La candente competencia entre marcas tiene una nueva e incandescente chispa a su alrededor que puede hacer explotar la competencia a niveles nunca vistos. Vivo, una de las marcas más agresivas y dinámicas del grupo BBK ELECTRONICS, ha confirmado a MovilZona que el tercer trimestre (septiembre) es la nueva fecha oficial para llegar al mercado español. Su objetivo está claro, hacerse sitio en esa zona roja donde están Xiaomi y Realme.

La marca Vivo, inició su andadura en 1995, desde 2003 a 2011 operó bajo la marca BBK Music Phone, iniciando en 2011 la andadura con la marca actual. Una firma que  lleva meses cortejando al mercado español, tarea frenada por la llegada del coronavirus que lo fraguó en el ya pasado segundo trimestre de 2020. Con la situación actual la firma, que dirige Diego Xiao en calidad Presidente de España y Portugal, debe adaptarse al contexto y eso guste o no, traba mucho, el aterrizaje. Una competencia a la que se tiene que enfrentar de realmente compleja. Xiao es un experimentado directivo en la lides telefónicas, En su bagaje laboral ha pasado por Alcatel, Lephone, Zopo, Nubia, con responsabilidad podemos decir que europea y ahora Vivo.

Gran reto

Nunca en la historia de las ventas de smartphones las cosas estaban tan apretadas. A las grandes marcas tipo Samsung, Huawei o Apple, se han encaramado Xiaomi (muchas ventas pero con bajo valor de beneficio), sin olvidar a los Oppo, Realme que van teniendo sus porcentajes. Por si fuera poco Motorola, Alcatel, LG, ZTE y demás siguen reteniendo también sus cuotas. En resumen, parece difícil que haya sitio para otro. Por ello Vivo debe armarse muy bien e intentar cerrar acuerdos potentes con operadores y grandes grupos de tiendas especializadas, tipo Phone House o Mediamarkt. Sin olvidar la inversión en imagen que debe hacer para intentar desplazar a Xiaomi, Oppo o Realme que parecen sobre el papel sus primeros objetivos.

Ojo a los márgenes

Todo ello -llega la gran frase- manteniendo márgenes de beneficio para soportar el negocio. Es importante recordar, al hilo de apunte de Xiaomi, que las marcas chinas suelen tener un margen por terminal muy inferior a la media, por lo que hay menos margen de maniobra y deben -costes logísiticos- mover más terminales para ganar el mismo dinero que un rival digamos no chino como puede ser LG. No digamos Samsung o Apple que estén en niveles diez veces superiores.

Poner más dinero

Con este panorama, la lucha por los espacios en tiendas y demás elementos de promoción de los operadores -folletos, programa de puntos…- va a ser bestial. Hasta donde sabemos ya habido varias marcas chinas que han reforzado su presencia en espacios y elementos promocionales. Vamos hablando en plata: han puesto más dinero encima de la mesa de los vendedores de móviles, como suena. Dinero extra, no hablamos de Vivo, sino de las marcas que han reforzado posiciones, que van directamente contra el margen de los terminales, poniendo a la marca es una situación muy crítica si ese producto no se vende o rota, como dicen los especialistas, en los tiempos fijados.

Dinero tarjeta de crédito

¿Desaparecerá alguna marca?

Otra derivada de todo esto es saber si la llegada de Vivo supondrá la desaparición de algún fabricante del mercado español o digamos pasar a una presencia meramente testimonial. Sin ir más lejos, la marca hermana One Plus, va camino de tener una presencia testimonial en España después de sufrir un rotundo fracaso en España. Los precios altos, la falta de modelos de gama económica y muy poco márketing en distribución y medios han sido las causas. Sony es otra de las que está en la lista de salida.

logo oneplus

Llegó a ser segunda del mercado, entonces estaba en manos de Isidro Moreno, otro de los directivos de primera línea del sector -ahora fuera de la firma-, y con sobrada experiencia en la distribución y comercialización de smartphones en España. Actualmente la firma sigue con modelos de alto precio, cero márketing y un gap en la relación precio-prestaciones de las más altas del mercado.

Del desprecio al aprecio

Hablemos claro, los móviles chinos son ahora apreciados y comprados, pero en su momento, cuando dieron los primeros coletazos en Europa eran modelos considerados de baja calidad. Modelos que no eran aceptados y que venían con la vitola de poca calidad sobre ellos. En una primera instancia Huawei y ZTE y posteriormente toda la saga de móviles que han llegado desde China le han dado la vuelta a un concepto que peso en su contra, y mucho, en los inicios. No podemos olvidar que salvo ZTE y Huawei todo lo que llegaba eran marcas desconocidas, en China hay cientos, que los usuarios compraban en tiendas online, alguna de dudosa efectividad, por lo que el ruido que había no era nada positivo.

Vietnam o India siguen sin aprecio

Lo anteriormente comentado, contrasta en favor de Vivo, con lo que ha pasado con las marcas de otras partes del mundo que sí han intentado entrar en Europa o España. Nos referimos por un lado a VSmart, compradora de la firma BQ e Intext, de origen indio. Las que podemos considerar dos últimas intentonas de vencer el status quo de marcas que hay en nuestro mercado. La primera pasa sin pena ni gloria en cuotas de mercado, considerando que casi todo lo vende MediaMarkt.

Active VSmart

En cuanto a Intext podemos decir que tenía unos precios absolutamente bestiales, no se vio nada igual, pero los líos burocrátricos internos y la credulidad de los jefes indios de que podrían arrasar en un mercado cuando ni siquiera habían empezado, empañó una brillante tarea de Alfredo Cantelli, otros de los grandes e históricos, quien fuera lider de LG Móviles en sus mejores momentos con el ya olvidado LG G3.

Quién es BBK

Para finalizar qué menos que poner al lector en situación de dónde viene y qué es Vivo en el mundo empresarial. Una piedra angular de un gigante llamado BBK, nacido a finales de los noventa y que en un tiempo que podemos considerar relativamente corto, se ha hecho con un espectro de marcas de renombre mundial (Oppo, Vivo, OnePlus y Realme, además de algunas más de móviles que, de momento, no llegan a España). Vende más de 1.500 millones de móviles y es todo un enigma como empresa.

BBK Electronics

Nadie se pone de acuerdo cuando empezó, la fecha oficial es 1995, pero la prestigiosa Bloomberg asegura que fue en 1998. Además, no solo vende móviles, sino todo tipo de electrodomésticos. También hay todo un lío indescifrable sobre qué parte es del Gobierno chino, qué parte es privada, datos de facturación y demás. Sea como fuere la realidad es que dispone de cuatro marcas relevantes, lo que no impide como se puede ver, que luchen entre ellas hasta el límite de las consecuencias.