Controla el uso que pueden hacer las apps de tu localización en iOS

Apple

Hoy en día prácticamente todas las aplicaciones que podemos instalar en nuestro smartphone, ya utilice un sistema operativo Android como iOS, seguramente nos pidan acceder a nuestra ubicación. Sabiendo dónde estamos, las aplicaciones son capaces de ofrecernos información personalizada interesante y acorde a donde estemos en todo momento. Sin embargo, brindar acceso continuo a nuestra ubicación, además de suponer un gasto innecesario de batería, supone una considerable pérdida de nuestra privacidad.

Los sistemas operativos móviles, como Android y iOS, se toman en serio la privacidad de los usuarios. Para evitar que las aplicaciones puedan hacer un uso descontrolado de los recursos de los dispositivos, cuando necesita acceder a un elemento, como a la ubicación o al almacenamiento, debe pedir permiso al usuario para que sea este quien decida si se lo concede o no.

Cuando abrimos una aplicación, uno de los permisos más solicitados, sobre todo el iOS, es el acceso a la ubicación. Las aplicaciones para iPhone nos piden permiso para localizarnos tanto mientras estamos utilizando la aplicación como cuando no lo hacemos. Sin embargo, una vez concedido el permiso, ya no nos lo vuelve a preguntar, teniendo que cambiar esto, si queremos manualmente.

Si nos preocupa nuestra privacidad y queremos tener controlado el acceso a nuestra ubicación de todas las aplicaciones (y los propios servicios de iOS) que tenemos en nuestro iPhone, en el siguiente artículo os vamos a explicar, paso a paso, cómo podemos controlar el acceso a nuestra ubicación que tienen las apps de iOS.

Otras configuraciones de iOS que nos permiten mejorar nuestra privacidad

La localización es uno de los aspectos que más influye en la privacidad de los usuarios (y en la duración de la batería, ya que, si no controlamos nuestras apps, tendremos muchas peticiones de ubicación que, al final, drenarán nuestra batería). Sin embargo, no es el único elemento que influye en nuestra privacidad.

Además de controlar la localización, iOS también nos permite controlar a la información que pueden acceder las distintas aplicaciones que tengamos instaladas. De esta manera, desde el apartado de Ajustes > Privacidad, iOS nos permite elegir qué apps pueden acceder, por ejemplo:

  • A nuestros contactos.
  • Eventos del calendario y recordatorios.
  • Fotos.
  • Micrófono.
  • Cámara.
  • Información de salud.

De esta manera, prestando un poco de atención a la hora de configurar nuestro dispositivo vamos a poder mejorar notablemente nuestra privacidad, evitando que las aplicaciones tengan acceso total a nuestros datos.

Escrito por Rubén Velasco