Samsung Galaxy S7 o S7 Edge, ¿quién gana en un test de batería?

Samsung

Ambos salieron al mismo tiempo. Ambos son casi idénticos en diseño, ejecución y aspecto. Pero una de las diferencias entre el Samsung Galaxy S7 y el S7 Edge radica en su autonomía. Descubre cuál de los dos modelos aguanta más sin cargar. Pista: no hay que fiarse de los mAh en cuanto a la capacidad de la batería.

La autonomía en un smartphone es un aspecto crucial para muchos usuarios que se deciden entre una y otra marca, tal o cual modelo. Una batería que nos dure hasta que volvamos a casa por la noche y no se nos muera durante el día es lo mínimo que se exige. De hecho ya tenemos modelos que se preocupan por durar 48 horas y ‘monstruos’ con las baterías más grandes del mercado para estar una e incluso dos semanas (Oukitel K6000 y K10.000, los reyes de la autonomía).

Bateria S7 desmontada

Pero, ¿y cuándo hay que elegir entre dos variantes del mismo modelo? A simple vista la decisión de si escoger entre el Samsung Galaxy S7 y el S7 Edge en temas de batería está clara, ya que el modelo Edge tiene 600mAh más que el S7 normal. De hecho en las reviews que salieron tras su estreno siempre ponen a la batería del S7 Edge como mejor que la del S7. Pero la web Phoneradar ha querido analizar esto a fondo, planteando una comparativa no basada simplemente en los mAh, capacidad o un par de días de uso, sino en meses y en los ciclos de carga. Y los resultados se pueden interpretar claramente como David noqueando a Goliath para todo aquel que apostase basándose solamente en los miliamperios de una y otra batería.

S7 Versus S7 Edge

Ambos modelos han sido probados ejecutando todo tipo de aplicaciones en condiciones normales, siempre sin cerrarlas, con el brillo en automático la mayoría de veces y haciendo mucha captura de imagen y videos. Como se puede apreciar en las gráficas tras varias recargas, el Samsung Galaxy S7 muestra una autonomía media entre cargas de 24,4 horas de uso, mientras que con la pantalla encendida todo el tiempo la media es de 4,6 horas, variando entre las poco más de 4 horas tras la primera carga y las 6 horas tras varias cargas.

Comparativa gráfica

La batería del Galaxy S7 Edge proporciona en igualdad de condiciones una media de 18,5 horas de uso, y con la pantalla siempre activada se reducen a las 3,7 horas. Y como vemos hay una tendencia a la baja desde la primera carga, que muestra la mayor autonomía a la hora del SOT (Screen on Time) hasta la 5ª, subiendo de nuevo para después bajar otra vez. El S7 presenta por lo tanto una media un 25% menor que el S7 a pesar de venir con una batería mayor. Por tanto en términos exclusivamente de batería lo lógico sería decidirse por el modelo S7 normal, que además es más barato y un poco más compacto en su diseño. Aunque, ¿quién se resiste a la pantalla curvada del S7 Edge?

Escrito por Cesar Otero

Fuente > Phone radar