Crossy Road un juego sencillo y adictivo para el tiempo libre

Escrito por Iván Martín
Análisis Aplicaciones

Ahora llega un momento en el que se tiene más tiempo libre, ya sea por la llegada de las vacaciones de verano o, simplemente, debido a que las tardes son muchos más largas. El caso, es que una excelente forma de pasar el rato es utilizar el smartphone o tablet que tengas en casa y, un juego perfecto para ello, es Crossy Road.

Hablamos de un juego tipo casual, por lo que el objetivo es conseguir lo máximo en partidas puntuales, no ir avanzando en una historia perfectamente hilada en la que el tiempo a emplear es mucho para conseguir ganar (un ejemplo de estos son los que tienen como objetivo evolucionar un imperio). Por lo tanto, Crossy Road permite disfrutar tanto cuando se está en casa sin mucho que hacer como esperando en la estación del metro –ya que las necesidades de conexión de datos se restringen a, simplemente, la descarga del desarrollo-.

Los requisitos mínimos que tiene Crossy Road no son muy elevados, y en modelos como los Moto E3 es completamente posible disfrutar de una experiencia de uso de lo más satisfactoria. Eso sí, el sistema operativo que se debe tener es Android 4.1 o superior, algo que no es muy bajo pero que cumplen la inmensa mayoría de los terminales actuales. El caso, es que ni hay problema para la ejecución ni para el uso, ya que el desarrollo está completamente traducido, lo que siempre es importante –y que no ha costado mucho, ya que la cantidad de texto es muy reducida-.

Estéticamente los gráficos de este juego son simpáticos, pero no se debe esperar de él que ofrezca los más trabajados en tres dimensiones que existen, ni mucho menos. Eso sí, cumplen con su cometido y todo o que se muestra es completamente reconocible –el sonido es muy repetitivo, por cierto-. El uso, como no puede ser de otra forma, implica la manipulación de la pantalla táctil con la que se hará avanzar al protagonista o dar saltos laterales para evitar los vehículos y conseguir cruzar. Crossy Road, de complejo, nada de nada.

Jugando a Crossy Road

En el juego se incluye un asistente inicial que permite conocer lo que se tiene que hacer para ir avanzando. Todo es sencillo y, la calve para conseguir la mayor puntuación, es ser rápido y preciso en los movimientos (y, a la vez, tener una buena dosis de suerte ya que probar a que no venga nada desde lo laterales es una opción que, antes o después, se tendrá que hacer). Al menos, en nuestra opinión, es bastante divertido y permite asar buenos ratos compartiendo incluso la puntuación que se consigue con el paso del tiempo.

Ciertamente Crossy Road peca de ser algo repetitivo ya que, pese a que los más se generan de forma aleatoria en cada ocasión, puede ser que con el paso del tiempo lo que hemos comentado ocurra. Pero, como hemos indicado, este es un título casual, por lo que simplemente se dará uso en periodos de tiempo cortos y, por ello, no hemos detectado aburrimiento alguno. Eso sí, hay algunas opciones adicionales que hacen que se tenga interés en conseguir monedas en el juego.

Un ejemplo es el poder comprar nuevos protagonistas (como puede ser un elfo o una vaca, que si no se tiene la cantidad pedida siempre es posible acudir a las compras integradas). Además, nos ha llamado la atención que se hace una “foto” del momento en el que sucede el atropello y, esta, es posible compartirla en redes sociales. Es divertido, no hay duda.

Descargar Crossy Road

Este juego se pude conseguir en las tiendas Galaxy Apps y, también, en Play Store. En ambos casos no hay que pagar absolutamente nada por la descarga que no es muy larga (apenas 20 MB), por lo que Crossy Road no consume mucho espacio de almacenamiento. Por ser divertido y algo diferente, merece la pena darle una oportunidad, y además es una opción para que los niños se entretengan con los dispositivos móviles (siempre con cuidado de que no accedan a las compras integradas.

Tabla Crossy Road

Descarga de Crossy Road en Galaxy Apps.