Usa el sensor de huellas de tu smartphone para desbloquear tu ordenador

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)
Android

Ya estamos acostumbrados a su presencia en los smartphones, los sensores de huella dactilar son ya una cosa cotidiana incluso en los modelos de gama media y, pronto, con la popularización de los sistemas de pago en el móvil, también los veremos en los más económicos. Sin embargo, su uso no tiene que limitarse al móvil, podemos aprovecharlo también con nuestro portátil.

Antes de seguir adelante, hay que comentar un detalle. Aunque estamos hablando de una aplicación para Android 6.0 Marshmallow o superior, curiosamente, el desarrollador ha creado un sistema que, de momento, sólo tiene un cliente compatible con Mac OS, por lo que los que tienen un ordenador con Windows tendrán que esperar al lanzamiento del software correspondiente que se promete que será muy pronto.

pantallas DroidID

La aplicación se llama DroidID, y se puede descargar de forma gratuita desde Google Play siguiendo el siguiente enlace:

DroidID
Desarrollador: Suyash Srijan
Precio: Gratis

El siguiente paso es descargar el cliente para Mac OS 10.11 (El Capitan) o superior, que podemos encontrar en la página del desarrollador, y para que no tengáis que buscar mucho, lo podéis descargar en este enlace directamente. 

El proceso posterior, con las dos aplicaciones instaladas como nos cuenta desde los foros XDA Developers, no puede ser más sencillo. Activamos el cliente en el ordenador que es el que nos permitirá que, al igual que con el iPhone 6 o 6s gracias al MacID podemos desbloquear el equipo, ahora podremos hacerlo igual con la huella registrada en el smartphone. Es importante señalar que no valdrán las huellas registradas en el sistema sino que tendremos que asignarle a la aplicación una específica para el desbloqueo del ordenador. Esto, antes de ser un inconveniente, puede ser una ventaja ya que podemos indicarle una diferente a la que usamos para activar el móvil y así, no tener problemas de que se enchufe el ordenador cuando no queremos.

De este modo, ya nos podemos olvidar de la contraseña cada vez que arranquemos el equipo ya que si tenemos cerca el smartphone, no habrá que volver a recordarla. Una última salvedad, antes de empezar a usar el sistema, hay que parear tanto el móvil como el ordenador mediante el cliente y la app, que se comunicarán mediante bluetooth, para que funcionen correctamente a partir de ese momento. En concreto, hay que empezar por la aplicación de escritorio para, una vez realizado el vínculo, seguir los pasos en la app Android.

También te puede interesar…