Europa prepara una nueva multa a Google por las apps preinstaladas en Android

Escrito por Miguel Martínez
software

Ha algo más de un año señalábamos que Bruselas tenía a Europa en su punto de mira por dos actividades ejercidas por la compañía en la actualidad. La primera es su posición predominante en los motores de búsqueda que favorecían a sus intereses, algo por lo que ya ha sido multada. La segunda multa a Google está por llegar y hace referencia a las apps preinstaladas en Android.

Los reguladores antimonopolio de la UE están preparando otra multa récord a Google que superaría los 2.400 millones de euros impuestos por Europa tras investigar que la compañía hace un uso de Google Shopping no del todo justo. Esta vez el origen de las investigaciones de la Unión Europea se encuentra en el sistema operativo móvil Android de la compañía, según fuentes familiarizadas con el asunto citadas por Reuters.

Suponiendo que las conclusiones del equipo que está investigando el caso coincidan con las de Bruselas, estaríamos a las puertas de que la Comisión Europea emita una decisión en contra Google de a finales de año. En abril, la Comisión acusó a Google de usar su posición dominante en Android para excluir a sus rivales tras una denuncia del grupo FairSearch, la firma de privacidad Disconnect Inc, la tienda portuguesa Aptoide y la tienda rusa Yandex.

android

Apps de Google preinstaladas en Android

Se espera que la multa a Google supere esa penalización de 2.400 millones de euros de la que hablábamos hace unos días. El motivo no es otro que violar las leyes antimonopolio comunitarias que la Unión Europea está esgrimiendo para acabar con la posición de Google en el mercado. Y es que aunque la compañía asegura que los fabricantes de Android no están obligados a pre-instalar aplicaciones de Google, la realidad es que si quieres instalar alguna de estas apps debes hacerlo en conjunto para pasar el test de compatibilidad y firmar el Acuerdo Anti-fragmentación.

El responsable de la legislación antimonopolio de la UE dijo que las tácticas de Google incluyen exigir a los fabricantes de teléfonos inteligentes que preinstalen la app de Búsqueda de Google y el navegador Google Chrome a cambio de obtener acceso a otras aplicaciones de GoogleLa compañía también fue acusada de pagar a los fabricantes de smartphones y operadores de redes móviles para que sólo instalen la Búsqueda de Google en sus dispositivos.

 

Según el medio citado, un comité de expertos está ya investigando a fondo el caso para, en caso de coincidir con las sospechas de Europa, imponer la multa a Google más grande vista hasta la fecha.

Fuente > Reuters