Sony Xperia 10 II frente al Xiaomi Redmi Note 8, ¿cuál me compro?

Sony

La firma nipona Sony ha pisado el acelerador en el desarrollo de sus teléfonos móviles con el objetivo de volver a ser una de las firmas de referencia en las gamas más populares. Una clara apuesta es el nuevo Sony Xperia 10 II, al que hoy enfrentamos al Xiaomi Redmi Note 8, el gama media de los chinos por excelencia.

Estamos ante dos móviles que tienen ciertas similitudes, pero a los que sobre todo les distancia el precio, uno de los aspectos clave a la hora de decantarse por uno u otro terminal. Vamos a repasar dónde destaca cada uno de estos móviles.

Comparativa entre el Sony Xperia 10 II y el Redmi Note 8

Sony Xperia 10 II Xiaomi Redmi Note 8
Pantalla OLED de 6.0″/ Resolución FullHD+ / Relación de aspecto 20:9  / 21:9 / Corning Gorilla Glass 6 6,3 pulgadas IPS FullHD+ 19.5:9/409 ppp
Tamaño y peso 157 x 69 x 8,2 mm / 151 gramos 158,3 x 75,3 x 8,35 mm/ 190 gramos
Procesador  Snapdragon 665 a 2,8 GHz/ GPU Adreno 650 Qualcomm Snapdragon 665 a 2 GHz con GPU Adreno 610
RAM 4 GB 4 GB
Almacenamiento 128 GB 64 GB
Cámara – Triple cámara trasera con sensor de 12 MP 26 mm
Sensor de 8 MP 52 mm
Sensor de 8 MP 16 mm- Frontal de 8 Mpx
Trasera: cuádruple de 48 MP + 8 MP gran Angular + 2 MP macro + 2 MP ToF
Frontal: 13 MP
Conectividad 4G VoLTE, Wi-Fi 802.11 ac (2.4GHz / 5GHz) Bluetooth 5 LE, USB Tipo C, lector de huellas lateral, jack de audio y protección IP65 / 68 USB Tipo C, 4G/LTE, Dual SIM, Bluetooth 5, WiFi 802.11 ac Dual band, jack de auriculares, lector huellas parte trasera
OS Android 10 Android 9 Pie con MIUI
Batería 3.600 mAh con carga rápida de 18W 4.000 mAh con carga rápida de 18W
Precio N/D Desde 162 euros

Pantalla y dimensiones

En este aspecto ambos móviles tiene capacidades similares, aunque hay diferencias evidentes. El tamaño de pantalla del móvil de Sony es de 6 pulgadas, mientras que la resolución es Full HD+.

Sony Xperia 10 II multipantalla

En el caso del Xiaomi Redmi Note 8 tenemos una pantalla de 6.3 pulgadas con resolución Full HD+ con notch en forma de agua. La pantalla de este último ocupa más en el frontal del teléfono, un 81.7%, frente al 77.6% del Sony y no tiene notch. Pero en el caso de este último tenemos una relación de aspecto 21:9, que hace de esta pantalla más panorámica aún. El sony tiene unas dimensiones de 157 x 69 x 8.2 mm y pesa 151 gramos, mientras que el Redmi tiene unas dimensiones de 158.3 x 75.3 x 8.4 mm y pesa bastante más, 190 gramos.

Redmi Note 8T blanco

Rendimiento

En este aspecto ambos teléfonos tiene características similares. Tanto que el procesador con el que cuentan es el mismo, el Snapdragon 665, un clásico de la gama media que nos ofrece un rendimiento solvente y contrastado durante los últimos años.

En cuanto a la memoria RAM tenemos 4GB en el Sony y 3GB, 4GB o 6GB en el Redmi. El almacenamiento interno del Sony es de 128GB y en el chino de 32GB, 64GB o 128GB en ambos casos ampliables mediante tarjetas microSD.

Cámaras de fotos

Aquí empezamos a tener diferencias, aunque tampoco deben ser determinantes. El Sony Xperia 10 II tiene una cámara de fotos triple, con tres sensores de 12, 8 megapíxeles telefoto y 8 megapíxeles ultra gran angular.

Sony Xperia 10 II negro

En el caso del Redmi Note 8 tenemos una cámara cuádruple. Que cuenta con sensores de 48 megapíxeles, 8 megapíxeles ultra gran angular, 2 megapíxeles macro y 2 megapíxeles de profundidad. Los dos pueden grabar vídeo en resolución 4K a 30fps. Delante la cámara de fotos selfie nos ofrece 8 megapíxeles en el Sony, y 13 megapíxeles en el Redmi.

Redmi Note 8T cámara

Batería, conectividad, software y otras características

En cuanto a la capacidad de la batería, el Sony llega con 3600mAh, bastante buena para lo que nos tiene acostumbrados la firma nipona, y es compatible con carga rápida de 18W. En el caso del Redmi tenemos una de 4000mAh y compatible con la misma carga rápida de 18W. El Sony cuenta con conectividad NFC, y el Redmi no, aunque el 8T es el modelo que integra esa conectividad para poder hacer pagos móviles.

Xiaomi Redmi Note 8

Los dos tienen conector USB tipo C, mientras que el Sony tiene Bluetooth 5.0 y el Redmi 4.2. A su favor el Sony tiene compatibilidad con audio de alta resolución, con archivos de audio de 24-bit/192kHz, y además cuenta con la certificación IP68. Lo que le hace resistente al agua y el polvo, hasta el punto de poder sumergirlo en el agua durante treinta minutos hasta metro y medio. El Sony tiene lector de huellas integrado en el botón de encendido lateral, mientras que el Redmi lo tiene en la parte trasera. El Sony llega al mercado con Android 10 como sistema operativo, mientras que en el caso del chino cuenta con Android 9 con MIUI 11, aunque es de esperar que reciba Android 10 en este primer trimestre del año.

Precio y conclusión

Si nos ceñimos al precio, del Xperia 10 II todavía no lo conocemos, pero podemos hacernos una idea de cuál será si tenemos en cuenta el de su predecesor, el Xperia 10. Este llegó a España por 349 euros. Por su parte el Xiaomi Redmi Note 8 tiene un precio actualmente para la versión de 4GB+64GB de 161 euros. Estamos hablado de prácticamente 200 euros de diferencia. Incluso si nos pusiéramos en el mejor de los casos en el Sony y llegara por 299 euros, serían más de 100 euros de diferencia. Por lo tanto en precio la elección es clara. Y si nos centramos en características, tenemos una procesador idéntico, por lo que el rendimiento es el mismo.

Sony Xperia 1 II pantalla

Por eso habría que fijarse en otros aspectos, como la cámara, con los prestigiosos sensores de Sony, o la pantalla, que es más panorámica en el Sony. También este cuenta con otros aspectos interensantes como la compatibilidad con audio de alta resolución o protección IP68, algo más acorde de la gama media. Por lo tanto, la elección es clara, si te mueves por el dinero y el ahorro sin renunciar al rendimiento, el Redmi es tu elección sin lugar a dudas. Pero si lo que buscas es un móvil con aspecto y acabados premium, y algunas características reservadas a las gamas altas, así como un mejor agarre y menor peso, el Sony será una excelente ocasión, cuando llegue a España, aunque previsiblemente cara.

Escrito por Jorge Sanz