Samsung ha dado con la clave para ahorrar una gran cantidad de batería en sus móviles

Samsung

La autonomía de la batería a menudo ha sido un tema pendiente para la marca coreana. Si bien con el paso de los años se ha mejorado considerablemente, si hubiera que achacar un punto débil de los topes de gama de Samsung es la duración de su batería. Ahora la marca ha dado en el clavo para alargar autonomía. Y no está en la propia batería.

La semana pasada, Samsung reveló su nueva línea Galaxy Note 20, y el modelo de gama más alta viene con una pantalla de 120Hz. Una frecuencia de actualización más alta permite que se pueda disfrutar de una navegación más suave ya sea usando el S-Pen o ejecutando juegos móviles. Sin embargo, como ya sabrán los usuarios que trabajan con tasas de refresco elevadas, esto repercute directamente sobre la vida de la  batería de los teléfonos.

Para luchar contra esto, Samsung Display anunció que sus nuevas pantallas OLED presumen de una tecnología de «frecuencia adaptable», que también está disponibles para otros fabricantes que la quieran aplicar en sus teléfonos. Esta vez sí que estamos ante un tip ose panel que es diferente a lo que hemos visto antes, pues permiten disfrutar de frecuencias de actualización más altas, pero sin que ello repercuta en la autonomía del dispositivo.

Mejorando la batería del móvil desde la pantalla

Esta nueva pantalla, que se estrena en el Galaxy Note 20 Ultra 5G, puede alcanzar los 120Hz cuando se necesitan altas velocidades de tasa de refresco para juegos pero automáticamente baja a 60Hz cuando, por ejemplo, ejecutamos la reproducción de video, a 30Hz cuando se está enviando mensajes o tan bajo como a 10Hz cuando muestra una imagen fija.

En la configuración más lenta, Samsung afirma que puede usar solo el 60 por ciento de la energía que normalmente se requiere, mientras que otras pantallas no pueden ajustarse sin comenzar a parpadear. El vicepresidente de planificación de pantallas móviles de Samsung Display, Ho-Jung Lee, dijo en un comunicado: «Se espera que esta tecnología de pantalla de frecuencia adaptable mejore considerablemente la experiencia del usuario al calibrar las frecuencias de actualización con los requisitos de una aplicación específica y, por lo tanto, asignar la energía disponible de manera más precisa«.

En general, la compañía ha realizado sus propias pruebas para determinar como, solo con este ajuste de la tasa de refresco, se puede ahorrar hasta un 22% de batería en comparación con otras pantallas. Sin embargo, no está claro si está nueva tecnología está limitada a una configuración especificada.

Por suerte pronto podremos probar el móvil y con ello la autonomía del Note 20 Ultra en todas las configuraciones posibles.

 

Escrito por Miguel Martínez

Fuente > AnAndtech