Prueba del rendimiento con el realme 7, ¿es lo que necesitas?

Los teléfonos de gama media cada vez ofrecen mejores prestaciones, y por ello no son pocos los que tiene por objetivo comprarse uno de estos terminales. Si es tu caso y el realme 7 es de los que te llama la atención, loe hemos probado para conocer si ofrece un rendimiento que es convincente y que resuelve todas las necesidades que tienes.

Este es un dispositivo que tiene un acertado punto de encuentro entre sus componentes y el precio que tienes que pagar por él (unos 179 euros). Por lo tanto, el claro objetivo que tiene el modelo del que hablamos es ofrece una buena relación calidad/precio. Y, lo cierto, es que como se ve en la ficha completa del realme 7, razones no le faltan para ser la compra que realicen en estos momentos este dispositivo que cuenta con sistema operativo Android 10 con una capa por encima llamada Realme UI.

Trasera del realme 7

Esta por cierto, es bastante limpia y ofrece una gran cantidad de opciones para gestionar el funcionamiento del dispositivo. Bien es cierto que en algunos momentos se tiene que dar pasos de más para conseguir ciertos objetivos, pero en líneas generales no habrá dificultad a la hora de utilizarla y, además, ni mucho menos es un inconveniente a la hora de sacar el máximo partido al equipo.

¿Convence el realme 7 en las pruebas?

La verdad es que no ha defraudado este equipo al probarlo, y siempre la experiencia de uso ha sido cuando menos convincente. El procesador MediaTek Helio G95T integrado es bastante útil y no muestra muchas señales de fatiga al presionarlo con una gran cantidad de aplicaciones abiertas a la vez. Este componente fabricado con tecnología FinFET de 12 nanómetros, es bastante solvente en trabajos donde sólo se da uso a un procesador, siendo algo menos destacado cuando se aprovechan los ocho cores integrados. El caso es que  en principio no tendrás problemas para ver vídeos de YouTube o editar las fotos que hagas.

Puerto USB del realme 7

Sin problemas con la RAM que se integra, que puede ser de hasta 8 GB, donde sí que hemos encontrado cosas comentar es en el almacenamiento. Esta es tipo UFS 2.1, por lo que tiene un buen comportamiento, pero hay que destacar que en la lectura es donde sobresale el realme 7 al probarlo, con tasas de transferencias muy altas que favorecen que las aplicaciones se ejecute sin lag de rápidamente. La escritura responde, pero algo menos de lo que se podía esperar.

Dejamos a continuación algunos de los resultados que hemos conseguido con este teléfono en las pruebas de rendimiento que utilizamos habitualmente en MovilZona:

No se comporta mal con los juegos

Al probar este smartphone con este tipo de apps, los resultados son exactamente los que esperábamos. Es decir, que se puede con los títulos de «segmento medio» con gráficos en tres dimensiones, ya que su GPU Mali-G76 MC4 así lo permite (trabaja a 900 MHz, por lo que supera a la integrada en la generación anterior en fuerza bruta). El caso es que con títulos como por ejemplo Asphalt no encontramos nada que haga que se tenga una mala experiencia. Pero, eso sí, al utilizar PUBG, se nota cierto sufrimiento que sin ser crítico sí que resulta evidente.

En lo que tiene que ver con la temperatura, hemos de decir que el control es eficiente en líneas generales. En algunas ocasiones cuando la exigencia es máxima, se nota que esta se eleva más de lo deseable, pero la vuelta aun estado de normalidad es rápida su se le da un pequeño descanso al realme 7.

Algunos detalles más del realme 7

Uno de los que creemos que es importante es que la conectividad es excelente. No hay problema alguno con la WiFi, donde tanto cobertura como tasas de trabajo son adecuadas. No son de locura, pero no notarás problemas al ejecutar aplicaciones que utilizan Internet. Además, Bluetooth va perfectamente a la hora de sincronizar accesorios… por ejemplo, es perfecto con auriculares.

Lector de huellas del realme 7

Muy bien todo lo que tiene que ver con el lector de huellas, que está integrado en el botón de encendido lateral. La rapidez es muy buena, y la precisión no le va a la zaga (eso sí, hay que acostumbrarse a su uso). En definitiva, este terminal es completo y responde en todo tipo de situaciones. No ofrece un rendimiento top, que no es su objetivo, pero es más que solvente para ser una buena respuesta en el uso habitual sin tener que gastarse mucho. Y, esto, ya es bastante.