El OnePlus 7T se enfrenta a fuego y arañazos en esta prueba de resistencia

Móviles

El OnePlus 7T es uno de los móviles más destacados del momento, un modelo que ha llegado con importantes novedades en lo referente al diseño, ya que cuenta con una parte trasera completamente renovada. Hoy vamos a comprobar si este móvil es capaz de aguantar auténtico vandalismo tecnológico en esta prueba de resistencia, con arañazos y fuego.

A diferencia del modelo Pro, este móvil de OnePlus tiene un aspecto mucho más diferente, y una gran superficie de cámara que vamos a comprobar cómo se comporta en una prueba como esta.

Prueba de resistencia del OnePlus 7T

Esta es ya una prueba de resistencia habitual cada vez que un nuevo móvil llega al mercado. Todos ellos van pasando por las mismas pruebas, que miden el grado de resistencia del teléfono a peligros que normalmente no deberíamos vivir en el día a día de un teléfono, pero que en casos extremos, quién sabe. Como siempre, la primera prueba pasa los punzones por encima de la pantalla, dejando su rastro sobre ella con diferentes intensidades, de una manera que no es muy diferente de como lo sufren otros móviles.

Tanto el cuerpo de su parte trasera como la cámara de fotos y el gran cristal circular que le recubre, resisten bastante bien a los arañazos de la cuchilla, hasta el punto de que en el cristal no quedan arañazos apreciables y en la carcasa trasera son muy poco apreciables, así que en este aspecto se comporta muy bien. Ante el calor que desprende el mechero con su llama vemos cómo la pantalla va cambiando de color, se va aclarando, pero finalmente esta mancha termina por desaparecer, sin haberse deformado la superficie de la pantalla, por tanto, también aprobado en esta faceta.

OnePlus 7T camaras

Una de las pruebas que dio origen a este test, que busca comprobar los daños del teléfono cuando se le intenta doblar con bastante fuerza, ha desvelado uno de los puntos más frágiles del teléfono de OnePlus. Porque como se puede comprobar, mientras que en el primero intento doblando la pantalla hacia afuera no hay daños, al hacerlo de manera inversa, apretando sus extremos hacia dentro, podemos comprobar que el cristal de la parte posterior del teléfono se rompe y se agrieta. Es justo la parte central del lateral del teléfono en la que se rompe el cristal, extendiéndose a a buena parte de la trasera del teléfono. Estructuralmente el teléfono aguanta bien, de hecho su pantalla sigue funcionando con normalidad y recupera su forma original. Pero es verdad que el cristal trasero es más frágil de lo que podíamos esperar. Evidentemente esto no debería ocurrir en el día a día, pero nunca se sabe. A vosotros qué os parece, ¿es lo suficientemente resistente?

Escrito por Jorge Sanz

Fuente > JerryRig Everything