Prueba de la cámara del realme 7 Pro, ¿es suficiente para todo?

El realme 7 Pro es uno de los teléfonos más intestes que se pueden encontrar en la gama media actual. Hemos probado lo que ofrece este modelo a la hora de hacer fotos con su cámara principal y mostramos los resultados que hemos obtenido en todo tipo de situaciones para cocer la calidad que ofrece.

Este modelo vuelve a apostar por el uso de cuatro sensores, lo que en principio hace que se tenga todo un abanico de posibilidades a la hora de hacer fotos y grabar vídeos, y la configuración que ofrece es la que indicamos a continuación:

  • Elemento principal de 64 MP (OmniVision OV02B) con focal de F:1.8, 0.8 µm y PDAF
  • Sensor para el gran angular de 8 MP con apertura de F:2.3, 119˚ y 1.12 µm
  • Sensor para macro de 2 MP con F:2.4
  • Elemento para medir la profundidad de 2 MP con apertura focal de F:2.4

Sensores de la cámara del realme 7 Pro

Lo cierto es que es una combinación correcta, pero es cierto que quizá se podía esperar algo más en el componente destinado a la profundidad que ayudase más en lo que tiene que ver con el zoom. Pero, en principio, es el realme 7 Pro no desentona en exceso y cumple teniendo en cuenta su segmento del mercado. Además, tampoco se da el salto desde la anterior generación al uso de estabilización óptica (OIS).

Las fotos que se hacen con el realme 7 Pro

Una de las premuras cosas que hay que cocer es que por defecto este modelo las fotos que hacen son de 16 MP, por lo que si quieres aprovechar al máximo el sensor que se integra como principal hay que elegir una opción que incluye la apropia aplicación (que, por cierto, es bastante buena y se utiliza con gran comodidad, ya que está llena de opciones, pero no induce el error). En el caso de tomar fotos en automático, hay que decir que con buenas condiciones de luz los resultados son bastante buenos y no hay una gran cantidad de ruido o deformaciones de los colores… quizá el rango dinámico podía ser algo superior.

Foto en modo automático con el realme 7 Pro

 

Cuando se hacen fotos por la noche, se cumple bien utilizando el Modo específico que hay en el dispositivo, pero el contraste de las imágenes no es el mejor posible independientemente de la sensibilidad ISO utilizada. Eso sí, el control del ruido nos ha parecido destacable.

Si se da uso a tirar fotos a 64 MP, hay que decir que los detalles mejoran un poco, en especial por el uso de la tecnología AI Dazzle Color, lo que permite optimizar los colores. Pero la definición no es netamente superior. Estos son algunos ejemplos de lo que podrás conseguir con el realme 7 Pro:

Otras opciones que ofrece el teléfono

En el uso del zoom, hay que decir que el trabajo es bastante bueno hasta llegar al 2X (y hablamos de opción digital siempre). Aquí es donde más se agradece la cantidad de información que es capaz de adquirir el sensor de 64 MP, ya que los algoritmos los utilizan de una forma bastante eficiente. No ha sorprendido en este apartado el móvil debido a que este es un terminal que no utiliza OIS.

retrato con desenfoque con el realme 7 Pro

En lo que tiene que ver con los retratos con desenfoque, los resultados que consiguen son también bastante buenos. Bien es cierto que en ocasiones sufre más de lo esperado y tiene problemas en el contraste de los fondos. Pero, en general, se consiguen perfilados mejores de lo que cabría pensar por lo que es convincente. Por cierto, al dar uso a las fotos con HDR, hemos descubierto un buen trabajo al establecer la opción correcta a utilizar entre las tonalidades existentes en las tomas, pero aparece una lentitud al trabajar que es evidente.

Grabar con el realme 7 Pro

En lo que tiene que ver con el vídeo que se graba, hay que decir que se llega a calidad 4K, pero nos han gustado muchos más los resultados obtenidos a resolución 1080p a 60 FPS debido a un mejor rango dinámico. Con diferentes opciones a elegir con los códecs (h.264 y h.265), hay que decir que nos ha parecido que cumpla bastante bien en general y que lo más llamativo es lo rápido que es el autoenfoque. Eso sí, la falta estabilización óptica se hace notar.

¡Sé el primero en comentar!