Las medallas de Tokio 2020 estarán fabricadas con restos de smartphones reciclados

Escrito por Miguel Martínez
Móviles

Ahora que ya han finalizado las Olimpiadas de Verano de 2016, y a la espera de que esto próximos 4 años pasen lo más rápido posible, hoy descubrimos nuevos detalles sobre la fabricación de las medallas de Tokio 2020, a pesar de que aún queda mucho tiempo para la celebración de los juegos. De acuerdo con la publicación japonesa Nikkei, los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 quieren obtener el oro, plata, y bronce mediante el reciclaje de los materiales que se encuentran en millones de smartphones desechados y otras piezas de pequeños electrodomésticos.

A nadie se le escapa que Japón es uno de los mayores consumidores de electrónica a nivel mundial. Consecuencia directa de este hecho es la cantidad de basura electrónica que se genera en el país Nipón. Si tenemos en cuenta que los tres metales preciosos que dan forma a las medallas de los juegos olímpicos se utilizan en diversos componentes de estos aparatos debido a su conductividad y su alta maleabilidad, es lógico pensar que Tokio 2020 centrará la producción de sus medallas en el reciclaje electrónico.

Una mina de oro… plata y bronce

Si nos fijamos en datos puros, desde la misma publicación se asegura que para los Juegos Olímpicos de 2012 se usaron 9,6 kilos de oro, 1.210 kilos de plata y 700 kilos de cobre (para las medallas de bronce). Si tenemos en cuenta que en 2014 se logró reciclar en Japón 143 kilos de oro, 1.566 kilos de plata y 1.112 toneladas de cobre de productos reciclados, podemos ver como la basura electrónica se convierte en una auténtica mina de metales preciosos.

reciclaje smartphones

De hecho la cantidad de oro y la plata que se encuentra en la basura electrónica japonesa constituye el 16% y el 22% de las reservas totales del mundo, respectivamente. Y eso que alrededor de 650.000 toneladas de pequeños aparatos electrónicos, se descartan en Japón todos los años. EL reciclaje del que se obtienen estos materiales “sólo” afecta a 100.000 toneladas de basura electrónica.

La mayoría de las veces, los metales recuperados de la basura electrónica se utilizan para hacer nueva electrónica, aunque de aquí a cuatro años se emplearán en la fabricación de las medallas de Tokio 2020.

También te puede interesar…