizar xiaomi

Incompatibilidad de apps

Normalmente una determinada app está preparada para funcionar con varios sistemas operativos pasados y futuros, pues los desarrollares se encargan de adaptar su código para eliminar cualquier posible problema de funcionamiento.

Sin embargo, hay apps bastante antiguas que su desarrollo ha quedado estancado, aunque la puedas usar con normalidad en  una determinada versión de Android o iOS, pueden dejar de ser compatibles con futuras actualizaciones del teléfono. Antes de actualizar el sistema operativo trata de averiguar si las apps que usas vana  funcionar al 100% con una nueva versión de software.

Problemas de rendimiento

Este problema afecta, sobre todo, a terminales con un hardware obsoleto. Prueba de lleno son los malos funcionamientos que se encuentran en el iPhone 7 tras actualizar a iOs 14, una versión de software 5 años más nueva que el teléfono.

Por lo general un sistema operativo o está pensado para ofrecer mejoras de rendimiento en los móviles más nuevos pero aquellos que ya llevan un tiempo en el mercado pueden dejar de funcionar con normalidad.

Problemas de batería

Lo mismo que sucede con el rendimiento puede aplicarse a la batería, aunque esto afecta tanto a móviles antiguos como nuevos. Una mala optimización de una determinada capa de personalización puede provocar un elevado consumo de batería y hacer que la autonomía del móvil sea inferior a la que el mismo teléfono presentaba antes de actualizarse.

Lo más normal es que este fallo se corrija en sucesivas actualizaciones pero no es menos cierto que es un problema que debes tener en cuenta cuando actualizas un móvil.

Fallos de funciones del móvil

Cogiendo el Xiaomi Mi A3, uno de los smartphones que más problemas ha sufrido con las respectivas actualizaciones de Android, podemos ver como una actualización fallida puede hacer que el móvil se convierta en un pisapapeles.

Android 11 llegó a brickear varias unidades del teléfono, bloqueándolos por completo, y esto es algo que puede suceder en varios modelos siempre y cuando la actualización de sistema no se haya revisado con profundidad. Que el móvil se te bloquee es lo peor que puede pasar pero también pueden darse casos en los que algunas funciones del teléfono como el sensor de huellas, la posibilidad d grabar audios o hacer fotos queden dañadas tras cambiar de sistema operativo.

Ya he actualizado, ¿ahora qué?

Si sufres alguno de estos fallos que te impiden usar el smartphone con normalidad, tienes 3 opciones:

  1. Aguantar usando el móvil si los problemas no son tan graves como para impedirte seguir con tu día a día con normalidad
  2. Esperar a que el fabricante lance un parche para los modelos afectados. Esto dependerá de la gravedad de los problemas detectados tras actualizar el móvil y de la cantidad de usuarios afectados por los mimos.
  3. Volver a una versión de sistema operativo anterior. En este tutoría encontrarás la forma de volver a una versión de Android anterior y, si tu móvil s un iPhone, también tendrás la opción de hacer un donwngrade de iOS.