Analizamos el Realme C11 y descubrimos su mejor arma

Móviles

Uno de los smartphones más económicos que existen ahora mismo en el mercado, siempre hablamos de los que merece la pena tener en consideración, es el Realme C11. Hemos comprobado lo que ofrece a la hora de aprovechar al máximo la batería que incluye en su interior y, lo cierto, es que este es posiblemente lo mejor que ofrece el teléfono del que hablamos.

Este es un dispositivo que incluye un hardware bastante contenido, y un claro ejemplo de lo que decimos es que su pantalla de 6,5 pulgadas tiene una resolución de 720p, por lo que su exigencia energética no es especialmente elevada (y a esto ayuda que el panel sea IPS). El caso, es que para dotar de la energía necesaria al terminal como se ve en la lista de componentes del Realme C11, se incluye una batería que es bastante impresionante ya que tiene un amperaje de 5.000 mAh. Nada más y nada menos.

Imagen lateral del Realme C11

Algunos detalles que se deben tener en cuenta en todo lo que tiene que ver con la autonomía, es que el puerto de carga que incluye el terminal es microUSB. Bien es cierto que los 99 euros que cuesta el dispositivo limitan las opciones que ofrece en lo referente a la actualidad, pero lo ideal hubiera sido incluir un puerto tipo C. Evidentemente no es un drama, pero es algo que llama la atención. Por cierto, unas de las consecuencias que tiene esto es que la potencia de carga máxima que tiene el dispositivo es de 10 W, lo que tiene ciertas limitaciones en la velocidad de carga como comentaremos más adelante.

Una gran autonomía en el Realme C11

De esto no hay duda alguna, y no hay que esperar algo diferente ya que como hemos dicho la batería es grande por carga (el grosor del dispositivo llega a los 9,1 milímetros, totalmente lógico). El caso es que en todas las pruebas que realizamos los resultados fueron más que positivos. En el uso habitual como terminal de uso habitual, por lo que revisamos correos y mensajes habitualmente, se consiguen un mínimo de dos días sin tener que restringirse mucho con el brillo. Esta es una marca que no está al alcance de muchos, compite con el Galaxy M21 todo hay que decirlo, pero el caso es que la experiencia fue muy positiva.

Si se tiene la pantalla siempre activa, gracias a que este componente no es especialmente «tragón», conseguir tiempos medios de uso con películas de unas 14 horas, una marca excelente ya que se le da al hardware un uso constante. Por cierto, con los juegos que es capaz de mover el Realme C11 hay buenas noticas ya que no el procesador MediaTek ni la GPU PowerVR GE8320 hacen que los resultados se resientan en absoluto y, por lo tanto, se mantiene todo en más de trece horas de uso y por lo tanto hay que decir que el comportamiento es cuando menos notable.

Una carga que se toma su tiempo

Como hemos indicado no hay que esperar marcas muy impactantes en la potencia de la carga, lo que es lógico ya que estamos ante un terminal muy económico. El caso es que teniendo en cuenta que el amperaje de la batería es de 5.000 mAh, ya parece claro que hay que tomarse los proceso con calma (lo ideal, a ser posible, es recurrir a la noche ya que se superan las dos horas por bastante). Eso sí, nada de problemas de temperatura en los procesos y lo cierto es que no hemos detectado un desgaste especialmente evidente en el uso.

Imagen trasera del Realme C11

El software, una buena ayuda

Esto es algo que queremos destacar en el Realme C11 ya que el modelo llega con Android 10 con desarrollo por encima denominado Realme UI. El trabajo con el segundo plano es realmente eficiente, en especial si en el Modo de rendimiento que se establece en las opciones de batería de los Ajustes es el denominado como Inteligente. Este balancea de forma correcta el funcionamiento de las apps y no es muy agresivo con las que se utilizan de forma habitual. Una buena opción esta que merece la pena darle uso.

En definitiva, teniendo en cuenta lo barato que es el Realme C11 y lo que ofrece en la autonomía gracias a los 5.000 mAh de su batería, este es el motivo de compra más claro que ofrece y hay que decir que se consigue destacar frente a la competencia sin duda alguna.

Escrito por Iván Martín