El iPhone 12 podría parecerse más a un iPad que al iPhone 11

Apple

Llevamos 3 años sin advertir grandes cambios en el diseño de los teléfonos de Apple. Desde que el iPhone X apostara por prescindir del touch ID y adoptar una pantalla completa el cambio más drástico que hemos visto en los teléfonos es la apuesta por el módulo de cámara cuadrado de los actuales iPhone 11.

Cada 3 años la firma suele plantear una revolución en la líneas y formas de sus topes de gama y parece que este año el objetivo es mirar hacia atrás, y no hacia delante. Y es que el próximo teléfono de Apple, el por ahora conocido como iPhone 12, puede parecerse más al iPhone 5 que al iPhone 11 Pro actual, según Bloomberg. Al parecer la base para crear los nuevos teléfonos del fabricante americano sería el iPad, es decir, presentando unos bordes de acero planos en lugar de curvados y con una pantalla plana y al ras del cuerpo. Todo ello como una de las tabletas de la firma pero con biseles mucho más pequeños y el tamaño reducido al de un teléfono móvil.

iPhone 12 Pro Max

Eso estaría en línea con algunos de los conceptos de los que ya hemos hablado con anterioridad como el que puedes ver sobre estas líneas donde también se apuesta por la desaparición completa del notch.

En favor de la pantalla plana

Este último rumor sigue la línea de anteriores filtraciones que recalcan que los iPhone de 2020 podrían parecerse a algunos de los modelos con mejor diseño de la firma, los iPhone 4 y iPhone 5 que encandilaron tanto a los fans de la marca que el fabricante los usó de base para dar vida al iPhone SE de 4 pulgadas años atrás y del que ahora esperamos su sucesor como agua de mayo.

Por supuesto, esto  marcaría un cambio significativo en el lenguaje de diseño actual, haciendo un guiño a lo que fueron posiblemente los iPhones más atractivos de Apple al mismo tiempo que unificaría una línea de diseño entre móvil y tableta haciendo los iPhone y los iPad aún más parecidos.

Otros detalles del iPhone 12 que comienzan a tomar bastante fuerza en las últimas horas es que los siguientes modelos Pro tendrán tres cámaras traseras, mientras que los dispositivos de gama baja tendrán dos, manteniendo, ahora sí, la estrategia vista en los actuales modelos de la compañía. La principal novedad estaría en el sistema 3D LIDAR presente en el iPad Pro que la marca pretende llevar a sus iPhones de gama alta para mejorar las aplicaciones AR. Por este motivo todos los teléfonos de próxima generación de la marca tendrán procesadores mucho más rápidos, especialmente para soportar arduos trabajos de IA y AR.

Escrito por Miguel Martínez

Fuente > Bloomberg, Imagen