El despliegue del 5G se encuentra en un momento crucial, ya que más allá del lanzamiento de nuevos dispositivos compatibles con esta tecnología, hace falta llevar estas redes hasta el último rincón del planeta, y eso está muy lejos aún de hacerse realidad. Así se lo ha transmitido el CEO de Ericsson al propio Donald Trump recientemente.

El despliegue del 5G depende principalmente de que los operadores puedan contar con redes modernas que sean compatibles con las altas velocidades del 5G, y que a su vez operen en las frecuencias acordadas. Eso es lo que está en juego ahora mismo en muchos territorios, como en Estados Unidos, donde el despliegue del 5G parece lejos de avanzar a buen ritmo, al menos de momento.

El despliegue del 5G en Estados Unidos preocupa a Ericsson

La empresa de telecomunicaciones es una de las que está liderando el despliegue del 5G en muchas regiones del mundo, y sin duda una de las más importantes es la implantación en Estados Unidos. Y por lo expresado por el CEO de Ericsson, Borje Ekholm, no parece que ese despliegue marche en aquel país al ritmo que debería de cara a satisfacer la enorme demanda que va a sufrir el sector en los próximos meses y años.

Ericsson

De hecho el propio CEO de Ericsson transmitió esas preocupaciones al propio Donald Trump en una cena a la que asistieron más de veinte CEO globales de compañías tan importantes como Nokia, Sony, Rakuten o Softbank. En el discurso del responsable de Ericsson instó a Donald Trump a que tome medidas cuanto antes para que el espectro de Banda C (3.7GHz-4.2GHz) esté disponible para los operadores. Una circunstancia que considera capital para poder llevar a buen puerto la implementación del 5G.

móviles Samsung

Además de instar a la aceleración de estos procesos, también le pidió a Trump que su país reduzca los obstáculos relacionados con los permisos de implementación de la nueva tecnología, así como a acometer las mejoras necesarias en la red eléctrica para que esta expansión del 5G se pueda llevar a cabo lo antes posible. En palabras del propio Ekholm «Lo que desearía es que Estados Unidos lidere el desarrollo de 5G» en clara alusión a que la administración Trump podría hacer más a la hora de favorecer el desarrollo necesario para facilitar la implementación de la nueva tecnología.

antena de telefonía

Por su parte, Donald Trump respondió al CEO de Ericsson que su país ya estaba trabajando para reducir los plazos de implementación de las redes y también en poder liberar el nuevo espectro. También añadió que su país se encuentran en muy buena forma cuando se habla de desarrollo, «Creo que estamos muy avanzados, más de lo que la gente piensa» a lo que añadió que precisamente empresas como Ericsson o Nokia estaban haciendo un gran trabajo en el despliegue del 5G.

Ericsson Torre de 5G

Sin la liberación del espectro de frecuencia para el 5G una gestión ágil de los permisos para la implementación de esta tecnología es difícil que esta pueda estar disponible para los usuarios de forma proporcional a la expectativa de demanda que se está generando. En los últimos meses hemos conocido la negativa de Estados Unidos a que Huawei forme parte de esa implantación del 5G. Precisamente ahora muchos operadores de zonas rurales están adaptando sus redes a equipos alternativos de Huawei, lo que está abriendo el mercado a otras empresas como Ericsson o Nokia que actualmente están liderando el mercado de la implantación del 5G.