Prueba de la pantalla del Realme 7 Pro, ¿te convencerá?

Móviles

El nuevo Realme 7 Pro es uno de los terminales que actualmente llamen la atención en el mercado y que ofrece un hardware bastante completo y, a la vez, tiene un precio que no es una barbaridad (299 euros). Hemos probado la calidad que ofrece su pantalla y te contamos la experiencia que nos ha dejado al utilizarla.

Este componente del Realme 7 Pro es de los que llama la atención, ya que ha sufrido un cambio bastante radical respecto al modelo al que sustituye en el mercado. Se ha pasado de un panel LCD con 90 Hz a dar uso a uno AMOLED de sesenta. Y el motivo para hacer esto es que se ha escuchado a los usuarios, que prefieren esta combinación hardware. Veremos si la respuesta hace que lo realizado sea un cierto.

panel del teléfono Realme 7 Pro

El tamaño elegido en esta ocasión es de 6,4 pulgadas por lo que es lo suficientemente grande para que la ejecución de todo tipo de aplicación se disfruta sin problemas. La resolución de la pantalla es Full HD+, y se consigue una densidad de píxeles de 411 ppp. Por lo tanto, la visualización de textos y contenidos similares es excelente. Con un buen aprovechamiento frontal que supera el 80%, se ha incluido protección Gorilla Glass 3+, lo que en principio es un seguro de vida a la hora de no poner en riesgo este componente.

Una calidad bastante alta

Lo cierto es que el panel integrado, que cuenta con un agujero (bastante pequeño) en la zona superior izquierda tiene una calidad de imagen bastante buena, destacando en la excelente representación de los colores que muestra, ya que hay que decir que esta pantalla es compatible con HDR10 en plataformas como YouTube. Por lo tanto, la profundidad que permite es excelente.

En lo que tiene que ver con la potencia del brillo, esta es bastante buena. Hemos llegado a medir hasta 540 nits con los ajustes propios del sistema operativo, lo que asegura que se consigue la intensidad suficiente para que en exteriores no se tengan problemas. Esto, combinado con un contrate bastante bien ajustado y que es de calidad, asegura que la elección del panel AMOLED es un cierto… pese a que se pierda un punto de fluidez en los juegos (pero no es algo especialmente destacado comparado con la generación anterior de esta gama de producto).

De todas formas, en las pruebas que hemos realizado al disfrutar de vídeo hemos encontrado que se consigue una experiencia de uso bastante destacable. No llega a los niveles de los terminales de gama alta (ya que no lo es), pero lo cierto es que se encuentra entre los mejores de su segmento del mercado.

Opciones que ofrece la pantalla del Realme 7 Pro

Se incluye lo necesario para conseguir personalizar el uso del panel de este teléfono. Un ejemplo de lo que decimos es que no le falta Modo oscuro e, incluso, la posibilidad de ajustar la temperatura de la pantalla. Aparte, hay que indicar que existe la posibilidad de elegir entre tres Modos de color: Brillante, Intenso y Suave. A nuestro juicio, el que mejor se comporta de forma global es intenso que da uso a P3… y es bastante adecuado.

Con lo dicho, y sin detectar problemas de tactilidad alguno o de fuga de luz (lo que habla bien dela cavado), hay que decir que el Realme 7 Pro responde bastante bien en lo que tiene que ver con la calidad de la pantalla… y por lo tanto el paso a AMOLED parece un acierto pese a que alguno amantes de los juegos pueden notar que no se llega a los 90 Hz.

Escrito por Iván Martín