Italia sanciona a Apple y Samsung por actualizaciones que ralentizan sus móviles

Apple

Italia se convierte en el primer país en sancionar a las grandes tecnológicas en relación con la obsolescencia programada, práctica de dudosa legalidad que siguen multitud de empresas para “obligarnos” a comprar sus nuevos dispositivos una y otra vez. En esta ocasión el organismo antimonopolio del país europea ha decidido sancionar a Apple y Samsung por actualizaciones de software defectuosas.

Según podemos leer en diferentes medios italianos, el organismo de control antimonopolio de Italia acaba de hacer pública la multa a Apple y Samsung por valor de 5 millones de euros ($ 5.7 millones) después de analizar las muchas quejas encontradas respecto a los móviles de ambos fabricantes y, sobre todo, de la reducción de velocidad de los mismos después de pasar por diferentes actualizaciones de software.

Todos vemos cada año como modelos antiguos de iPhone se quedan sin soporte para nuevas versiones del sistema operativo de la compañía o, los más afortunados, logran actualizar a la última versión de iOS a cambio de una evidente reducción del rendimiento del iPhone. algo similar sucede con Samsung y sus actualizaciones de Android, motivo por el cual la justicia italiana ha decidido sancionar a Apple y Samsung por lanzar estas actualizaciones defectuosas sin avisar a los usuarios de posibles fallos de rendimiento.

En el caso de Apple los modelos afectados son el iPhone 6, iPhone 6 Plus, iPhone 6S y iPhone 6S Plus, mientras que en el caso de Samsung el “culpable” es el Samsung Galaxy Note 4 y su polémica actualización a Marshmallow.

sancion

Las compañías del Grupo Apple y el Grupo Samsung han llevado a cabo prácticas comerciales deshonestas. Las actualizaciones de software en los teléfonos de Apple y Samsung  causaron fallas graves y redujeron significativamente los beneficios para el usuario, lo que aceleró la sustitución.

Estas declaraciones de la organización antimonopolio son el resultado de esta sanción, que llega después de que diferentes grupos de consumidores italianos expusieran ante la justicia que las actualizaciones de software de los móviles de ambas compañías reducían la funcionalidad de los mismos y estaban diseñados para incentivar la compra de los nuevos modelos que los fabricantes lanzaran al mercado. Dicho de otra froma, que ambos fabricantes ralentizan sus smartphones a propósito para que te compres otro.

Apple, multada doblemente

Apple se lleva la peor parte de la sanción, pues es “agraciada” con una multa “extra” de otros 5 millones de euros por no proporcionar a los clientes información clara sobre cómo mantener o reemplazar las baterías de los móviles.

Apple no proporcionó ninguna medida de asistencia para los iPhone que habían experimentado problemas de funcionamiento no cubiertos por una garantía legal, y solo en diciembre de 2017 ofreció la posibilidad de reemplazar las baterías a un precio con descuento.

Además de la sanción de 10 y 5 millones a Apple y Samsung, ambas compañías están obligadas en Italia a publicar una declaración en sus webs del país europeo informando de la decisión del organismo antimonopolio.

Escrito por Miguel Martínez

Fuente > Aska News